Skip to Content

AOL Tech

FISA posts

El tribunal FISA autoriza nuevamente a que la NSA obtenga metadatos de llamadas

La corte FISA autoriza nuevamente a que la NSA obtenga metadatos de llamadas
Si bien todos estamos al tanto de la existencia del inmenso programa espía de la NSA, su legalidad todavía no ha quedado establecida, y precisamente, en Estados Unidos se está debatiendo la constitucionalidad del mismo. Un juez ya dictaminó que lo que la NSA hace podría ser inconstitucional, mientras que recientemente otro aseveró lo contrario. Ahora, el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés) ha renovado el permiso para que la NSA continúe con su programa de recolección de metadatos de llamadas telefónicas.

No te confundas, en cualquier caso, porque esta autorización no es nueva. Cada 90 días la FISA debe reconsiderar la legalidad del programa y reautorizarlo de ser pertinente. Lo que sucede es que este proceso generalmente es confidencial, pero en esta ocasión el Director de Inteligencia Nacional ha desclasificado el documento "para proporcionar al público un conocimiento más completo y equilibrado del programa".

Google, Facebook y Yahoo piden a la justicia poder informar sobre las solicitudes de datos del gobierno de EEUU

Google, Facebook y Yahoo piden a la justicia poder informar sobre las solicitudes de datos del gobierno de EEUU
No es algo normal que Google, Facebook y Yahoo se pongan de acuerdo en algo, pero el gobierno de los Estados Unidos lo ha conseguido después de que se diera a conocer la extensión de sus programas de captación y análisis de datos en internet. Las tres compañías, que ya habían solicitado públicamente una mayor transparencia para informar al público en mayor detalle sobre las solicitudes realizadas por las agencias de seguridad e inteligencia estadounidenses, han comunicado de forma conjunta que han presentado una petición ante el Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISC por sus siglas en inglés) con el fin de publicar cifras concretas sobre este tipo de diligencias.

Como ya hemos informado anteriormente, los programas de vigilancia de las agencias de seguridad e inteligencia de los EEUU son totalmente opacos para el público. En esencia, la NSA, la CIA y otras organizaciones pueden solicitar a las compañías que trabajan en internet información privada de sus usuarios para investigar posibles amenazas, pero dichas empresas tienen prohibido revelar siquiera que han sido contactadas con este propósito. Todo lo que pueden hacer es publicar estas solicitudes de información junto al resto en sus informes de transparencia, lo que impide conocer el alcance real de las operaciones de monitorización. El jefe del departamento legal de Facebook lo ha dejado un poco más claro en su comunicado:

Silent Circle sigue los pasos de Lavabit y echa el cierre de su servicio de correo electrónico

Silent Circle sigue los pasos de Lavabit y echa el cierre de su servicio de correo electrónico
Lamentablemente estamos ante el suicidio de otro servicio de correo seguro. Siguiendo los pasos de Lavabit, Silent Circle ha echado el cierre de su correo electrónico, y su CTO Jon Callas, se limita a exponer la naturaleza insegura que sufren los protocolos de correo y los accesos desde el exterior, algo que recuerda a las razones de Lavabit y el trabajo en segundo plano de la FISA. Aseguran que no han recibido ningún tipo de citación, orden o carta de seguridad, pero el CEO de la compañía ha comentado en TechCrunch que tarde o temprano habrían recibido algo debido a ciertos usuarios de alto nivel que hacen uso del servicio. Con el correo cerrado, Silent Circle seguirá ofreciendo teléfono, vídeo y texto con la mista seguridad de siempre, al menos por ahora.

Microsoft y Facebook revelan las solicitudes de información de los EEUU; Google y Twitter piden más transparencia

Microsoft y Facebook revelan las solicitudes de información de los EEUU; Google y Twitter piden más transparencia
Nueve de las principales compañías de internet están caminando sobre ascuas después de que se supiera que colaboraron con el gobierno de los Estados Unidos para facilitar información privada sobre sus usuarios a través de un programa secreto de espionaje denominado PRISM. Desde entonces, han hecho lo posible para distanciarse de las autoridades y limpiar su imagen, alegando que sólo han entregado dicha información cuando mediaba una orden oficial amparada en la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA). Claramente, esto no es suficiente, dado que algunas de estas empresas han comenzado a publicar cifras de solicitudes de acceso. Microsoft y Facebook han sido las primeras. Dado que la propia FISA hace imposible revelar gran parte de la información exigida por el público, Microsoft y Facebook sólo han facilitado números brutos sin pormenorizar ni detallar.

Google pide al gobierno de EEUU publicar más información sobre sus solicitudes de datos

Google pide al gobierno de EEUU publicar más información sobre sus solicitudes de datos
El escándalo creado por el descubrimiento de PRISM ha generado no sólo una gran polémica por la forma en la que el gobierno de los EEUU tiene acceso a los datos de las principales empresas de internet, sino también una auténtica pesadilla para los departamentos de relaciones públicas de dichas compañías, sobre las cuales planea la sospecha de haber estado colaborando (con gusto o sin él) para suministrar información sobre sus usuarios.

Google es una de esas compañías que poner tierra de por medio lo antes posible, de forma que en un artículo publicado en su blog Public Policy, David Drummond, jefe del departamento legal, ha hecho público el envío de una carta pidiendo permiso al FBI y al Fiscal General de los EEUU para publicar el número y el alcance de las solicitudes realizadas por los servicios de seguridad nacional con el fin de obtener información de sus usuarios, incluyendo detalles relacionados con la aplicación de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA).

Según Drummond, visiblemente preocupado por la imagen de que Google pueda estar abriendo sus servidores a los servicios de inteligencia de los EEUU, estos números "mostrarían claramente que nuestro cumplimiento de estas solicitudes están muy lejos de las afirmaciones que se han realizado", apostillando que "Google no tiene nada que ocultar". Ciertamente, sus informes de transparencia serían mucho más interesantes con estos datos...

EEUU desclasifica PRISM al tiempo que se filtra su herramienta de catalogación de datos

EEUU desclasifica PRISM al tiempo que se filtra su herramienta de catalogación de datos

Nunca hemos tenido la imagen de que las oficinas del FBI y la NSA sean un remanso de paz, pero en pocas ocasiones se han tenido que ver en una situación como en la que se han visto envueltas al conocerse que el gobierno de los Estados Unidos opera una de las redes de espionaje electrónico más densas del mundo. El nombre de este programa es PRISM, y sus tentáculos se extienden a los servidores de compañías como Google, Apple, Microsoft, AOL, Facebook y Yahoo entre otras empresas, proporcionando a los espías acceso a mensajes, fotos, audio y vídeo de sus usuarios.

Las preguntas sobre la legalidad de PRISM y cómo funciona exactamente llenan por igual los periódicos y los foros de discusión de internet, de forma que James Clapper, Director de Inteligencia Nacional de los Estados Unidos, ha desclasificado la existencia del programa para aclarar "impresiones indebidas" e "imprecisiones". Según Clapper, PRISM no es un "programa de recolección o minería de datos no divulgado", sino una herramienta para monitorizar las comunicaciones de ciudadanos no estadounidenses a través de sus metadatos (es decir, la información sobre quién envía una comunicación, a quién va destinada y cuándo se produce, sin llegar a acceder al contenido). Igualmente, PRISM es un programa englobado dentro de la legislación estadounidense, de forma que técnicamente todas esas empresas que decían que sólo ofrecen acceso a los datos de sus usuarios si así lo exige la ley no estaban mintiendo.

Esta es la descripción de PRISM en palabras del Director de Inteligencia Nacional:




    Noticias AOL