Skip to Content

AOL Tech

Soyuz posts

Excalibur Almaz se propone enviar turistas a la Luna por el módico precio de 100 millones de libras

Excalibur Almaz se propone enviar turistas a la Luna por el módico precio de 100 millones de libras
Richard Branson y Elon Musk ya pueden ir pensando en pisar el acelerador, porque mientras Virgin Galactic y SpaceX siguen pensando o haciendo sus primeros pinitos fuera de la atmósfera terrestre, una compañía británica llamada Excalibur Almaz planea lanzar los primeros vuelos a la Luna a partir de 2015.

Esta empresa fundada por Art Dula, un abogado especializado en patentes y ciencia espacial, piensa adelantar a su competencia utilizando cohetes y sistemas de la antigua era soviética, ahorrando por tanto tiempo y dinero. Concretamente, Excalibur tiene pensado lanzar dos antiguas estaciones Salyut totalmente reacondicionadas con componentes modernos y varias naves Soyuz. La idea es difiere notablemente de las antiguas misiones Apollo que llevaron al hombre a la Luna; por lo pronto no habrá aterrizaje, dado que ninguno de los vehículos utilizados puede alunizar, sino que sus tripulantes orbitarán alrededor de nuestro satélite durante un tiempo.

Más concretamente, el plan de Excalibur pasa por comenzar poniendo en órbita terrestre una estación espacial Salyut, para después lanzar una cápsula reutilizable Soyuz en su dirección. Una vez acoplada, el Salyut, equipada con su propio sistema de propulsión, se dirigirá lentamente hacia la Luna para que sus ocupantes realicen experimentos o simplemente disfruten con el paisaje selenita.

En total, el viaje de ida y vuelta requerirá nada menos que seis meses y 100 millones de libras (124 millones de euros/156 millones de dólares), lo que hace que las 200.000 libras de los vuelos orbitales de Virgin Galactic parezcan un viaje de autobús. Esperemos que los primeros clientes no se olviden de meter calzoncillos de sobra.

Galileo, el sistema de navegación europeo, levanta el vuelo con el lanzamiento de sus dos primeros satélites

Ha costado literalmente más de lo que estaba escrito, dado que su presupuesto se disparó de 3.400 millones de euros a 5.400 millones, pero por fin Galileo ha dado este viernes su primer paso en firme con el lanzamiento de dos satélites desde la Guayana Francesa. El momento ha marcado además un hito indirecto, dado que para transportarlos se utilizó un "económico" cohete Soyuz, que nunca antes había despegado fuera de Rusia o Kazajistán. La operación finalizó a las 3 horas y 49 minutos del lanzamiento, al liberar dos satélites de 700 kg cada uno a 23.222 km de altitud.

El sistema de posicionamiento Europeo, que debería constar de 30 satélites para el año 2019, ira sumando dos lanzamientos cada trimestre a partir de 2012 hasta completar su red, si bien el servicio para consumidores estará operativo a partir de 2014. Más adelante, ya en 2020, se ofrecerá un servicio de pago de mayor exactitud. Su gran precisión, con un margen de error de sólo un metro, será una de las grandes ventajas de Galileo frente al extendido sistema GPS. La otra, que es de gestión civil y europea, cuando el GPS depende en gran medida del ejército de los Estados Unidos, que podría bloquear o limitar su uso en caso de conflicto.

El mayor problema que Galileo tiene por delante es conseguir la financiación necesaria para completar el proyecto a tiempo. A finales de año la Comisión Europea presentará una propuesta a los gobiernos de la Unión con el fin de obtener 7.000 millones de euros. Una cantidad masiva y de difícil compromiso en estos tiempos de estrecheces y bolsillos pelados, pero no lo suficiente como para cerrarse en banda, dado que según los cálculos oficiales, los servicios de geoposicionamiento de Galileo podrían servir para ingresar 90.000 millones de euros durante los próximos 20 años.

La próxima cápsula Soyuz podría aterrizar mediante cohetes


Subes como un cohete, y bajas como una pluma. Así podría resumirse grosso modo un viaje de ida y vuelta al viaje exterior a bordo de un Soyuz. Ahora bien, el viejo sistema de reentrada con deceleración mediante paracaídas parece que podría ser mejorable, y por ello la Agencia Espacial Federal Rusa (Roskosmos) piensa integrar varios cohetes para reducir la velocidad de la cápsula de regreso, haciendo posible un aterrizaje supuestamente más seguro.

En la actualidad las cápsulas Soyuz ya utilizan cohetes a modo de "colchón" durante los últimos segundos de vuelo, pero en el futuro correría principalmente a cargo de propulsores químicos respetuosos con el medio ambiente, posiblemente alimentados mediante alcohol. Suponemos que si el proyecto se encuentra bajo evaluación es porque resulta seguro, pero desde tierra firme, nos quedamos antes con las sedas de siempre que con un montón de litros de combustible pegados a nuestros asientos. También hay que decir que somos de los que siempre cierran la ventanilla cuando van en avión, así que...

[Vía BBC]
[Artículo en inglés]

Viajes al espacio por el cómodo precio de 100 millones de dólares

Desde hace un par de años hemos oído sobre los turistas espaciales, y aunque el precio de los viajes al espacio todavía no está al alcance de nuestros terrenales bolsillos, si podemos ver que son cada vez más baratos. La compañía Space Adventures espera ofrecer viajes para civiles, que saldrían en el 2008 y 2009, a bordo de una de las naves Soyuz. Usar uno de los asientos en esos vuelos te costará *tan sólo* 100 millones de dólares (72 millones de euros), y más específicamente, uno de sus paquetes especiales, "La Misión Lunar", te llevará "al lado oscuro de la Luna". El itinerario todavía no está del todo planificado, y si no puedes probar que tienes una cuenta de banco con los ceros suficientes para abordar el cohete, lamentablemente, ni te contestarán los emails.

[Artículo en Inglés]




    Noticias AOL