Skip to Content

AOL Tech

airbag posts

Amazon consigue registrar su patente de airbag para dispositivos portátiles

Amazon consigue registrar su patente de airbag para dispositivos portátiles
Lo que hace unos meses solo era otra idea en los archivadores del registro de patentes, es ahora un documento aprobado y con el sello oficial de las autoridades para garantizar su propiedad a Amazon. Como tal vez recuerdes, el año pasado la compañía fundada por Jeff Bezos solicitó la patente de un posible airbag para dispositivos móviles, que finalmente ha sido dada por válida. Esto no quiere decir que Amazon tenga por ahora la menor intención de poner en aprietos a los fabricantes de calcetines para el Kindle, pero tampoco por si acaso, no te sorprendas mucho si un día (que no será hoy, mañana, ni pasado) tu teléfono móvil o e-reader termina salvándose a sí mismo de tu torpeza.

Apple patenta un sistema antigolpes para el iPhone

¿Un iPhone con airbag? Suena a broma, pero la patente que acaba de registrar Apple para sus iPhones emplea básicamente la misma dinámica de protección del conocido sistema de seguridad de los automóviles. La problemática planteada por los de Cupertino para sus móviles es clara: quieren que cada vez sean más finos, pero tampoco quieren renunciar a su pantalla y trasera de cristal, tan característicos de los últimos modelos de iPhone. Es bien sabido que el estilizado acabado de la superficie de cristal paga un elevado peaje: es muy frágil ante las caídas más nimias.

Una de las soluciones pasaría por hacer el cristal más grueso, pero como bien sabes, la tendencia del mercado es conseguir que los smartphones sean más y más compactos. ¿Qué solución proponen entonces? Básicamente se trataría de dotar al iPhone de un sistema de almohadillas que amortiguaran la caída y absorbieran el grueso del impacto conservando la integridad del móvil.

Estas partes blandas se ubicarían bajo los cristales del iPhone de forma que no fueran visibles y al tiempo tampoco añadieran más grosor al dispositivo. Si lo recuerdas, Jeff Bezos registró una patente similar para los equipos de Amazon hace unos meses. Veremos si finalmente esta patente acaba viendo la luz en algún producto o engrosa la interminable lista de registros de los de Cupertino.

[Vía CNET]

Jeff Bezos quiere patentar un inexplicable sistema de protección contra caídas para teléfonos

Además de ser presidente de Amazon, Jeff Bezos es una persona con mucha imaginación. Sólo hay que ver la solicitud de patente que él mismo ha firmado, una idea con la que teóricamente se salvaría de la muerte instantánea aquellos teléfonos y dispositivos que caen estrepitosamente contra el suelo. Se trata de un "sistema de prevención de daños" que haría uso de una serie de sensores para activar algo así como un airbag o algún sistema de amortiguación antes del contacto. ¿Realidad o ficción? Mucho nos tememos que habrá que esperar bastante para ver algo como esto en el mercado, y ya puestos a elegir, seguimos prefiriendo el aeropatín antes que esto.

[Vía The Register]

Hövding, una bufanda-airbag para ciclistas

La idea de desarrollar airbags para proteger a los ciclistas no es precisamente nueva. Desde hace tiempo existen ideas como bolsas de aire integradas entre el capó y el parabrisas con las que proteger a peatones y amigos de las dos ruedas, pero una compañía sueca llamada Hövding quiere ponerlas directamente en las cabezas de los atropellados. Su epónimo invento (que en sueco significa "Cacique" si Google no nos engaña) es una especie de bufanda que integra el airbag en cuestión y una serie de sensores que activan el generador de gas cuando se detecta un movimiento brusco como el de una caída o un choque; entonces, en décimas de segundo se abre el collarín, cubriendo con un casco hinchable el cráneo de su portador.

Lógicamente Hövding no trata de sustituir a los cascos rígidos, sino ofrecer una alternativa para la gente que no quiera recurrir a las más incómodas protecciones tradicionales.

Cuando lo vimos por primera vez, creímos que se trataba de un simple diseño conceptual, pero el Hövding es un producto de verdad, y sus creadores piensan lanzarlo comercialmente a comienzos del año que viene. El dispositivo se ofrecerá con el collarín-airbag y una funda a escoger, a un precio de 2.998 coronas suecas, 319 euros al cambio.

Si quieres ver cómo funciona, encontrarás un vídeo de las pruebas tras el salto.

La NASA crea un "airbag" para helicópteros


Por extraño que parezca, es posible que los airbags lleguen antes al exterior de los helicópteros que su interior. ¿El mundo al revés? No tanto, dado que en los accidentes aéreos los choques no son tan localizables como en un automóvil, y en ocasiones simplemente se necesitaría reducir la velocidad de impacto para salvar las vidas de los ocupantes. El proyecto Subsonic Rotary Wing de la NASA ya está en ello, y recientemente ha realizado con éxito su primera prueba.

Para su ensayo, la agencia espacial estadounidense tomó un helicóptero donado por el ejército e instaló entre los patines una especie de almohadas de kevlar diseñadas en forma de panal de abeja, de forma que en caso de que el aparato se diera un barrigazo contra el suelo, este colchón pudiera disipar la mayor parte del impacto.

Ford presenta su cinturón de seguridad con airbag integrado


Hubo un tiempo en que los fabricantes se mostraban contrarios a los cinturones de seguridad porque podían dar a entender que sus coches eran peligrosas; "¿Para qué quieres atarte conduciendo nuestra indestructible tanqueta de hierro colado?". Por fortuna la industria supo cambiar con los consumidores (que al principio tampoco eran muy partidarios del póntelo-pónselo), y hoy día no sólo tenemos cinturones de seguridad, sino también colecciones de airbags tales que parecería imposible que se pudiera romper un huevo incluso dando una vuelta de campana. Ahora, Ford ha unido ambos elementos con la presentación de un cinturón de seguridad con airbag integrado, posiblemente el primero del mundo.

La noticia, que nos lleva nada menos que a 2006, viene a marcar el fin de un largo proyecto que se materializará en los concesionarios con el lanzamiento del Ford Explorer 2010 en Estados Unidos. Más adelante, esta opción de equipamiento también llegará a productos de otros países. Los cinturones han sido diseñados específicamente para los ocupantes de las plazas traseras, y en caso de impacto, se inflan en 40 milisegundos para distribuir la zona de presión de forma más uniforme, cubriendo cinco veces la superficie de un cinturón convencional. Tus costillas posiblemente lo agradecerán.

Toyota desarrolla un airbag para el reposacabezas


Después de haber visto un airbag para ancianos, uno está dispuesto a sumir cualquier cosa y en este sentido, no nos sorprende saber que Toyota acaba de desarrollar un airbag específico para proteger a los pasajeros que van detrás, que será equipado en el minúsculo iQ (sólo en Japón, claro).

Estos airbags se inflan por debajo de las ventanas traseras y protegen la cabeza reduciendo el impacto a la mitad. Como comentábamos, lo equiparán los iQ a finales de año y no se sabe cuándo llegarán a otros mercados.

[Artículo en inglés]

Desarrollan ropa con airbag incorporado para la tercera edad


Una empresa radicada en Tokyo ha desarrollado una vestimenta dotada con airbag que pesa apenas un kilo, pero que en una décima de segundo convertirá a su propietario en un auténtico muñeco de Michelin. Esta protección está orientada a proteger la cabeza, trasero y resto de huesos y nos recuerda mucho a los airbags desarrollados para motoristas. Este airbag costará 148.000 yenes (1.400 dólares/954,20 euros).

[Artículo en inglés]

Los ciclistas de Países Bajos piden airbags en el exterior de los automóviles

Naturalmente, nada impide que te compres un chaleco con airbag como esos que venden por ahí para moteros, pero algunos preferirían que los globos de marras los llevaran los propios automóviles.

La Federación Neerlandesa de Ciclismo ha realizado un estudio que muestra que alrededor de 60 vidas podrían salvarse todos los años si las carrocerías de los vehículos de cuatro ruedas integraran alguna clase de airbag sobre el capó. Estos dispositivos adicionales también podrían evitar alrededor de 1.500 heridos al año, y antes de que pienses que son una locura de alguien que pide por pedir, que sepas que ya han sido inventados por la compañía sueca Autoliv.

Entre esto y los cinturones de seguridad con airbag incluido, al final vamos a tener peleas de almohadas en lugar de atropellos.

[Vía Autoblog]
[Artículo en inglés]

Sony crea "airbags líquidos" para discos duros


Recientemente Sony ha solicitado una patente para una nueva tecnología de "airbag líquido", con la que la compañía espera proteger los datos de tus tarjetas de memoria y discos duros de cualquier daño físico. La idea básica consiste en guardar tus datos dentro de una funda llena de líquido, con una serie de "unidades" capaces de mantener la orientación del disco, y unos diafragmas autoconfigurables con sensores de movimiento. En caso de que las paredes exteriores fueran presionadas, los diafragmas (creados mediante pequeñas protuberancias en las membranas del "airbag") se cerrarían para aumentar la resistencia al flujo del líquido, amortiguando de esta manera el golpe. Tan original como extrañamente complejo.

Se desconocen los planes que puede tener Sony para esta tecnología, aunque sospechamos que podríamos ver Vaios con entrañas acolchadas en el futuro.

[Vía ITworld]
[Artículo en inglés]

Ford desarrolla un nuevo cinturón de seguridad con airbags incorporados


Si te gusta un poco el mundo de las cuatro ruedas sabrás que muchas de las tecnologías aplicadas en la alta competición terminan dando el salto a los automóviles que luego puedes encontrarte en la carretera. La noticia de hoy viene a tratar de uno de estos casos, pero con su propio e interesante giro. The Detroit News informa que Ford está trabajando en una nueva clase de cinturón de seguridad inspirado en los utilizados en las carreras, con la diferencia de que además incluye varios mini-airbags en su interior.

La nueva sujeción consta de un arnés para la cintura y dos más para los hombros, cruzados para crear un cinturón de cuatro puntas. En caso de impacto no solo minimiza el movimiento del pasajero, además las bolsas de aire se hinchan cilíndricamente rasgando las costuras, ayudando a reducir la presión sobre el cuerpo (si alguna vez has tenido un accidente sabrás que las costillas sufren bastante por culpa del cinturón).

A pesar de que suena estupendamente, la compañía reconoce que este diseño podría necesitar años hasta llegar al mercado y que todavía no es cómodo para todo el mundo, especialmente si hablamos de mujeres embarazadas y caballeros con orondas barrigas cerveceras. Así que ya sabes, ves haciéndote a la idea de que para 2012 tendrás que haber bajado unos kilitos si quieres meterte en tu nuevo Focus.

[Vía Autopia]
[Artículo en inglés]




    Noticias AOL