Skip to Content

AOL Tech

LockheedMartin posts

¿BigDog se queda pequeño? Lockheed Martin ya tiene un convoy de camiones militares autónomos

¿BigDog se queda pequeño? Lockheed Martin ya tiene un convoy de camiones militares autónomos
Robots que llevan municiones y vehículos autónomos que transportan a dichos robots; ese es el sueño de los ingenieros de Lockheed Martin, que están un paso más cerca de materializar este hipotético escenario con su flota de vehículos militares autónomos. El contratista de defensa ha completado con éxito las pruebas en Texas de su convoy automatizado Autonomous Mobility Appliqué System (AMAS) para el ejército y el cuerpo de marines de los Estados Unidos, compuesto por varios camiones militares M915 y transportes de cargas paletizadas PLS (primer vehículo en la foto en la foto), que, gracias a un detector de distancias láser LIDAR y un doble receptor GPS, completaron sin problemas aparentes una ruta de características urbanas.

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)
Las cosas se están empezando a calentar seriamente en el desarrollo de las primeras armas láser viables. Si no hace mucho el contratista alemán Rheinmetall demostró la capacidad de su plataforma Skyguard para derribar proyectiles de mortero en pleno vuelo, sus rivales estadounidenses de Lockheed Martin sacan ahora pecho gracias a su sistema Area Defense Anti-Munitions, ADAM para los amigos, diseñado para interceptar cohetes y drones enemigos.

El dispositivo, de tipo "portátil" (básicamente un tráiler pequeño) y construido con componentes fácilmente accesibles, lleva en fase de pruebas desde el año pasado. Según Lockheed Martin, ADAM puede detectar amenazas aéreas a 5 km de distancia o más, para a continuación hacerlas estallar con la ayuda de un rayo láser de alta energía (HEL) tan pronto como entran en un radio de 2 km, aunque la demostración que podemos ver hoy se realizó a 500 metros por debajo de su alcance máximo. Por ahora no tenemos detalles sobre su puesta en funcionamiento, cadencia de fuego o posible implementación, pero estamos seguros de que ya estás deseando ver el vídeo que te dejamos tras el salto.

Lockheed Martin mantiene un UAV volando durante 48 horas gracias a la alimentación por láser

Durante los últimos años hemos contemplado la irrupción de los sistemas inalámbricos de transmisión de electricidad en todo tipo de dispositivos y segmentos, desde tablets y teléfonos móviles a automóviles. Ahora, también podrían proporcionar capacidad de vuelo ilimitada a pequeñas aeronaves no tripuladas, tecnología láser mediante.

La contratista de defensa Lockheed Martin ha anunciado que las pruebas iniciales de su UAV Stalker han llegado a buen puerto en el túnel del viento, donde este aparato se mantuvo volando durante 48 horas, momento en el que los responsables del test decidieron apagar el interruptor. Según los técnicos, el su sistema de propulsión desarrollado por LaserMotive es tan eficiente que podría mantenerse en vuelo de forma indefinida.

Por supuesto, una cosa es permanecer en el aire puro de unas instalaciones cerradas y otro muy distinto mantenerse en vuelo sobre un campo de batalla, con polvo, humo, nubes bajas y todo tipo de amenazas para el sistema de transmisión de energía láser, pero si quieres profundizar tus conocimientos, te dejamos un par de vídeos a continuación.

Los vuelos de prueba de la nave espacial Orion han sido retrasados hasta 2014, y los vuelos tripulados hasta 2021

Los vuelos de prueba de la nave espacial Orion han sido retrasados hasta 2014, y los vuelos tripulados hasta 2021
Cuando hablamos de vuelos espaciales, no importa cuánto se planifiquen; los imprevistos siempre pueden obligar a un cambio de planes en el último minuto. Por eso no nos asombra saber que la nave espacial Orion no empezará a ser probada en un larguísimo vuelo, que dará la vuelta alrededor del planeta dos veces, sino hasta 2014, cuando la fecha inicial era 2013. Es peor saber que el primer vuelo tripulado se realizará en 2021, cuando antes se había planeado para 2016.

Los vuelos iniciales, a llevarse a cabo en 2014, tendrán como objetivo probar la resistencia a temperaturas extremas, para después probar el sistema de escape de emergencia (algo totalmente nuevo).

El hecho es que los vuelos al espacio siempre han iluminado nuestra imaginación, por lo que esperamos que no existan más retrasos, o seguramente los marcianos se cansarán de esperar nuestra visita y terminarán visitándonos ellos.

[Vía Slashgear]

Una nueva generación de satélites GPS verá la luz en 2014

¿Problemas para localizar satélites con tu navegador GPS? Bien, esto puede ser en pocos años un problema del pasado ya que están pertrechando toda una nueva generación de satélites GPS diseñados por la gente de Lockheed Martin. El programa se estima que tiene un costo de 5.500 millones de dólares (unos 4.200 millones de euros) y promete contar con su primer prototipo en 2014. Este prototipo será bautizado como Block III o GPS III, y no será liberado en el espacio, pero los planes pasan con que 32 de estas unidades vuelen sobre nuestras cabezas en los próximos años.

Estos nuevos satélites mejorarían la precisión, potencia y fiabilidad de la señal, al tiempo que garantizan una "mejor conexión, en especial en núcleos urbanos o bajo zonas boscosas". Por otro lado, prometen una precisión de menos de un metro, frente a los 3 metros actuales. Te dejamos con un vídeo tras el salto.

Lockheed Martin usará dirigibles en vez de satélites para telecomunicaciones en lugares remotos

A pesar de que cada vez que vemos a un dirigible pensamos en horribles desastres como el del Hindenburg, la realidad es que la tecnología usada en estos medios de transporte no es tan dramáticamente peligrosa como pensamos. Sólo hay que ver que la compañía Lockheed Martin, en conjunto con el gobierno de EEUU, está fabricando unos dirigibles denominados HALE-D (High Altitude Long Endurance-Demonstrator), que ayudarán a ofrecer enlaces de comunicación en lugares donde no exista buena cobertura vía satélite. Se ha pensado en el uso de estos vehículos porque además de ser mucho más económicos que un satélite, su característica geoestacionaria permite ofrecer servicios ininterrumpidos por largos periodos de tiempo. Se habla además de una cobertura bastante extensa, con un diámetro de unos 965 km. Los gigantescos globos tendrían celdas solares en el techo para generar su propia electricidad, y opción para pilotaje remoto, muy al estilo de un UAV.

El dirigible de la foto superior es un modelo a escala que fue probado en Akron, Ohio, EEUU. Lamentablemente, y debido a dificultades técnicas, el vehículo tuvo que cancelar la prueba a medio vuelo y realizar un aterrizaje de emergencia. De todas maneras, aseguran que los problemas de estas primeras pruebas sólo sirven para mejorar el modelo definitivo.

Después del salto podrás ver un pequeño video del lanzamiento del primer dirigible HALE-D.

Lockheed Martin usa la realidad virtual para crear mecánicos de aviones zombies

Algo se torció mucho y muy mal en los años 90 para estar como estamos ahora. Se supone que en lugar de seguir esperando la llegada de las consolas 3D, ahora mismo tendríamos que estar retorciéndonos como sacacorchos en el ciberespacio en plan El cortador de césped, pero hasta el momento, sus usos más destacados para la realidad virtual son las visitas arqueológicas 3D, y ahora, gracias a Lockheed Martin, la formación de los militares que deben mantener los aviones F-35 Lightning II.

El contratista de defensa ha diseñado su plataforma CHIL (Collaborative Human Immersive Lab) para reducir los costes de adiestramiento de las personas encargadas de mantener los cazas, usando para ello unas gafas pantalla y sensores de movimiento. Su funcionamiento queda bastante bien explicado en el clip que te dejamos a continuación, donde varios ingenieros de la compañía intercambian piezas con pulso tembloroso, montan misiles y practican tai-chi virtual para mayor regocijo de los programadores. No te lo pierdas.

El exoesqueleto militar HULC demuestra que está hecho un fortachón

La conferencia Association of the U.S. Army no sólo nos ha dejado con robots armados. Este simposio para la industria de defensa estadounidense tenía algo más que los últimos avances para llenar cuerpos de agujeros, y Lockheed Martin no perdió la oportunidad de realizar una demostración para las cámaras de Danger Room de su Human Universal Load Carrier o HULC.

El exoesqueleto militar, pensado para reducir la fatiga de piernas y brazos de los soldados, exhibe en el vídeo tras el salto su capacidad para transportar cargas pesadas sin esfuerzo para el operario, una relativa libertad de movimientos, y lo que es casi igual de importante, la posibilidad de permitir a los soldados moverse con él incluso sin baterías, evitando de esta forma convertirse en patitos de feria una vez superadas sus 72 horas de marcha. El precio, por cierto, sigue siendo un secreto, aunque el fabricante dice que el gobierno de EEUU "podrá pagarlo".

El HUMVEE volador de DARPA comienza a tomar forma

Un momento, ¿DARPA está robando las ideas que teníamos a los 8 años? ¿A este punto ha llegado la División Q de Estados Unidos? Pues sí, querido lector, porque no sabemos si ha sido con uno de esos cascos lectores del pensamiento o infiltrando espías robot en nuestro cajón de los dibujos, pero el hecho es que la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa ha seleccionado dos fabricantes para materializar el proyecto Transformer TX (no te rías), un vehículo para cuatro personas capaz de rodar como un todoterreno cualquiera y de levantar el vuelo para evitar explosivos improvisados/impresionar a las nenas.

Lockheed Martin y AAI Corp son las compañías que luchan por la adjudicación del concurso, y así como la primera no quiere hacer comentarios, la segunda (¡asociada con Terrafugia!) mencionó en junio a Popular Mechanics que su diseño incorpora un rotor que proporcionaría velocidad de despegue y el impulso necesario para permitir posteriormente el vuelo mediante planeo. Una idea interesante, aunque después de ver tantos fracasos en esto de los coches voladores no perderemos el sueño pensando en la versión civil. Además, todo el mundo se sabe que se liga más con un jetpack.

Lockheed Martin y Kaman fabricarán un helicóptero no tripulado para el ejército de EEUU

Aunque te cueste creerlo, el AR.Drone de Parrot no es el único helicóptero no tripulado del mercado. Vamos, ni de lejos. Lockheed Martin y el fabricante de helicópteros Kaman Aircraft llevan tiempo trabajando en un UAV no tripulado para el programa Army Marines Autonomous Technologies for Unmanned Air Systems (ATUAS) del ejército de los Estados Unidos, y todo el esfuerzo (y los millones) invertidos en él se han visto recompensados con el ansiado contrato de producción.

Su adaptación del Kaman K-Max (tras el salto) será un helicóptero capaz de transportar más de 2.700 kg de carga y un piloto opcional, que en un principio sólo debería supervisar el lanzamiento de paquetes en un radio de 10 metros tras recorrer con ellos un máximo de 200 km. Curiosamente, y a pesar de que la evidente gracia del K-Max ATUAS es su capacidad para operar mediante control remoto, Lockheed Martin se ha impuesto a Boeing en el concurso porque sus mayor rival no dejaba espacio en su propuesta a un piloto de carne y hueso. Automatismos, los justos.

Lo que no sabemos es cuándo saltará a la acción; mientras se alista en las fuerzas armadas, puedes echar un vistazo a un prototipo tras el salto.

Vídeo: HULC (el exoesqueleto, no Bruce Banner) da sus primeros pasos

El campo de los exoesqueletos está dando mucho de que hablar. Lo que comenzó con una serie de proyectos con fines militares ya está siendo probado como respuesta a los problemas de movilidad de millones de personas en todo el mundo, pero claro, teniendo su origen en el mundo castrense no es de extrañar que los proyectos de las compañías de defensa sean algunos de los más avanzados.

No hace tanto Lockheed Martin anunció que había ganado un contrato del ejército de EEUU para investigar su plataforma HULC, y hoy tenemos el primer vídeo del invento en acción. Como ya te contamos, HULC (que viene de Human Universal Load Carrier) permite a sus usuarios cargar con hasta 90 kg de peso durante 72 horas de marcha, y teóricamente sería un regalo caído del cielo para las tropas desplegadas en terrenos abruptos, que en ocasiones llevan mochilas de auténtico dromedario. Eso sí, no esperes ver mucha acción en el vídeo de hoy; aunque estábamos esperando que en cualquier momento el soldado se convirtiera en una masa de músculos verdes y empezara a dar saltos por el desierto, lo único que verás será su ¿incómodo? trote entre las rocas.

La NASA marca las pautas del futuro de los viajes supersónicos


Sabemos que el Concorde podría volver para los Juegos Olímpicos de Londres 2012, pero si lo hace, será algo meramente anecdótico. Lo interesante sobre los vuelos supersónicos para civiles viene estos días por parte de la NASA, que tiene vistas en proyectos a gran escala. Presentada como parte de la Investigación de la Administración en la Aeronáutica Avanzada, la aeronave SuperSonic Green Machine que tienes en imagen es sólo una visión de cómo el transporte aéreo puede llegar a ser en el futuro. Se trata de un jet supersónico que emplean un motor en V invertido bajo de las alas, que al parecer ayuda a reducir significativamente el estruendo resultante habitual. Ha sido diseñada por Lockheed Martin y aunque por ahora no es más que un proyecto, la NASA ya ha marcado las pautas de por dónde deben ir los tiros. Ahora sólo es cuestión de tiempo y que estos enormes pájaros metálicos surquen nuestros cielos.

[Vía Inhabitat]

Boeing 747 destruye con un láser un misil balístico en pleno vuelo (y hay fotos)


Primero fueron HUMVEEs tumbando pacíficos UAVs enviados hacia su muerte, y hoy, tenemos noticias de que por fin el Airborne Laser Testbed o ALTB del ejército estadounidense ha derribado con éxito y desde el aire un misil balístico de verdad. La Agencia Antimisiles, que no podía estar más contenta, lleva trabajando años en un Boeing 747-400F modificado con una torreta láser para destruir misiles nucleares a kilómetros de distancia. En el proyecto están involucradas Northrop Grumman, a cargo del láser en sí mismo, y Lockheed Martin, que ha desarrollado el control de fuego.

Durante las pruebas, el ejército disparó desde el mar un misil de corto alcance y combustible líquido simulando una amenaza real. A continuación, el ALTB utilizó un láser de baja energía para localizar su objetivo, mientras que otro secundario medía y compensaba las alteraciones atmosféricas para asegurar la correcta fijación del punto de mira. El último paso fue el disparo de un láser de "clase megavatio", que "calentó el misil balístico propulsor hasta el fallo crítico estructural". La prueba duró únicamente 2 minutos desde el lanzamiento del misil, pero claro, una cosa es derribar un objetivo cuando sabes por donde viene, y otra muy distinta salir a buscarlo sin previo aviso. Un éxito, en cualquier caso.

Si quieres ver la secuencia, tras el salto encontrarás varias imágenes por infrarrojos de la prueba.

El exoesqueleto de combate HULC tendrá más de tres días de autonomía gracias a Protonex


Los exoesqueletos de combate ya están un poco más cerca del campo de batalla. Lockheed Martin ha anunciado que su sistema de asistencia robotizado HULC será actualizado esta semana con una pila de combustible Protonex, que permitirá a los soldados del futuro desplazarse con cargas de hasta 90 kg durante más de 72 horas. El modelo original fue presentado por Berkeley Bionics en el año 2008, pero entonces sólo se dijo que podría ser utilizado en "misiones de larga duración", sin especificar el número de horas o días. ¿El próximo paso? Entre cámaras, sensores, corazas, cascos con proyectores y armas inteligentes, diríamos que la opción Gundam parece tener toda la lógica del mundo.

Lockheed Martin anuncia su "ordenador en una memoria" USB

Cuando hablamos de Lockheed Martin nos vienen a la mente robots espía, aviones y todo tipo de tecnologías militares, pero nunca algo parecido a un ordenador. Con su nuevo IronClad nos hacen cambiar la forma de pensar, y es que esta memoria USB sería todo lo que necesitas para usar un PC público o ajeno con la seguridad de que tu información no será robada. Está claro que su invento fue desarrollado con la ayuda de IronKey, y si pensamos en distribuciones de Linux como DSL, podríamos hasta decir que no ofrecen nada nuevo. Lo que pasa es que nunca antes una compañía tan grande e importante había puesto su nombre y credibilidad detrás de uno de estos productos.

No sabemos qué tipo de software lleva en el interior, pero al menos nos anticipan que incluye criptografía de 256 bits y "al menos" 8GB de almacenamiento interno, además de antivirus y varias opciones de administración remota para que empresas mantengan el control de las memorias, sepan quién las usa y conozcan las aplicaciones que son instaladas en las mismas. Acerca de los precios no se ha dicho nada, aunque nos da la impresión de que la única manera de conseguirlas será por medio de grandes contratos con compañías de buen tamaño.

LEER - PR NewsWire - Lockheed Martin




Noticias AOL