Skip to Content

AOL Tech

armas posts

Esto es lo que pasa cuando imprimes una pistola en 3D y la pifias (vídeo)

Fabricar un arma de fuego en la privacidad de tu domicilio usando una impresora 3D no es todavía tan sencillo como las voces más alarmistas quieren que creas. De hecho, usar los componentes inadecuados en su impresión podrían dejarte con la cara llena de metralla de plástico.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de los Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés), que ya hizo pública su preocupación ante la posibilidad de que elementos indeseables puedan saltarse los controles legales y adquieran o fabriquen sus propias armas usando planos CAD disponibles libremente en internet, ha creado varias réplicas de la pistola Liberator para comprobar su funcionamiento en el banco de pruebas. Los resultados son simples: aunque las características del arma no la convierten en una arma particularmente efectiva, la Liberator y su pequeña bala del calibre .380 siguen ofreciendo la capacidad de penetración necesaria para matar a una persona. El problema para sus propietarios es que, dependiendo del material empleado en su construcción, el finado podría ser la persona que aprieta el gatillo.

De los modelos construidos por la ATF, los construidos usando plástico ABS pudieron resistir sin mayores problemas la fuerza generada por la detonación del cartucho. Sin embargo, al usar plástico Visijet la Liberator saltó en pedazos, enviando fragmentos del arma en todas direcciones. Imaginamos que el disparo en sí mismo será un poco más doloroso, pero no nos gustaría detener con nuestra cara una lluvia de afilados trozos de plástico volando a gran velocidad.

Por supuesto, estamos convencidos de que si una persona está determinada a crear un arma invisible a los controles de seguridad, también invertirá 10 minutos en internet para informarse sobre qué materiales son los más adecuados, pero sirvan los vídeos que tienes tras el salto como advertencia para los aficionados más curiosos.

La primera pistola impresa en 3D se deja ver en un museo de Londres

La primera pistola impresa en 3D se deja ver en un museo de Londres
Existen algunos museos que exhiben piezas realmente extrañas y sin sentido, y el Victoria & Albert de Londres es uno de ellos. La última pieza que han recibido es nada más y nada menos que la Liberator, la primera pistola 3D creada por Cody Wilson en mayo que acabó siendo vetada por razones más que evidentes. El museo ha podido hacerse con los dos prototipos originales, y aunque podrían tratarse de simple copias impresas en una impresora 3D (como ya hicieron miles de personas anteriormente), el propio Wilson asegura que se trata de las originales, ya que ofrecen más autenticidad a la exposición. La pregunta que nos hacemos ahora es, ¿para cuándo la de portales?

[Vía Forbes]

La pistola Liberator puede ser construida con una impresora 3D económica (y resiste 9 disparos)

La pistola Liberator puede ser construida con una impresora 3D económica (y resiste 9 disparos)
Defense Distributed ha conseguido meter el miedo en el cuerpo a un buen puñado de personas con su pistola de plástico de código abierto, pero hasta ahora la única forma de construir tu propia Liberator era teniendo acceso a una carísima impresora 3D de tipo industrial, que no es precisamente la clase de periférico que uno puede encontrar en las estanterías de su tienda de informática de confianza. Decimos eso de "hasta ahora" porque los planos originales ya han sido descargados por incontables usuarios dispuestos a modificar el diseño original, en el caso que nos ocupa, para poder construirla usando una impresora económica Lulzbot A0-101 (con un precio de unos 1.700 dólares) y un puñado de tornillos.

Esta nueva Lulz Liberator se distingue del modelo original por el uso de un cañón con ánima estriada, así como por la necesidad de utilizar piezas metálicas para mantener unidos sus componentes (lo que por otro lado hace que sea detectable mediante escáneres convencionales). Según su creador, el proceso de impresión requirió un total de dos días y el equivalente a 25 dólares en plástico ABS. Es bastante económica, como puedes ver, pero también es resistente. La pistola ha realizado nueve disparos con éxito y en teoría podría seguir disparando, si bien se encasquilló en varias ocasiones, lo que hizo necesario retirar los cartuchos de la recámara usando un martillo.

Dificilmente se podrá comparar con una pistola convencional, pero a la vista salta que la impresión 3D ha llegado para revolucionar el mundo en extremos totalmente impredecibles.

Tienes un vídeo a continuación.

Las autoridades de EEUU demandan la retirada los planos CAD de la primera pistola impresa en 3D; podría violar las leyes de tráfico de armas

Cody Wilson sabía que se encontraría con una fuerte oposición dispuesta a poner fin a su proyecto para crear una pistola impresa en 3D de código abierto, pero hasta ahora no se había topado con un adversario tan poderoso como el Departamento de Estado de los EEUU.

Wilson, líder de Defense Distributed, una iniciativa privada que propugna la creación y distribución de armas de fuego y sus componentes (incluyendo silenciadores) en forma de planos 3D para su replicación doméstica, ha recibido un mensaje de las autoridades estadounidenses exigiendo la retirada de las mallas CAD de su pistola Liberator y otras invenciones, aduciendo que creen que la distribución de los archivos podría infringir las leyes contra el tráfico internacional de armas.

La primera pistola impresa en 3D supera su prueba de fuego (vídeo)

La primera pistola impresa en 3D supera su prueba de fuego (vídeo)
Cody Wilson ha demostrado con luces y taquígrafos que su pistola impresa en 3D es algo más que un simple pedazo de plástico inerte. Después de anunciar este pasado viernes la creación de la primera arma de fuego casera construida prácticamente desde cero con una impresora 3D, el líder de Defense Distributed, acompañado por un periodista de la revista Forbes, realizó varios disparos con éxito usando balas del calibre .380. Y lo que es igual de perturbador: una vez demostrada la seguridad de su diseño, ha colgado los planos CAD para que cualquier persona con la impresora adecuada pueda generar una réplica.

Como indicábamos el otro día, esta es la primera vez que se ha conseguido imprimir una pistola totalmente funcional; la única pieza que no ha sido creada en plástico ABS es la aguja percutora, que no deja de ser un simple clavo de ferretería. Sus 15 piezas fueron moldeadas usando una impresora Stratasys Dimension SST y están tratadas con acetona vaporizada para reducir la fricción generada con el uso. Esto significa que una sola arma puede efectuar múltiples disparos, aunque el desgaste es inevitable y la presión de un cartucho relativamente potente podría destruir el arma (cosa que Wilson demostró a Forbes detonando a distancia un cartucho de rifle, que hizo saltar la pistola en pedazos).

Esta es la primera pistola impresa totalmente en 3D

Finalmente ha sucedido. Tras meses de noticias un tanto amarillistas precognizando la invasión de las armas de fuego caseras impresas en 3D, Cody Wilson, el enfant terrible tras la iniciativa Defense Distributed, ha creado la primera pistola modelada virtualmente al 100% usando plástico y una impresora 3D. Atrás quedan los tiempos en los que estos dispositivos se identificaban con figuritas coleccionables y prótesis quirúrgicas.

Wilson, un estudiante de derecho de 25 años que se autodescribe como criptoanarquista, es una de las figuras más conocidas dentro de un incipiente movimiento que busca aprovechar la fuerza de internet y la creciente sofisticación de las impresoras 3D para desarrollar armas de fuego totalmente caseras cuya construcción no precise de herramientas especialmente complicadas o costosas. Hasta ahora todo lo que había conseguido era fabricar el cajón de mecanismos de un rifle de asalto (todos los componentes internos y el cañón seguían siendo metálicos), pero su nueva Liberator tiene el extraño honor de estar fabricada casi totalmente en plástico ABS; tan solo la aguja del percutor es de metal. Esto significa que en teoría podría sortear los detectores de metales sin dificultad, por lo que para evitar problemas legales Defense Distributed ha incluido una pieza de acero de dimensiones considerables en su interior.

Según publica la revista Forbes, esta pistola ha sido diseñada para poder disparar munición de distinto calibre cambiando únicamente el cañón. Dada la fragilidad del plástico, no cabe esperar que utilice cartuchos especialmente potentes. El retratado en la fotografía superior parece ser del calibre 9 mm Corto, que por su baja potencia y tamaño es utilizado normalmente con fines defensivos.

Wilson ya consiguió levantar una auténtica polvareda en Estados Unidos cuando hace meses anunció su propósito de crear un rifle impreso en 3D, a pesar de que era (y sigue siendo) una meta muy ambiciosa y prácticamente imposible de alcanzar sin hacer uso de un gran número de componentes metálicos y relativamente fáciles de controlar. Esta primera pistola de plástico, sin duda, elevará aún más el tono del debate sobre la posesión de armas, puesto que esencialmente permite saltarse cualquier tipo de mecanismo legal pensado para regular su tenencia y adquisición. No es algo que le preocupe a Wilson, que ya ha anunciado su propósito de colgar los modelos CAD para replicarla tan pronto como el mecanismo de la Liberator supere las pruebas de fiabilidad.

Por ahora desconocemos es si este tipo de artilugios podrían terminar condicionando de alguna forma el futuro de las impresoras 3D, pero si quieres conocer más a fondo a Wilson y sus motivaciones, tras el salto encontrarás un reportaje subtitulado en español elaborado por la revista Vice.

Los rifles de pulsos de Aliens, un poco más cerca con el cuenta-balas digital de Radetec

Posiblemente es algo positivo que no hayamos oído hablar hasta ahora de Radetec y sus productos. Las sobredosis de cafeína y las ampollas causadas por nuestras carreras en temporada de ferias son los mayores riesgos a los que nos exponemos en Engadget, pero por ajeno que nos resulte, hay profesiones que requieren herramientas algo más amenazadoras que el cuchillo con el que nos untamos las tostadas. Pensando especialmente en la policía y el ejército, Radetec ha lanzado el AmmoControl, un contador de cartuchos digital que recuerda algo más que sospechosamente a los rifles de pulsos de la película Aliens.

El dispositivo, que está disponible para varios modelos de armas cortas y próximamente será lanzando para rifles, es capaz de mostrar en una pequeña pantalla los cartuchos que todavía quedan en el cargador o las que ya han sido disparadas. Toda la electrónica está contenida en las cachas (que también integran el interruptor de activación) y si los números te parecen demasiado intrusivos, también hay una variante que únicamente muestra un punto iluminado que pasa del verde al rojo dependiente del nivel de munición. No podemos decirte nada sobre sus precios (lo que refuerza nuestra idea de que hemos escogido la profesión adecuada), pero la compañía estuvo exhibiendo estos días varias unidades en el SHOT Show de Las Vegas, que se adueña de Sin City nada más terminar el CES.

Te dejamos un par de vídeos tras el salto.

Delta Six: El controlador definitivo para los amantes de los FPS

Cualquier adicto a los juegos de disparos en primera persona caería rendido ante el siguiente producto. Hablamos de Delta Six, un periférico de estilo bélico creado por la misma gente del Avenger que llevará la acción en primera persona de la manera más inmersiva posible. Se trata de un rifle -de juguete, evidentemente- que cuenta con un acelerómetro y otros sensores que permitirán tener el control total del personaje en el juego, pudiendo apuntar con la mira telescópica, recargar, disparar con la munición secundaria y recargar. El nivel de realismo es tal, que incluye unos sensores de presión de modo que si acercamos la cara al cuerpo del arma activaremos la vista en la mirilla. De momento no hay detalles de cuándo lo veremos en las tiendas, pero al menos han comunicado que su precio será de 89 dólares. Te dejamos con un vídeo tras el salto en el que poder ver este curioso periférico en acción.

Científicos estadounidenses crean la primera bala "autodirigida"

Científicos estadounidenses crean la primera bala
Es una idea que debería causar escalofríos a toda persona en la poco deseable disposición de encontrarse en el extremo "malo" de un rifle. Y es muy real. Científicos del Laboratorio Nacional Sandia, en Estados Unidos, han probado con éxito un prototipo de bala guiada por láser con un alcance de hasta 2 kilómetros, y la imagen que tienes sobre estas líneas ilustra su singular capacidad para adoptar trayectorias variables.

El centro, dirigido por Lockheed Martin, ha conseguido el sueño de todo ejército con la ayuda de una subvención de 14,5 millones de dólares entregada por los risueños chicos de DARPA para crear el rifle de francotirador definitivo dentro de su programa "Exacto". Cada uno de estos cartuchos contiene un proyectil en forma de dardo con varias aletas regulables desde un minúsculo ordenador dentro de la propia bala, que a su vez se guía usando la señal de un puntero láser en el rifle. Estas aletas electrónicas permiten corregir la trayectoria hasta 30 veces por segundo, haciendo que la bala pueda desviarse de la trayectoria inicial como muestra la imagen, tomada de noche usando un prototipo con un diodo LED.

Lógicamente el panorama no es todavía tan perturbador como en cierta horrible película protagonizada por Tom Selleck en los años 80, dado que las balas todavía no son capaces de identificar un objetivo y seguirlo de forma autónoma vaya a donde vaya, pero su tecnología supone un avance revolucionario en el ámbito militar. Los tiradores, por ejemplo, ya no tendrían que calcular las desviaciones causadas en un disparo por la gravedad, la temperatura, la humedad o las corrientes, de forma que ya sólo deberían apuntar al objetivo y disparar; el piloto automático de la bala haría el resto. El sistema, en cualquier caso, todavía se encuentra en su infancia, así que los niños repelentes que asolan los chats de Call of Duty todavía seguirán lejos de poder considerarse expertos militares.

Fan de Gears of War construye un tiragomas LEGO réplica del Lancer, con cargador extraíble y motosierra para incordiar al gato

Creíamos que no había forma de que nuestras mascotas nos odiaran más, pero este bien podría ser el exceso que finalmente nos cueste la vida mientras dormimos. PLUM B un fanático de Gears of War que ya no sabía en qué invertir su tiempo mientras llegaba la tercera parte de la saga, ha creado una compleja reproducción funcional del rifle utilizado por los protagonistas usando piezas de LEGO Technic y un talento desbordante, evidenciado por detalles como su cargador de gomas elásticas o la motosierra funcional integrada. Sin duda, una creación digna de aparecer en la próxima edición de Badass LEGO Guns.

Si la foto de arriba te ha dejado con la boca abierta, posiblemente necesitarás un par de vueltas de cinta para colocarla en su sitio cuando veas el vídeo demostrativo que te dejamos a continuación.

SA Protonics desarrolla un sistema de visión noctura de alta definición con el que hacer reír al enemigo

El último avance tecnológico en el mundo militar es un casco ultraligero que, además de dar un aspecto torrete de vigilancia andante al soldado que lo lleve colocado, permitirá divisar el terreno en plena oscuridad como nunca antes un sistema de visión nocturna lo había permitido. Obra de SA Protonics, el llamado Sistema de Visión Nocturna de Alta Resolución (HRNVS) monta dos pantallas de alta resolución con las que poder contemplar los 82,5 grados de campo de visión que ofrece el sistema (los equipos actuales se quedan en los 40 grados), además de eliminar cualquier tipo de halo y ofrecer un sistema de grabación incorporado. La pregunta ahora es, ¿para cuándo la pistola de portales?

EEUU equipa a sus tropas con localizadores acústicos de disparos

Por algún motivo, esta noticia no ha activado nuestro instinto natural para ofrecernos de betatesters para todo tipo de productos. El ejército de Estados Unidos ha comenzado a desplegar entre sus tropas de combate en Afganistán un aparatito denominado IGD o Individual Gunshot Detector, cuya misión es facilitar la localización del enemigo. El dispositivo, desarrollado por QinetiQ, pesa menos de 900 gramos y tiene "el tamaño aproximado de una baraja de cartas" (aunque a nosotros nos parece más grande), sin contar la pantalla externa en la que se refleja la información. A través de sus cuatro sensores de acústicos, "detecta las ondas supersónicas generadas por el fuego enemigo, e instantáneamente alerta a los soldados de la posición y la distancia" del adversario.

El ejército piensa distribuir 1.500 IGD por mes durante los próximos 12 meses, y de cara al futuro, espera que forme parte de los sistemas Land Warrior y Nett Warrior, que integrarán minipantallas en los propios cascos y georreferenciación de las tropas sobre planos digitales.

Mega Hurtz, un robot acorazado para tus partidas de paintball

Para qué nos vamos a engañar: toda partida de paintball es divertida, pero dejar al contrario a la altura del betún es mucho mejor. Sobre estas líneas tienes a Mega Hurtz, un robot acorazado diseñado por Chris Rogers que será el terror de tus contrincantes por disponer de visión nocturna, sensor de calor y una plataforma para armas completamente personalizada. Precisamente en la parte bélica del asunto, el invento es capaz de disparar hasta 20 balas por segundo, inclinándose tanto en vertical como en horizontal. Por si todo esto fuera ya poco, el lote se completa con un mando a distancia que muestra al usuario justo lo que está viendo el robot, para mayor puntería. ¿Con ganas de verlo en acción? Pues no te pierdas el vídeo de después del salto.

Badass LEGO Guns: Literatura técnica infantil para el futuro Enemigo Público #1

No importa que no tenga rayos láser ni sofisticados sistemas de lanzamiento por inducción; si puede saltarte un ojo a dos metros y está fabricado con bloques de LEGO, para nosotros es un gadget. Un creativo señor llamado Martin Hüdepohl está promocionando su autodescriptivo libro Badass LEGO Guns con una increíble demostración de potencia de fuego grabada en vídeo, en la que nos demuestra su buen hacer y perturbadora visión ametrallando un escenario LEGO con toda clase de armas elaboradas usando piezas Technic, gomas elásticas y cuatro gotas de pegamento. Si esta clase de cosas hubieran existido cuando íbamos a primaria, ahora mismo estaríamos escribiendo con un teclado braille.

El libro cuesta 17,5 euros en Amazon, pero el vídeo es impagable. Lo encontrarás tras el salto.

BAE Systems desarrolla un método de camuflaje militar basado en e-ink

BAE Systems acaba de anunciar el desarrollo de un ambicioso método de camuflaje para tanques y demás vehículos militares basado en e-ink de colores. La idea consiste en colocar un gran panel con dicha tecnología en el lateral del objetivo a proteger, cuyo principal cometido será captar los detalles que se encuentran a su alrededor en tiempo real para tratar de confundirse con el entorno como si de un camaleón XXL se tratase. En concreto sus creadores tienen en mente labores de protección para los soldados que se encuentran en Afganistán, donde el terreno cambia con frecuencia de zonas desérticas a vegetación más o menos abundante, y un invento así puede resultar mucho más fácil de disimular que el metal pintado habitual. Ya puedes esperar cómodamente sentado la llegada de los primeros e-readers con tinta electrónica a color a tu mesa de trabajo, que la compañía promete tener en marcha los primeros prototipos en un espacio de apenas cuatro años.

[Vía Switched]




Noticias AOL