Skip to Content

AOL Tech

FlyingMachineArena posts

Un cuadricóptero llamado Julie nos felicita la fiestas con su propio árbol navideño (en vídeo)

¿Pueden los robots transmitir algún tipo de sentimiento entrañable? Es difícil de afirmar, pero al menos no podemos negar que el cuadricóptero del siguiente vídeo bien que lo intenta. Tras el salto podrás ver cómo se las ingenia un robot volador del Flying Machine Arena, llamado Julie, para crear su propio árbol de Navidad y felicitar así tan señaladas fechas, muy al estilo de como hiciese su compañero Echo hace un año. Muy surrealista e imaginativo todo, sí, pero, quién sabe, visto como avanza el sector, tal vez de aquí a un tiempo este tipo de iniciativas no sean tan descabelladas...

Robots cuadricópteros juegan a pasarse la pelota sin fallar

No nos cansamos de decirlo, estos avances en robots dan miedo. Directamente desde la famosa Escuela Politécnica Federal de Zúrich nos llega otra maravillosa combinación de cuadricópteros en la que podemos ver como uno de sus creadores se dedica a lanzarle una pelota. Como podrás imaginar, lanzar una pelota a un helicóptero de 4 hélices suena bastante raro, así que hazte una idea como tiene que ser ver a dos de ellos jugar con una pelota sin parar, y lo que es más importante, sin que se les caiga. Los investigadores simplemente catalogan la hazaña como "un experimento" así que no sabemos verdaderamente hasta donde son capaces de llegar. ¿Te imaginas una pareja de robots voladores jugando al frontón? Suena tan lejano...

Echo, un cuadricóptero pianista dispuesto a felicitarte las fiestas (¡en vídeo!)

¿Recuerdas la Flying Machine Arena de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH por sus siglas en alemán)? Pues resulta que tras sorprendernos con un buen surtido de acrobacias, uno de los integrantes de su simpático escuadrón de cuadricópteros inteligentes, apodado Echo, ha decidido obsequiarnos con un pequeño concierto con motivo de las fiestas que se avecinan. La hazaña ha sido posible gracias al uso de un suplemento que hace las veces de falange de nuestro inesperado pianista, un teclado electrónico Yamaha, mucha paciencia y algunas horas de trabajo. El resultado –y la prueba fehaciente de que la historia tiene su dificultad- te espera tras la pausa a modo de vídeo. ¡No te lo pierdas!

Cuadricópteros suizos aprenden a botar pelotas de ping pong en el aire

Hoy hace malabares con pelotas de ping pong; mañana serán los sensores ópticos de sus adversarios. Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH por sus siglas en alemán) han desarrollado lo que denominan la Flying Machine Arena, una especie de campo de juegos para que cuadricópteros inteligentes aprendan a atrapar pequeñas pelotitas al vuelo y lanzarlas de nuevo al aire, repitiendo la operación hasta que pierden el pulso. Por ahora la cosa parece ir bastante bien, y aunque en el juego sólo interviene un cuadricóptero por turno, no cuesta imaginarnos una futura Cúpula del Trueno con robots voladores. Dos entran... ¡Uno sale!




    Noticias AOL