Skip to Content

AOL Tech

EjercitoDeEstadosUnidos posts

El ejército estadounidense estrena un prototipo de tienda de aplicaciones para iOS (y próximamente Android)

El ejército estadounidense estrena un prototipo de tienda de aplicaciones para iOS
Lo cierto es que la noticia no nos pilla desprevenidos, dado que ya sabíamos que el ejército estadounidense estaba ya trabajando en un proyecto para crear una tienda de aplicaciones propia que terminara con la pesada burocracia en muchos aspectos. Pues bien, el Army Software Marketplace está ya operativo para los miembros de las fuerzas armadas. Se trata de una tienda basada en web que en la actualidad incluye doce aplicaciones aprobadas para su uso en el ejército, que van desde manuales a programas para rellenar informes.

Inicialmente está disponible para iOS, aunque las autoridades militares han asegurado que pronto habrá una versión para Android. La idea, por descontado, es que el número de apps disponibles crezca y deje atrás las escasas doce actuales, sobre todo con la llegada programadores externos, dado que en palabras del ejército, están "estableciendo y probando los procesos de entrega y aprobación de aplicaciones que permitirá a los miembros del ejército y a terceros desarrolladores a crear aplicaciones para su uso en todo el ejército".

Rayo del Dolor vs. Periodista Masoca, round 2

Rayo del Dolor vs. Periodista Masoca, round 2
Hace cinco años nos quedamos pasmados al comprobar en carnes ajenas los efectos del sistema de control de masas por microondas o Active Denial System del ejército de los Estados Unidos, y por lo que podemos ver gracias a nuestros sufridos colegas de Wired, su temida antena direccional sigue sin emitir arcoíris ni nubes de algodón. Cosa que ya esperábamos, por otra parte.

Spencer Ackerman, corresponsal de la sección defensa Danger Room, se alistó voluntariamente para experimentar los efectos de este arma que transforma electricidad en ondas milimétricas de alta frecuencia para excitar las moléculas de agua de tu epidermis (en vernáculo, que te sientes como si te metieran en el microondas), y lo que es casi igual de importante: se atrevió a inmortalizar su machada para nuestro disfrute.

Ahora mismo la tecnología del ADS sigue teniendo algún que otro problema, como las 16 horas de preparación que requiere para comenzar a funcionar y la gran cantidad de energía que necesita cuando llueve, nieva o el aire está cargado de polvo, pero qué duda cabe de que no querríamos encontrarnos en el lado "malo" del aparato. Y si no te lo crees, puedes ver al bueno de Ackerman haciendo aspavientos tras el salto.

El Pentágono quiere restregar ADN en sus chips para evitar falsificaciones

El Pentágono quiere
Desde hace ya algunos años, el ejército de los Estados Unidos trata de hacer frente como puede a un enemigo invisible y con una capacidad inaudita para infiltrarse en sus sistemas electrónicos: los chips falsificados. Aunque hace años el hardware militar se elaboraba usando componentes propietarios diseñados en exclusiva para el Pentágono, la reducción de costes y la elevada factura de mantener en activo costosísimas máquinas que en ocasiones tienen una vida útil de varias décadas ha obligado a los contratistas a utilizar piezas relativamente comunes en algunos dispositivos, lo que abre las puertas a que se cuelen procesadores e integrados de procedencia dudosa.

Este tipo de hardware, que en no pocas ocasiones tiene origen en China, puede presentar dos problemas: que no funcione como deba o (este es el más grave) que contenga funciones espía. El ejército ya se ha gastado unos cuantos millones de dólares en sustituir piezas que los propios contratistas daban por buenas (un problema que ya conocemos los consumidores de a pie), así que para evitar desastres mayores, está examinando la idea de firmar sus componentes con ADN.

Un nuevo sistema infrarrojo para el Apache permite encontrar al enemigo por el fuego de los disparos

Si ayer te hablábamos del interés del ejército de los EEUU en el desarrollo de UAV capaces de "marcar" al enemigo con sustancias visibles desde equipos electrónicos, hoy directamente nos encontramos con un sistema de visión nocturna concebido para detectar combatientes por el fogonazo de sus armas. A partir del próximo año, los veteranos helicópteros Apache serán mejorados con unos nuevos sensores infrarrojos que, basándose en los destellos de los disparos, podrán situar el origen del ataque con una precisión de cinco metros, sea de día o de noche. A continuación, estos datos son enviados al sistema de tiro del artillero, y para cuando las tropas enemigas quieran volver a apretar el gatillo, es posible que ya tengan una lluvia de cohetes Hydra acelerando en su dirección. El sistema tiene un ángulo de visión de 120º, y el Departamento de Defensa se espera que contribuya a mejorar la seguridad de los tripulantes.

[Vía Gizmag]




    Noticias AOL