Skip to Content

AOL Tech

CarrieriQ posts

Eric Schmidt: : Carrier IQ es un key-logger; Google ni trabaja con él ni lo apoya

La polvareda levantada por Carrier IQ continúa lejos de asentarse y, como era de esperar, Google no ha tardado en volver a pronunciarse para reafirmar su posición al respecto. Como bien recordarás, la historia ha salpicado de lleno a los terminales con Android al descubrirse que el software estaba almacenando información confidencial con la excusa de ayudar a las operadoras a mejorar las sus redes. En unas jornadas dedicadas a la libertad de internet celebradas estos días en La Haya, Eric Schmidt quiso capear el temporal argumentando que su sistema operativo es una plataforma abierta por lo que es posible que a veces surja software que no es especialmente beneficioso para el usuario, como en este caso.

"Hablamos de un key-logger y precisamente lo que hace es almacenar cada una de tus pulsaciones, así que por supuesto que no trabajamos con él, ni mucho menos lo apoyamos".


El presidente ejecutivo de la firma de Mountain View deja entrever así que las acusaciones de que Carrier IQ ha echado el guante a información indebida son ciertas, a pesar de que la compañía asegure que los datos son recogidos de manera anónima y no son almacenados.

Carrier IQ despierta suspicacias en Europa

Estaba cantado que antes o después la polvareda que ha levantado Carrier iQ llegaría a Europa... y así ha sido. La Oficina del Comisario de Información del Reino Unido y la Organización de Consumidores Europea (BEUC) han comenzado a investigar la presencia y los efectos del software de control de la compañía estadounidense en los terminales europeos, al tiempo que el Departamento de Protección de Datos de Baviera ha solicitado información a Apple sobre el uso de Carrier iQ en Europa. Por ahora desconocemos su respuesta, pero cuando estalló el escándalo en Estados Unidos, la postura oficial de los de Cupertino es que sus últimos productos no incorporan Carrier IQ, y que una futura actualización de iOS lo eliminará en los restantes.

Mientras tanto, algunas compañías telefónicas europeas han salido al paso para negar o desmentir el uso de Carrier iQ en sus teléfonos. Samsung Europa ya ha dicho que sus teléfonos no incorporan este software acusado de espiar las comunicaciones de los usuarios y transmitir datos de forma insegura para su análisis por las operadoras (oficialmente, para mejorar la calidad del servicio detectando comportamientos anómalos de los terminales), y lo mismo ha hecho la española Geeks Phone. Por su parte, Vodafone Portugal ha confirmado que realizó pruebas con Carrier iQ en 2009, pero finalmente decidió no utilizarlo, a pesar de que anunció en un comunicado del mismo año su propósito de integrarlo de forma comercial. Sea como sea, la polémica ya ha traspasado fronteras.

Legisladores estadounidenses solicitan formalmente la investigación de Carrier IQ

Decir que Carrier IQ se encuentra en el punto de mira sería quedarnos cortos. Esta compañía estadounidense especializada en software de análisis de datos para operadores de telefonía móvil se hizo famosa de la peor manera posible cuando Trevor Eckhart, un investigador alarmado por la cantidad de datos a la que accedía CarrierIQ, dio la voz de alarma para alertar de un gran hermano instalado en más de 100 millones de teléfonos. El software de Carrier IQ, que funciona de fondo de forma invisible, se inicia con el teléfono y resulta difícil de desinstalar, posee teóricamente la capacidad de grabar todas las conversaciones mantenidas por el usuario, escudriñar sus e-mails y mantener un log con las pulsaciones del teclado; teóricamente de forma anónima y solo para que las operadoras puedan mejorar el funcionamiento de sus redes registrando cosas como consumos excesivos de la batería o pérdidas puntuales de conexión en lugares concretos, pero el secretismo con el que las compañías implicadas han abordado el asunto, y el hecho de que Carrier IQ amenazara legalmente a Eckhart por publicar sus hallazgos, han levantado serias sospechas entre los legisladores estadounidenses. Y eso significa que en cualquier momento podría iniciarse una investigación oficial.

El senador del partido demócrata Al Franken ha exigido públicamente que Carrier IQ se deje de medias tintas y aclare cómo está tratando los datos de los usuarios de los teléfonos en los que ha instalado su software, mientras que su compañero de partido el congresista Edward Markey, ya ha solicitado a la Comisión Federal de Comercio (agencia encargada de velar por los derechos de los consumidores estadounidenses), que se abra una investigación para esclarecer qué es eso de que hay un software espía instalado en millones de teléfonos repartidos por la geografía del país haciendo Dios sabe qué y sin que nadie quiera decir con claridad cómo se está utilizando. Sobre la mesa, las sospechas de que este rootkit podría violar la privacidad de millones de consumidores, así como la ley federal que regula las escuchas telefónicas. Y eso son palabras mayores.

Supercurio desarrolla una app que detecta la presencia de Carrier IQ en tu Android

A estas alturas, ya serás consciente del revuelo que se ha armado al descubrirse que Carrier IQ registraba buena parte de la información de los Android, lo que desató la inquietud y como consecuencia de ello, la polémica. Pues bien, mientras se dilucida el asunto, Supercurio ha llegado al rescate con una aplicación para móviles Android que detecta la larga mano de esta firma en tu terminal. Se trata de una aplicación no terminada, pero que ya puedes descargarla, y lo que es mejor del asunto, es que el código abierto está a disposición de todos los usuarios que quieran mejorarla. La tienes haciendo clic en Leer.

Leer - Android Market
Leer - Github




    Noticias AOL