Skip to Content

AOL Tech

bateria flexible posts

LG Chem desarrolla una bateria flexible con la que poder incluso hacer nudos

Muchos investigadores siguen trabajando duro para dar con la batería perfecta, un modelo que ofrezca mucha más autonomía que las actuales que encontramos en el mercado y que disfrute de una vida interminable, sin embargo, mientras los objetivos no se cumplen, algunas investigaciones prefieren desviarse a temas más diferentes, como por ejemplo la propiedad de la flexibilidad. Ahí es donde LG Chem (LG Chemical, subsidiaria de LG) ha dado con su última creación, un híbrido de cable y batería que permite realizar cualquier tipo de nudo y movimiento sin perjudicar al rendimiento ni al funcionamiento de la fuente de energía. Para ello se ha utilizado recubrimientos de cobre con níquel y estaño sobre un ánodo hueco que hace las funciones de resorte. Según sus creadores, estas baterías podrían llegar al mercado sin problemas, e incluso se podrían usar para crear teléfonos móviles flexibles.

Científicos coreanos logran fabricar una batería flexible

Aunque ya habíamos visto anteriormente pantallas, paneles de vidrio y placas solares flexibles, todavía quedaba por ver baterías que dieran vida a todos estos componentes de curiosa flexibilidad, y parece que por fin tenemos ante nosotros el que podría ser el primer paso para conseguirlo. Y es que el Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea ha dado con la solución al problema de emparejar transistores con memristores sin preocuparse por el flujo continuo de batería cuando las celdas de la misma estén plegadas o deformadas. El objetivo ahora es conseguir aumentar la capacidad de la batería para dar vida a algo más que una tira de luces de navidad, aunque para ello mucho no tememos que tendremos que esperar un poco (o mucho) más. Te dejamos con el vídeo de demostración de la hazaña tras el salto.

NEC crea baterías flexibles de 0,3 mm para gadgets todavía inexistentes

Tu periódico digital flexible ya tiene batería antes si quiera de salir a la venta. Esta sería al menos una de las posibles aplicaciones de la Organic Radical Battery u ORB desarrollada por NEC, un acumulador eléctrico de sólo 0,3 mm de grosor que podría doblarse sin problema alguno para facilitar su integración en todo tipo de dispositivos de uso diario.

El proyecto, que deriva de las investigaciones que NEC lleva realizando en este campo desde el año 2001, utilizaría circuitos impresos en la propia batería para reducir al máximo su grosor (como referencia, antes el límite se encontraba en los 0,7 mm).

El prototipo actual tiene una capacidad de 3 mAh, así que por ahora sólo sería adecuado para dispositivos de bajo consumo, tales serían tarjetas de crédito inteligentes capaces de comunicarte el saldo sin pasar por el cajero y horterísimos gemelos LED como los que sin duda inundarán las estanterías virtuales de Deal Extreme dentro de poco (tras el salto).

Aplican grafeno a las baterías flexibles (su coste podría reducirse)

El desarrollo de las baterías flexibles no es nuevo, pero unos investigadores coreanos podrían haberlo impulsado de forma definitiva gracias al grafeno. Las baterías flexibles son más poderosas que las de ión-litio y ahora, gracias a este material, podrían ser más baratas.

Según fuentes relacionadas con la investigación, estas baterías cuentan con más energía y densidad de potencia, así como un ciclo de carga superior que el de las baterías convencionales. Pero como te decíamos, el grafeno es mucho más económico que los componentes de las baterías de ión-litio, con lo que el coste de las mismas podría reducirse. Se trata de un avance en su estadio inicial y posiblemente no las veamos en el mercado hasta dentro de varios años, pero bueno es saber que hay una evolución.

[Vía Graphene-Info]




    Noticias AOL