Skip to Content

AOL Tech

Ford posts

Ford recurre a MIT y Stanford para fabricar automóviles capaces de evitar mejor los obstáculos

Ford está realmente comprometida con el objetivo de desarrollar vehículos cada vez más seguros durante la conducción y si para ello requiere de otras compañías no relacionadas directamente con el mundo del motor, no se lo piensa nunca dos veces. La firma estadounidense ha anunciado que va a asociarse con el MIT (una vez más) y con la Universidad de Stanford para poner en marcha unos nuevos proyectos de investigación que ayuden a mejorar las capacidades de los vehículos automáticos para evitar obstáculos.

Concretamente MIT se encargará de estudiar las maneras de predecir los movimientos tanto de los peatones como del automóvil, para ser capaz así de encontrar una vía de "escape" ante la aparición de un imprevisto a sortear. La labor de Stanford, por su parte, se centrará en el desarrollo de una tecnología basada en sensores que permitan ver "más allá" de determinados objetos que bloqueen, la vista, como por ejemplo puede ser un camión de grandes dimensiones.

Alan Mulally dice 'no' a Microsoft

Alan Mulally dice no a Microsoft
La búsqueda del próximo CEO de Microsoft deberá continuar sin Alan Mulally. A pesar de que su nombre ha aparecido durante los últimos meses en todas las quinielas, el salvador y actual jefe de Ford ha confirmado que no tiene intención de abandonar la firma del óvalo azul. Su desinterés ya se daba por hecho después de que un informe del fabricante de automóviles indicara que el ejecutivo tenía intención de permanecer en su actual puesto durante los próximos años, pero ahora ha sido ratificado por el propio Mulally en declaraciones a la agencia AP.

Me gustaría poner fin a las especulaciones relacionadas con Microsoft, porque no tengo planes para hacer ninguna otra cosa que no sea servir a Ford. No tenéis que preocuparos porque me vaya.

Ford apuesta por la energía solar para su C-Max Energi

Ford apuesta por la energía solar para su nuevo C-MAX Energi
Desde hace ya unos cuantos años el CES es considerado la antesala del Salón del Automóvil de Detroit. Son varios los fabricantes que se acercan por la feria de Las Vegas para mostrar de forma anticipada sus últimos avances tecnológicos, siendo Ford uno de esos protagonistas indispensables. Tanto es así que su presidente (y hasta hace poco futurible CEO de Microsoft) Alan Mulally ha dado en varias ocasiones la conferencia de apertura del CES, y este año doblará su apuesta ecológica con el C-Max Solar Energi Concept, un prototipo que aunará la mecánica híbrida de enchufe ya disponible en su monovolumen estrella con un panel solar para acelerar su carga.

Aunque todavía es un modelo de exhibición sin fecha de lanzamiento ni nada que se le parezca, Ford asegura que el C-Max Solar Energi Concept podrá utilizar todo "un día de sol para ofrecer el mismo rendimiento que el híbrido enchufable C-Max Energi convencional", evitando de esta forma tener que dejar el vehículo conectado a la red eléctrica para recargar su batería. Para ello, el panel instalado en el techo cuenta con una estructura de lentes de Fresnel que actúa como si fuera una lupa para concentrar la luz del sol. De acuerdo con los datos oficiales, en un día soleado se podría captar el equivalente a 8 kW o una carga a red de cuatro horas.

El motor eléctrico ayuda a optimizar los consumos e incrementa las prestaciones en determinados momentos, pero el C-Max Solar Energi sigue utilizando un corazón a gasolina como propulsor principal, imaginamos que el mismo 2.0 de 140 CV visto en el C-Max Energi convencional.

El nuevo sistema de prevención de choques de Ford se adueña del volante y realiza maniobras evasivas (vídeo)

Dos eran las tecnologías que Ford quería mostrar hoy a los medios congregados en sus instalaciones de pruebas de Lommel: el "ayudante" de aparcamiento en batería automatizado Active Park Assist, del que te hemos hablado hace unos instantes, y el nuevo sistema de prevención de accidentes Obstacle Avoidance.

Como indica su nombre, el Obstacle Avoidance es un elemento pensado especialmente para evitar colisiones contra cualquier obstáculo que pueda interponerse en la trayectoria del vehículo. Este tipo de sistemas, inicialmente patrimonio exclusivo de los fabricantes de lujo, han comenzado a popularizarse más recientemente entre las marcas generalistas, hasta el punto de que están comenzando a ser comunes si nos fijamos en los niveles de equipamiento más elevados de las berlinas del segmento D. A diferencia de sus rivales, sin embargo, el Obstacle Avoidance de Ford no se limita a avisar al conductor o a detener el vehículo en caso de detectarse un posible impacto contra un peatón o vehículo, sino que es capaz de realizar una maniobra evasiva: el coche gira automáticamente el volante para cambiar de carril y evitar el choque.

Ford quiere aparcar tu coche desde el mando a distancia con el Active Park Assist (vídeo)

Ford Active Park Assist
La actualidad tecnológica puede llevarnos a los sitios más insospechados. En Lommel, una plácida localidad situada en la campiña belga, Ford Europa posee un pequeño centro de pruebas utilizado para poner al límite sus últimos prototipos lejos de los objetivos de los fotógrafos espía, apostados en las inmediaciones para dar caza a los futuros lanzamientos de la compañía antes de su presentación oficial. Estas instalaciones también sirven de banco de pruebas para algunas de las próximas tecnologías que serán incluidas en la gama del óvalo azul, desde suspensiones inteligentes a sistemas de comunicación Car2Car, pasando por nuevos sistemas de aparcamiento automatizados como el que ahora ocupa nuestra atención.

Como posiblemente sabrás si el destino te ha llevado al salón de exposiciones de un concesionario, cada vez más fabricantes están ofreciendo sistemas de estacionamiento que reducen de forma significativa la intervención del conductor. La mayoría de ellos utilizan baterías de sensores para dirigir el vehículo hacia la plaza de aparcamiento y situarlo a una distancia óptima de la plaza, generalmente en paralelo, y requieren que el conductor se limite únicamente a operar el cambio de marchas. El Active Park Assist de Ford va un poco más lejos, puesto que elimina casi totalmente el factor humano. Pensado para aparcar el coche en rincones especialmente angostos, este sistema avisa al conductor cuando detecta una plaza adecuada y permite abandonar el vehículo una vez está encarado en dirección a la plaza de aparcamiento, para después, pulsando un botón del mando a distancia, estacionar el automóvil de forma automática desde el exterior. La maniobra contraria también es posible, de forma que una persona en silla de ruedas o cargada con varias bolsas puede sacar el coche de la plaza de aparcamiento y acceder libremente al interior.

Mondeo Hybrid, C-Max Energi y Focus Electric; tomamos contacto con la gama electrificada de Ford

No todos los gadgets son táctiles, pero algunos requieren un tacto especial. Hace unos días nos desplazamos junto a un pequeño grupo de periodistas a la ciudad alemana de Frankfurt para conocer en persona las últimas novedades híbridas y eléctricas de Ford, concentradas en tres modelos de corte bien diferenciando por técnica y propósito que se engloban dentro de su estrategia Power of Choice. Este "Poder de Elección", tal y como lo plantea Ford, reside en una oferta de vehículos lo suficientemente diversa como para seducir al consumidor medio, y no solo a aquellos más concienciados con el medio ambiente o que han convertido en una cruzada personal el exprimir hasta la última gota (o electrón) a sus coches. Focus Electric, C-Max Energi y Mondeo Hybrid serán los encargados de llevar las ambiciones eléctricas de Ford al mercado generalista.

Antes de comenzar nuestra crónica, hemos de indicar que estos no son los primeros vehículos impulsados a batería en la historia de Ford. La compañía, de hecho, no dejó pasar la ocasión de recordarnos que ya en 1913 experimentaba con este tipo de transportes (poca gente lo sabe, pero algunos de los primeros coches funcionaban con baterías ácidas en lugar de derivados del petróleo), aunque realmente la firma del óvalo azul no se puso realmente las pilas hasta que Toyota lanzó el Prius e hizo un jaque en toda regla al resto de la industria. Desde entonces la compañía ha estado trabajando a destajo para articular una gama híbrida y eléctrica creíble, aunque a diferencia de otros fabricantes, ha optado por electrificar modelos ya disponibles en el mercado en lugar de crear nuevos vehículos diferenciados estéticamente además de mecánicamente. En otras palabras, pocos sabrán diferenciar un Focus Electric y de un TDCi hasta que ambos arranquen. Habrá quien piense que esto resta frescura o diferenciación a la gama, pero también quien agradezca el no verse forzado a conducir un coche especialmente llamativo a cambio de disfrutar de unos consumos más reducidos.

Nuestra toma de contacto con la gama verde de Ford constó de un circuito de 31 km repartidos aproximadamente a medias entre recorrido urbano (con sus semáforos y frenazos; el entorno natural para este tipo de vehículos) y extraurbano (sin posibilidad de recarga por recuperación y mucho más exigente para híbridos y eléctricos). Dada nuestra falta de familiaridad con los vehículos de prueba y el trayecto escogido por Ford no es posible realizar un examen clínico de los consumos obtenidos o tratar de reducirlos a su mínima expresión, así que optamos por conducirlos con la mayor naturalidad posible, exactamente igual que haríamos si fueran nuestros (lo que en el caso de este juntaletras implica conducirlos como si los hubiera robado).

TomTom firma acuerdos con Renault, Ford y Sony para recuperar el protagonismo

TomTom firma acuerdos con Renault, Ford y Sony para recuperar el protagonismo
TomTom ha tenido que tirar de acuerdos estratégicos para poder seguir flotando en un mercado de navegadores que se ha visto muy afectado por la llegada de soluciones integradas de la mano de Apple, Google y Nokia. Al menos eso es lo que intentará el famoso fabricante de navegadores tras llegar a un acuerdo con Renault, Ford y Sony, consiguiendo colocarse con el primero de ellos en 15 modelos del mercado (como mínimo), mientras que con Ford logrará entrar en el sistema de entretenimiento SYNC, aunque no lo hará hasta el año que viene. En lo que a Sony respecta, TomTom llegaría como solución de navegación para el nuevo sistema AV con pantalla de 6,1 pulgadas. Esta jugada no es más que un simple movimiento más de su estrategia con fabricantes de automóviles, ya que en marzo firmaron el mismo tipo de acuerdo con Mercedes, Fiat y Toyota.

Y tú, ¿qué usas más a menudo? ¿Navegadores independientes del tipo TomTom o la navegación integrada de tu teléfono móvil?

Ford injerta el vibrador de una Xbox 360 a un cambio de marchas (o de cómo el mundo real imita a los videojuegos)

Ford injerta el vibrador de una Xbox 360 a un cambio de marchas (o de cómo el mundo real imita a los videojuegos)
Aprender a conducir no es muy distinto de aprender a ir en bici, agujetas y cardenales aparte. Una vez que sabes manejarte al frente de un volante es imposible olvidarlo, pero llegar a ese punto puede ser un poco complicado para los novatos, especialmente si se utiliza un cambio de marchas manual. La transmisión preferida por los puristas es también la más complicada para los conductores noveles, así que Ford ha querido facilitar un poco el proceso de aprendizaje con un nuevo pomo con las entrañas de un mando de la Xbox 360.

El mando, un prototipo construido parcialmente usando una impresora 3D, indica al usuario el momento ideal para cambiar de velocidad, evitando sobrerrevolucionar el motor sin necesidad. Para ello utiliza un procesador Arduino (conectado al puerto de diagnósticos usando la plataforma abierta OpenXC), que se encarga de indicar la marcha engranada usando una pantalla LED y activar el motor de vibración del gamepad. Usando estímulos táctiles, el pomo puede avisarte para que subas o bajes de marcha sin necesidad de mirar el cuentarrevoluciones; no solo se reducen los consumos, sino que además te permitiría cambiar de marchas con la precisión de un piloto de rallyes. Prácticamente como si fuera un videojuego.

¿Serán así los próximos cambios manuales de los deportivos de Ford? Probablemente no, pero algo nos dice que ya habrá por ahí algún fabricante de accesorios de posventa tomando nota...

El 'todo táctil' no convence: Ford volverá a las ruletas y los botones

El 'todo táctil' no convence: Ford volverá a las ruletas y los botones
Cuando los teléfonos con pantalla táctil comenzaron a popularizarse, no fueron pocos los agoreros que los calificaron de moda pasajera, vaticinando su desaparición inminente frente a las tradicionales teclas de toda la vida. No debería ser necesario señalar lo equivocados que estaban. Dicho esto, es cierto que las pantallas táctiles no son adecuadas para todo tipo de dispositivos, y así acaba de reconocerlo Ford con el anuncio de que sus centros multimedia MyFord Touch incorporarán botones y diales "tradicionales" como complemento a las superficies capacitivas, comenzando por la consola central de su pick-up F-150 (tras el salto). Más adelante otros vehículos de la gama Ford también incluirán esta mezcla de controles táctiles y mecánicos que hasta hace muy poco era la norma.

Ford fue uno de esos fabricantes que se inclinó por el "todo táctil" con el abaratamiento de los sistemas capacitivos (el nuevo Mondeo, arriba, prescinde casi totalmente de interruptores físicos), aunque no es el único. Posiblemente el caso más radical es el de Tesla, que optó integrar un gran monitor multitáctil en el tablero del Model S sin el mismo gusto demostrado en el resto del vehículo. En su caso, la falta de botones físicos se compensa en cierta medida con un sistema háptico que envía vibraciones a los dedos del usuario; es más convincente que tocar una pantalla sin respuesta, pero sigue sin ser tan intuitivo como los botones de toda la vida, que se pueden encontrar solo por el tacto y permiten su uso con guantes (algo importante si hablamos de vehículos industriales como la F-150).

¿Será el caso de Ford el primero de muchos o seguirán extendiéndose los controles táctiles para automóviles? Te dejamos con la pregunta.

Ford esconde sus motores eléctricos en las ruedas con la tecnología eWheelDrive

Ford esconde sus motores eléctricos en las ruedas con la tecnología eWheelDrive
Durante los últimos años los automóviles eléctricos han progresado a toda velocidad. Una de las compañías generalistas que más énfasis está haciendo en esta forma de movilidad sostenible es Ford, que a pesar de no dar tanto bombo como otras marcas a sus modelos a baterías, ya cuenta en Estados Unidos con un coche sin emisiones (el Focus Electric) y un buen puñado de híbridos. Son coches que tienen muy poco que ver con esos primeros vehículos eléctricos con baterías de ácido y plomo, pero siguen enfrentándose al dilema de siempre: hay que meter el motor en alguna parte, y no es que las baterías dejen demasiado espacio libre a diseñadores e ingenieros. Una posible solución a este problema es la tecnología eWheelDrive, que integra el motor eléctrico y el sistema de regeneración de la frenada dentro del cubo de las ruedas.

Aunque los motores in-hub no son precisamente nuevos (de hecho llevamos viendo modelos conceptuales desde hace bastantes años), son muy pocas las compañías que se han lanzado a trabajar en este tipo de sistemas, con Mitsubishi a la cabeza. El sistema desarrollado por Ford Europa ha sido creado en un principio para facilitar la construcción de vehículos urbanos muy pequeños, con espacio para cuatro personas en las dimensiones de un biplaza (¿habrá competencia para el Smart eléctrico?). Esto es así porque en palabras de Ford, para el año 2050 se duplicará la población urbana del mundo y se cuadruplicará el parque automovilístico, lo que podría dar lugar a auténticos problemas de congestión y abastecimiento energético.

El uso de motores integrados en las ruedas presenta otra serie de beneficios. Dado que el paquete de baterías se puede distribuir en el suelo del vehículo (algo que ya hemos visto en el Clase B Electric Drive de Mercedes a pesar de que no utiliza esta tecnología) o donde de otra forma iría el túnel de la transmisión, sería posible liberar el espacio donde normalmente se sitúa el motor delantero para almacenar equipaje. Otro beneficio sería utilizar la dirección integrada en las ruedas para hacer posible que el vehículo se desplazara de forma casi totalmente lateral para facilitar así su aparcamiento; una característica compartida con el Hiriko. Por supuesto, este sistema también presenta dificultades, como la necesidad de lidiar con el peso añadido por los motores eléctricos (especialmente si hablamos de configuraciones 4x4 en lugar de un sistema tracción sencilla) o el eterno problema de la masa no suspendida y sus más que posibles efectos sobre las prestaciones dinámicas y el confort de marcha del vehículo.

En estos momentos Ford no ha hecho público plan alguno para lanzar comercialmente su tecnología eWheelDrive, que está sendo desarrollado en colaboración con los proveedores de componentes Shaeffler, Continental, la Universidad Técnica de Aquisgrán y la Universidad de Ciencias Aplicadas de Regensburg. Todo lo que hay hasta la fecha es un prototipo desarrollado sobre la base del Fiesta, pero ya te puedas imaginar que este proyecto existe para algo más que tener entretenidos a los ingenieros de la compañía.

Un vistazo a Ford SYNC AppLink y su conexión con Spotify

Ford continúa con su proceso de maduración de su centralita inteligente para vehículos, Sync, un complemento que en esta ocasión ha querido traer a la MWC para mostrar la nueva función de interacción con aplicaciones. Bajo el nombre de AppLink, el sistema se encarga de tomar el control de las apps, ya sean de Android, BlackBerry o iOS, permitiendo hacer uso de infinidad de funciones que dependerán de hasta dónde hayan querido llegar los propios programadores con las API que ofrece la propia Ford con su programa de desarrolladores.

Y es que la conexión se realizará directamente con la aplicación oficial sin necesidad de hacer uso de otras desarrolladas por Ford. En el caso de Spotify, los desarrolladores de la aplicación del servicio musical se han encargado de incluir las instrucciones necesarias para que AppLink encuentre de inmediato el servicio en escucha que permitirá tomar el control de las funciones a través del panel de mandos del vehículo.

Spotify ahora compatible con SYNC AppLink para Ford en Europa

Spotify continúa viento en popa y a toda vela, y tras un 2012 bastante productivo, ahora ha decidido dar el salto a los mismísimos vehículos de Ford. Realmente sabemos que estas dos firmas se traían algo entre manos desde hace mucho (bastante) tiempo, pero ahora por fin se ha materializado en un lanzamiento oficial europeo durante la Mobile World Congress. Los usuarios de SYNC AppLink para Ford podrán ahora hacer uso del citado servicio musical por streaming, permitiendo el control por voz para la reproducción, parada o cambio de pista por ejemplo, además de conseguir detalles sobre una canción, añadir pistas a un lista o marcar favoritos sin levantar la vista de la carretera. Estas funciones suponen de hecho el primer streamer de música para Sync AppLink a nivel europeo, aunque por el momento desconocemos una fecha concreta de disponibilidad. A ver si aprovechando la feria de Barcelona podemos enterarnos de algo más. Ya sabes; no te vayas lejos.

Ford abrirá su plataforma SYNC AppLink a otros fabricantes para convertirla en "el Android de los automóviles"

Ford abrirá su plataforma SYNC AppLink a otros fabricantes para convertirla en
Siempre tuvimos el pálpito que los esfuerzos por estandarizar el pequeño pero incipiente mercado de las aplicaciones para automóviles llegarían de la mano de Android y de la progresiva adopción de los centros multimedia basados en el sistema operativo del robot verde, pero cabe la posibilidad de que Ford gane esta carrera a Google con SYNC, su propia plataforma multimedia y de comunicaciones.

El óvalo azul ha anunciado en el contexto del CES su decisión de abrir Sync AppLink a cualquier fabricante de automóviles o accesorios interesado sin coste alguno ni restricción conocida, para que de esta forma puedan acceder al ecosistema de aplicaciones de Ford y contribuir al mismo tiempo con sus propios programas. En palabras de Wired, Ford quiere convertir a SYNC en "el Android de las arquitecturas de apps para automóviles", hasta el punto de que ni siquiera pediría una lacónica mención en los centros multimedia de los coches que integraran su plataforma de aplicaciones, aunque fueran de la competencia.

Ford quiere que sepas cuánta vida útil les queda a las baterías de tu vehículo eléctrico

Ford quiere que sepas cuánta vida útil les queda a las baterías de tu vehículo eléctrico
Desde que los automóviles eléctricos osaron escapar de la tumba en la que fueron enterrados a comienzos del siglo pasado, no han sido pocos los consumidores que tienen dudas acerca del funcionamiento de sus baterías a largo plazo. Aunque en un principio las ventajas de los coches eléctricos sobre los modelos con motor de explosión son evidentes, todavía no está muy claro cuánto durarán los paquetes acumuladores de forma aprovechable, especialmente si se les va a dar un uso diario o se tiene pensado utilizarlos para alimentar electrodomésticos. Es problema en potencia que merece ser estudiado como se merece, así que Ford, General Electric y la Universidad de Míchigan se han propuesto arrojar algo de luz.

A través del proyecto ARPA-E, el fabricante de automóviles y sus socios desarrollarán nuevos y minúsculos sensores que podrán ser instalados en las baterías de los vehículos eléctricos, permitiendo así conocer la vida útil que todavía tienen por delante y controlar su funcionamiento de forma más eficiente para prolongar su duración. Estos sensores, que podrán instalarse "en áreas de la batería" donde ahora mismo no es posible colocar sistemas de medición, recogerán datos como la temperatura, el voltaje y la corriente, aunque como suele suceder, esto es algo que cuesta menos de decir que de hacer. El proyecto ARPA-E, financiado con 3,1 millones de dólares, acaba de comenzar a echar en estos momentos, y no veremos sus resultados definitivos hasta dentro de tres años.

Ford crea un sistema biométrico que determina si puedes o no responder a tus llamadas mientras conduces

Hace mucho tiempo que los sistemas de prevención de distracciones dejaron de ser una novedad entre los fabricantes de coches de lujo, e incluso un buen número de marcas generalistas se apuntaron hace tiempo con soluciones como las alertas de cambio de carril involuntario, que no previenen la somnolencia, pero al menos pueden evitar un accidente. Ahora, Ford quiere atacar otra posible fuente de despistes con una nueva tecnología capaz de silenciar tu teléfono móvil en los momentos de mayor estrés.

El sistema desarrollado por la firma del óvalo azul no utiliza cámaras para detectar tu nivel de cansancio como otras soluciones, sino un volante y un asiento dotados con sensores biométricos para sentir la temperatura corporal y ambiental, tu ritmo cardiaco y la velocidad de la respiración. Luego, estos datos podrían cruzarse con la información del tráfico periférico recogida por el sistema de detección de vehículos en ángulo negro o la cámara de vídeo del sistema de aviso de cambio de carril involuntario, de forma que, unido a los registros de aceleración, el propio vehículo es capaz de estimar si las circunstancias del tráfico (y tu propio estado) hacen recomendable que suene el teléfono a través del manos libres.

La idea suena factible, especialmente sabiendo que Ford lleva tiempo experimentando con sensores integrados en los asientos como forma de conocer el estado del conductor. ¿Pero llegaremos a ver algo así dentro de las opciones de SYNC? De entrada, no. Ford no tiene por ahora intención de integrar esta tecnología en ninguno de sus vehículos, dado que antes de dar el paso quiere estar segura del nivel de aceptación que podría tener. Y es que puede que el sistema esté pensado para salvar viadas, pero seguro que más de uno no está dispuesto a que su propio coche le diga si está o no en condiciones de responder a sus llamadas.




Noticias AOL