Skip to Content

AOL Tech

EADS posts

Euro Hawk, el drone más grande de Europa, realiza su vuelo inaugural 'completo'

Euro Hawk, el drone europeo más grande hasta la fecha, realiza su vuelo inaugural
Las cosas están más candentes que nunca en el panorama UAV. Aunque los Estados Unidos siguen llevando la delantera en el desarrollo de aviones no tripulados, hace poco Europa celebraba el éxito del primer vuelo de su avión de guerra invisible no tripulado y ahora Alemania puede volver a los aplausos después de que una unidad completa del Euro Hawk haya realizado su vuelo inaugural en la base aérea del Manching.

El Euro Hawk es un proyecto significativo no sólo porque se trata del UAV más grande de Europa, con una envergadura de aproximadamente 40 metros, sino porque en su concepción han participado la Northrop Grumman y Cassidian (filial del consorcio europeo EADS), que han desarrollado su trabajo sobre la base del Global Hawk estadounidense.

El UAV ha sido modificado con una nueva plataforma electrónica de observación creada bajo las especificaciones del ejército alemán, y podrá realizar misiones de reconocimiento de más de 30 horas y volar a una altura de aproximadamente 20 kilómetros, todo ello sin necesidad de tener un piloto a bordo, dado que el Euro Hawk se controlará desde tierra. Este primer prototipo no ha llegado tan lejos, sin embargo; su primer vuelo "sólo" duró ocho horas, y todavía tendrá que superar unas cuantas pruebas antes de que pueda empezar a vigilar el territorio alemán desde los cielos.

EADS y DolphiTech crean un "destornillador ultrasónico" para encontrar grietas en el fuselaje de los aviones

El plástico reforzado con fibra de carbono se ha convertido en un regalo divino para compañías aeronáuticas (por no mencionar los fabricantes de coches e incluso gadgets), pero así como hace posible la creación de aviones más ligeros, eficientes y económicos, también puede dar algún que otro quebradero de cabeza a los ingenieros.

Uno de los grandes problemas que presenta este material es su potencial fragilidad en caso de que se formen grietas, como las que pueden desarrollarse a elevadas alturas cuando se congelan minúsculas gotas de agua en contacto con las fibras, creando pequeñas fracturas de difícil detección. Hasta ahora la mejor forma de encontrarlas era usar un pequeño martillo y escuchar el sonido procedente de las oquedades formadas, pero científicos del consorcio EADS y DolphiTech han desarrollado una nueva herramienta que hará mucho más sencillo su mantenimiento.

Ambas compañías han desarrollado lo que ya es descrito un "destornillador ultrasónico", aunque más que girar, lo que hace es observar. Concretamente, el aparato hace rebotar ondas de ultrasonidos contra la superficie a inspeccionar, detectando y mostrando en una pantalla las posibles grietas que pueda haber bajo su superficie en forma de gráfico tridimensional. Realmente hace lo mismo que el martillo, pero con una mayor precisión gracias a la tecnología del siglo XXI.

EADS y DolphiTech no han facilitado el precio que podría tener esta herramienta, pero esperan ofrecerla comercialmente a partir del próximo año.

[Foto Dr. Who vía CBM]

Airbike, una bicicleta impresa en 3D con nylon

Durante los últimos meses hemos visto algún que otro interesante proyecto relacionado con la impresión 3D, pero ninguno se acerca por escala y complejidad a la Airbike de EADS. La compañía aeronáutica ha creado esta bicicleta a partir de capas de polvo de nylon, usando un proceso de capas similar a la impresión 3D convencional, aunque con el beneficio de utilizar sinterización por láser para reforzar la estructura. De esta forma, se consiguen partes hasta un 65% más ligeras, pero con la misma resistencia, lo que lógicamente ha despertado el interés de Airbus. Dales tiempo, y en poco podrás imprimir tu propio Aviocar.

CubeSail, una vela solar para recoger e incinerar la basura espacial

Las agencias espaciales de todo el mundo siguen peleándose por lanzar mayores cargas al espacio de la forma más rentable, pero hasta hace poco no se reparaba en la basura espacial que orbita sobre nuestras cabezas. Son restos de cohetes, satélites inservibles y componentes de usar y tirar (hasta 5.500 toneladas según un estudio) que son abandonados en el espacio y presentan un peligro tan grande para futuras misiones como una roca en mitad de la carretera. Por ello, científicos de la Universidad de Surrey, en el Reino Unido, han diseñado en colaboración con EADS Astrium un sistema de reentrada de satélites pensado para dejar nuestra órbita limpia de chatarra.

Su CubeSail es básicamente una vela solar de 5x5 metros y 3 kg de peso, diseñada no para recoger la porquería que ya hemos mandado al exterior, sino para acoplarse a los satélites del futuro una vez completada su misión, y mandarlos de regreso a la Tierra para incinerarlos en la atmósfera. Según sus creadores, todo el sistema cabe en un nanosatélite de 10x10x30 cm, y a finales de 2011 será puesto a prueba antes de ofrecerlo comercialmente a un precio supuestamente "muy reducido". Más adelante, en 2013, esperan ofrecer una versión capaz de desplazar basura espacial ya en órbita.

EADS anuncia la versión tripulada del Julio Verne


Esta ha sido una buena semana para los aficionados a la astronomía entre el aterrizaje del Phoenix Lander y los problemas de tuberías en la Estación Espacial Internacional, pero aún queda más de qué hablar. EADS Astrium Space Transportation ha mostrado una versión "pilotada" de su Automated Transfer Vehicle, alias Julio Verne. Este transporte espacial ya se ha usado en su modelo actual como mula de carga para enviar material a la EEI, pero su nuevo diseño incorporaría una nueva y útil característica: la posibilidad de volver a casa.

Hasta ahora, una vez usado el módulo solo podía ser enviado a la atmósfera para su destrucción (cargado de desperdicios), pero para 2013 EADS podría tenerlo adaptado para regresar en perfecto estado, y más adelante incluso podríamos ver una segunda etapa del proyecto en 2017 con capacidad para tres personas, un poco más congestionado que la foto promocional de arriba. Si todo va bien, dentro de cinco años será lanzada la primera cápsula empleando un cohete Ariane 5, convirtiéndose en la mayor plataforma de transporte espacial del momento (dado que la lanzadera espacial de EEUU ya estará jubilada).

[Artículo en inglés]




    Noticias AOL