Instagram, una bomba de relojería para la salud mental de los jóvenes

Un estudio de la Royal Society Public Health la sitúa en el peor puesto.