Skip to Content

AOL Tech

ETHZurich posts

Este cubo mecánico autoequilibrado camina y 'salta' por sí solo (vídeo)

Érase una vez un cubo distinto a los demás. Un cubo con un sueño. Un cubo que se atrevió a caminar. Su nombre era Cubli, y fue creado por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH) que, cuando no están demasiado ocupados creando drones imposibles de derribar, ayudan a escapar a las figuras geométricas más simples de su mundanal y estática existencia.

Diseñado como un banco de pruebas para sensores, Cubli es un cubo metálico de 15 al que le ha sido conferida la capacidad de movimiento. Para ello cuenta en su interior con tres motores y otros tantos volantes de reacción, que cuando se detienen de forma brusca hacen que Cubli cambie de posición casi con violencia gracias a la fuerza centrífuga. Son pese a todo unos movimientos cuidadosamente medidos, hasta el punto de que el aparato es capaz de mantenerse en perfecto equilibrio sobre una superficie con un plano de inclinación variable. Parando un motor y luego otro, Cubli es capaz de "andar" volcándose de forma repetida sobre sus caras.

Más allá de la curiosidad que despierta en nosotros, Cubli no tiene grandes aplicaciones prácticas. Ni siquiera como cubo de compañía. Los ingenieros de la ETH creen que en el futuro su tecnología podría servir de base para crear robots capaces de explorar la superficie de otros planetas, pero por ahora deberemos conformarnos con su extraña presencia.

Este cuadricóptero inteligente sigue volando tras perder uno de sus motores (vídeo)

Todavía no sabemos cómo dará comienzo la revolución robótica que terminará con los miembros de la especie humana convertidos en resbaladizas baterías orgánicas, pero si esperabas sacudirte de encima los enjambres de cuadricópteros asesinos con un simple matamoscas, será mejor que vayas buscando algo más contundente. Investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zurich) están trabajando en estos momentos en un ambicioso programa con el que buscan desarrollar vehículos no tripulados más sofisticados, y su último avance en este campo es un cuadricóptero capaz de mantenerse en vuelo incluso después de perder uno de sus motores. Literalmente.

A pesar de su simplicidad mecánica y elevada maniobrabilidad, los cuadricópteros poseen algunas desventajas de difícil solución. La más notable es que, a pesar de contar con cuatro rotores, basta con que una sola de sus aspas deje de rotar para que el aparato pierda totalmente el control y se precipite contra el suelo. Los científicos de la ETH han conseguido que esto deje de ser un problema desarrollando un sistema de vuelo con unos algoritmos gracias a los cuales el cuadricóptero es capaz de regular el funcionamiento de sus tres hélices restantes para seguir en el aire y regresar a su antigua posición como si no hubiera sucedido nada. En teoría, esta especie de piloto automático podría permitir que un cuadricóptero siga funcionando incluso tras perder tres de sus cuatro rotores, haciendo posible su regreso a base sano y salvo o al menos reduciendo la posibilidad de un accidente con consecuencias fatales para el aparato. El futuro pinta maravilloso.

Desarrollan una tortuga-robot autónoma capaz de transportar material por los mares

Desarrollan una tortuga-robot autónoma capaz de transportar material por los mares
En esto de los robots lo hemos visto prácticamente todo, pero si quieres un aire fresco en este terreno, no te pierdas lo que tienen entre manos los suizos de ETH Zurich. Este grupo de emprendedores está trabajando a brazo partido en el desarrollo de Naro-Tartaruga, un robot inspirado en una tortuga que navegará de una forma eficiente y autónoma por los mares, transportando al tiempo material dentro de su caparazón. Se trata de una estructura de aluminio con varias aletas que permiten la navegación, tal y como puedes ver en el render de la parte superior.

Este robot es capaz de navegar a una velocidad de 7 nudos (dejando atrás, lógicamente, a las tortugas de verdad), y cuenta con espacio suficiente para albergar una gran batería y toda una suerte de sensores que permitan un funcionamiento autónomo. La idea detrás de este ambicioso proyecto consiste en crear vehículos autónomos que naveguen bajo el agua. ¿Lo conseguirán? Al tiempo.

[Vía IEEE Spectrum y PopSci]

Robots autónomos construyen un edificio de 6 metros usando 1.500 bloques

Los escritores de ciencia ficción han asumido desde hace décadas que algún día, robots autónomos construirán nuestros hogares, y según una demostración hecha en Orleans, Francia, ese futuro no estaría muy lejos del presente. Robots aéreos no tripulados, también conocidos como UAV, construyeron un edificio de 6 metros usando 1.500 bloques. La construcción fue hecha basándose en planos muy precisos, pero los cuadricópteros tuvieron total libertad de movimiento, con independencia del control humano al ubicar cada bloque.

La estructura representa una "aldea vertical" que podría ser el hogar de unas 30.000 personas, y ahora se ha hecho en escala 1:100. El diseño proviene del trabajo de los arquitectos Fabio Gramazio y Matthias Kohler, mientras que la fabricación de los robots estuvo a cargo de un equipo dirigido por Raffaello D'Andrea, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

Te recomendamos que veas el video publicado tras el salto, para admirar la extrema precisión con la que estos robots ubican cada bloque.

Microsoft anuncia el sistema operativo Barrelfish para procesadores multi-núcleo


Un gran problema sufrido por algunos sistemas operativos modernos es que el funcionamiento no mejora como debería con el aumento de núcleos en el procesador. Microsoft Research decidió solucionar ese inconveniente y el resultado es un nuevo sistema operativo recién anunciado. Su nombre es Barrelfish, y fue desarrollado en asociación con ETH Zurich. Este software es una evolución de proyectos como Midori y Sungularity, y usa una especie de base de datos para transmitir información entre núcleos. Te parecerá también asombroso que todo el proyecto es Open Source, así que podrás revisar cada detalle por ti mismo. Al menos, si tienes unas cuantas neuronas más que nosotros.

[Vía DailyTech]
[Artículo en inglés]




    Noticias AOL