Skip to Content

AOL Tech

EscuelaPolitecnicaFederaldeLausana posts

Parrot invierte más de 6 millones de euros en dos firmas suizas para "profesionalizar" sus UAV

Parrot invierte más de 6 millones de euros en dos firmas suizas para
Lo que al principio parecía un simple juguete o un curioso pasatiempo para una compañía más centrada en la producción de navegadores, manos libres y sistemas multimedia para automóviles, ha terminado convirtiéndose en todo un filón para Parrot. Los creadores del AR.Drone han anunciado que invertirán 7,4 millones de francos suizos (6,1 millones de euros/7,5 millones de dólares) en dos compañías creadas por la Escuela Politécnica Federal de Lausana, que como ya te hemos contado anteriormente, acumula una importante experiencia en el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados de pequeñas dimensiones.

SenseFly y Pix4D recibirán cinco y 2,4 millones de francos respectivamente, de forma que la primera de ellas se convertirá directamente en filial de la compañía francesa. ¿Y qué ha podido ver Parrot en estas empresas? Eso lo dirá el tiempo, pero podemos ir diciéndote que senseFly se especializa en la creación de sensores de vídeo para UAVs, mientras que Pix4D diseña software de procesamiento de imagen en 3D. Juntas, proporcionarán a Parrot "acceso a la experiencia y la tecnología [para crear] drones especializados", dejando atrás los juguetes que todos conocemos y abriendo nuevas oportunidades de negocio para Parrot.

AirBurr, un microvehículo aéreo que no sabe lo que es quedarse tirado

Los laboriosos investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Lausana llevan trabajando desde 2009 en un UAV de despegue vertical apto para su uso en zonas con superficies extremadamente complicadas para otros vehículos, como edificios o fábricas afectadas por desastres industriales, y por fin han conseguido que su AirBurr comience a dar sus primeros pasos. Casi literalmente.

Este diminuto helicóptero cuenta con un escudo exterior de fibra de carbono que le permite rodar de forma segura en caso de chocarse y caer al suelo, para a continuación erguirse usando unas pequeñas patitas mecánicas que se extienden para permitirle recuperar el vuelo. Una interesantísima idea que podemos imaginar dentro de unos pocos años en las manos de bomberos y policías.

Si quieres ver la evolución del proyecto, tienes un par de vídeos a continuación.

CleanSpace One, un Wall-E espacial para recoger satélites olvidados

La proliferación de la basura espacial va a terminar dándonos algún día algo más que impresionantes mangas de ciencia ficción. Cada aparato enviado al espacio deja a su paso un reguero de quincalla de alta tecnología de difícil control y que amenaza con impactar con futuras misiones, pudiendo causar daños catastróficos en su equipamiento. Su indeseable e incontrolable presencia ha hecho que agencias como la ESA y DARPA desarrollen diversas soluciones de alta tecnología para atrapar los restos de antiguos satélites y cohetes, en ocasiones incluso para reciclarlos, pero la idea de los ingenieros de la Escuela Politécnica Federal de Lausana es mucho más sencilla: simplemente quieren echarles el lazo e incinerarlos en la atmósfera.

Científicos de la universidad suiza han ideado un robot de recogida de residuos espaciales llamado CleanSpace One, que gracias a su liviana construcción y al uso de componentes relativamente asequibles aspira a convertirse en nuestro futuro bedel espacial. El robot, de sólo 30x10x10 cm, podría lanzarse en 2015 ó 2016 si no hay problemas obteniendo los 10 millones de francos (8,2 millones de euros) necesarios para financiar el proyecto, que se ha concebido básicamente para demostrar la viabilidad tecnológica de un robobasurero espacial capaz de atrapar pequeños satélites en desuso y arrastrarlos hacia su destrucción.

¿Necesitas una descripción más gráfica? Pues tienes un vídeo tras el salto.

Nissan piensa en coches que leen tu mente para adelantarse a tus acciones

Los fans de Nissan ya saben que la compañía de sus amores es una de las más involucradas en el desarrollo de sistemas de protección activa basadas en la predicción de ruta. Hace ya bastante tiempo, el fabricante japonés presentó un sistema de conducción adaptativa capaz de preparar los frenos y el control de tracción en virtud de los cambios en la ruta reflejados en el GPS, de forma que el coche siempre estuviera a punto para atravesar una curva peligrosa, y ahora, tenemos noticias de que piensa llevar esta idea al próximo nivel introduciendo la interpretación de pensamientos. O al menos fantasea con ello.

Nissan, según ha comunicado el propio fabricante, se ha interesado en la labor de José del R. Millán, profesor de la Escuela Politécnica Federal de Lausana, donde está estudiando una silla de ruedas capaz de moverse siguiendo las instrucciones mentales de su usuario. La idea de Nissan es detectar las órdenes que el conductor tiene en mente para que el vehículo pueda adelantarse a las mismas, y de esta forma, preparar todos sus subsistemas para la maniobra antes de que esta tenga lugar.

Hoy por hoy podemos considerar la idea como pura ciencia ficción, pero mañana tal vez tendrás que buscar excusas para que tu coche no sospeche nada raro cuando llegue el momento de llevarlo al desguace...




    Noticias AOL