Skip to Content

AOL Tech

cohetes posts

El Grasshopper de Space X aprende a volar... ¡de lado! (vídeo)

El Grasshopper de Space X aprende a volar... ¡de lado! (vídeo)
No contento con saber aterrizar en vertical, el Grasshopper ha aprendido ahora a desplazarse lateralmente en pleno vuelo. El proyecto de cohete reutilizable de Space X sigue siendo motivo de conversación, ahora gracias a un nuevo vídeo grabado ayer mimos que nos muestra su maniobra más arriesgada hasta la fecha.

Aunque los 250 metros de altitud alcanzados en la última prueba se quedan algo lejos de su actual récord, fijado en 325 metros, este saltamontes espacial de 30 metros nos ha asombrado con una maniobra de desplazamiento de vuelo lateral que le permitió moverse 100 metros sin perder la verticalidad, antes de regresar de forma totalmente controlada a la pista de despegue. La meta de Space X es conseguir que cohetes espaciales de gran tamaño como el Falcon 9 y el Falcon Heavy puedan volver de esta forma a la Tierra tras poner en órbita su carga, reduciendo notablemente el coste de los lanzamientos al poder reciclar casi todo el vehículo para futuras misiones.

¿Suena impresionante? Pues en vídeo todavía lo es más, así que te dejamos con la grabación tras el salto.

John Carmack enfría motores; Armadillo Aerospace se encuentra 'hibernando' tras sus últimos fracasos

John Carmack enfría motores; Armadillo Aerospace se encuentra 'hibernando' tras sus últimos fracasos
Hubo un tiempo en que Armadillo Aerospace se postulaba como una de las firmas más prometedoras de la industria aeroespacial privada. Ese ya no es el caso. A pesar de haber ganado el beneplácito de la NASA para realizar misiones suborbitales de bajo coste, la compañía no ha conseguido remontar el vuelo desde que su cohete STIG-B se estrelló el pasado mes de enero. John Carmack, jefe de Armadillo Aerospace, fundador de id Software y leyenda viva de los videojuegos, ha revelado que la compañía se encuentra en estado de hibernación ante las dificultades técnicas con las que se ha encontrado.

La NASA prueba con éxito el primer motor cohete parcialmente impreso en 3D

La NASA prueba con éxito el primer motor cohete parcialmente impreso en 3D
Por descabellado que suene, es posible que un día las impresoras 3D no sólo puedan construirte un chalets en multipropiedad en la Luna, sino que además dejarte en la puerta de casa. Científicos del Centro de Investigación Glenn de la NASA han probado con éxito el primer motor cohete con un inyector impreso en 3D, adelantando así el futuro de las nuevas técnicas de construcción de vehículos espaciales.

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)
Las cosas se están empezando a calentar seriamente en el desarrollo de las primeras armas láser viables. Si no hace mucho el contratista alemán Rheinmetall demostró la capacidad de su plataforma Skyguard para derribar proyectiles de mortero en pleno vuelo, sus rivales estadounidenses de Lockheed Martin sacan ahora pecho gracias a su sistema Area Defense Anti-Munitions, ADAM para los amigos, diseñado para interceptar cohetes y drones enemigos.

El dispositivo, de tipo "portátil" (básicamente un tráiler pequeño) y construido con componentes fácilmente accesibles, lleva en fase de pruebas desde el año pasado. Según Lockheed Martin, ADAM puede detectar amenazas aéreas a 5 km de distancia o más, para a continuación hacerlas estallar con la ayuda de un rayo láser de alta energía (HEL) tan pronto como entran en un radio de 2 km, aunque la demostración que podemos ver hoy se realizó a 500 metros por debajo de su alcance máximo. Por ahora no tenemos detalles sobre su puesta en funcionamiento, cadencia de fuego o posible implementación, pero estamos seguros de que ya estás deseando ver el vídeo que te dejamos tras el salto.

El avión espacial de Virgin Galactic completa con éxito su primer vuelo propulsado (¡con vídeo!)

El avión espacial de Virgin Galactic completa con éxito su primer vuelo
Llama a tu abogado para dejar bien atados todos tus cabos en el mundo terrenal y ve poniéndote el pin de Battlestar Galactica en la guerrera, porque tu sueño de viajar al espacio está un poquito más cerca de hacerse realidad gracias a Richard Branson. Virgin Galactic, su agencia de turismo espacial, ha anunciado que el SpaceShipTwo ha completado sin incidencias su primer vuelo propulsado por cohetes, lo que supone un importante paso en firme de cara al lanzamiento de los primeros trayectos comerciales dentro de dos años.

El avión espacial, en parte propiedad del grupo de inversiones de Abu Dabi PJC, despegó hoy desde el espaciopuerto de Virgin Galactic en Mojave, California, donde partió subido a bordo de la lanzadera WhiteKnightTwo. El SpaceShipTwo se desacopló a una altura de aproximadamente 15.300 metros, tras lo cual activó sus cohetes y entró en modo supersónico. El avión voló en solitario durante 10 minutos tras una combustión de apenas 16 segundos y alcanzó una altitud de casi 16.800 metros antes de regresar sano y salvo a su base en el desierto.

Es necesario hacer énfasis en que este test no llegó a ser un vuelo espacial como los que Virgin Galactic planea acometer en el futuro, sino una prueba de funcionamiento. Según George Whitesides, presidente y CEO de Virgin Galactic, el SpaceShipTwo se comportó tal y como esperaban los ingenieros, alcanzando las estimaciones de duración de la combustión, rendimiento del motor y pilotaje. Como decíamos, es un primer paso. La compañía espera que su primer "vuelo espacial completo" tenga lugar antes de que finalice 2013, con la idea inicial de transportar a sus primeros turistas espaciales para el año 2015, tan solo un poquito más tarde de lo estimado hace unos meses. ¿Te dará tiempo a ahorrar los 200.000 dólares del pasaje?

Te dejamos a continuación el vídeo con la maniobra de desacoplamiento e ignición.

DIYRockets quiere conquistar el espacio con cohetes open source impresos en 3D

DIYRockets quiere conquistar el espacio con cohetes open source impresos en 3D
La Agencia Espacial Europea quiere sembrar la Luna de apartamentos usando impresoras 3D, y si la última aventura de DIYRockets se salda con éxito, las impresoras 3D también te pondrán el cohete para alcanzar tu nuevo hogar. Tal vez. Algún día. Quién sabe. De entrada, esta firma capitaneada por el inventor Dean Kamen (padre del Segway, para los más despistados) ya está pensando en construir pequeños motores cohete de código abierto usando la plataforma de diseño en la nube de Sunglass para lanzar cargas ligeras.

Los equipos interesados en participar en este proyecto deberán construir un motor cohete capaz de alcanzar la altura suficiente para colocar a baja órbita una carga de tipo nanosatélite (de 0,5 a 10 kg de peso), utilizando para ello componentes de acero impresos en 3D y otros materiales "seguros" de acuerdo con las leyes de los países de donde procedan los motores. Los requisitos son bastante abiertos: las únicas condiciones importantes es que los participantes deberán presentar un plan de negocio convincente y abrir el diseño de sus creaciones para que otros constructores puedan mejorar sus diseños.

A fin de estimular el desarrollo, DIYRockets ofrecerá un premio de 5.000 dólares para el diseño ganador, así como incentivos de 2.500 dólares para el mejor proyecto estudiantil y el motor que más contribuya a la industria. Los méritos de los participantes serán juzgados por un tribunal formado por expertos de la NASA, el MIT y las conferencias TED, así como por el propio Kamen, que espera impulsar el crowdsourcing hasta el infinito y más allá con esta interesante iniciativa.

Leer - DIYRockets
Leer - Sunglass

Virgin Galactic presenta su lanzador de satélites LauncherOne

Decirle a Richard Branson que está en la Luna es casi un halago. El magnate británico, todo un ejemplo de hombre hecho a sí mismo, es desde hace años uno de los principales impulsores de los vuelos espaciales privados a través de su compañía Virgin Galactic, que hoy ha dado un nuevo paso al frente (no nos atrevemos a decir todavía hacia las estrellas) con la presentación del LauncherOne.

Este cohete ha sido diseñado para poner pequeños aparatos en órbita por una cantidad de dinero relativamente modesta, utilizando la base técnica del WhiteKnightTwo, la plataforma de lanzamiento usada por el SpaceShipTwo para realizar vuelos suborbitales. El LauncherOne es transportado por su nave nodriza hasta que alcanza una altura de unos 15.000 metros sobre el nivel del mar, momento en el que se desprende de ella y se activa la ignición de un sistema de impulso de dos etapas. Sus características contemplan la posibilidad de lanzar satélites de 225 kg en órbita terrestre baja, o bien ingenios de 100 kg a órbitas terrestres bajas síncronas solares.

Branson, genio y figura, ya ha conseguido atraer a varios clientes entre los que se cuentan SkyBox Imaging (mapas desde satélite) y GeoOptics (observación terrestre y atmosférica), aunque por ahora nada sabemos de las tarifas concretas. Probablemente los globos de helio sigan siendo la opción más económica para espiar desde las alturas con tu 808 PureView.

Prototipo GENIE aprende a volar lateralmente y a posarse cual delicado pétalo

Prototipo GENIE aprende a volar lateralmente y a posarse cual delicado pétalo
Cada vez parece más claro que van llegando a su fin los tiempos de lanzar un enorme cohete al espacio y dejar que su cápsula caiga a la Tierra sin más ayuda que la brindada por un paracaídas. Compañías como SpaceX y Amardillo Aerospace están apostando por los vehículos de rentrada con sistemas de descenso guiado por cohetes, pero no son las únicas. Draper Laboratory, utilizando un cohete suborbital Xombie de Masten Space Systems, consiguió a comienzos de mes lanzar un prototipo GENIE (o Guidance Embedded Navigator Integration Environment) a una altura de 50 metros y posarlo suavemente a otros 50 metros del punto de despegue.

El suceso no tendría tanta relevancia de no ser porque el sistema GENIE (obra de Draper) funciona de forma totalmente autónoma. En otras palabras, el cohete realizó toda la maniobra por sí solo, sin más ojos que el grupo de sensores integrado, ni humanos que lo llevaran de la mano para evitar su extravío o colisión. La prueba tuvo lugar el pasado 2 de febrero en el desierto de Mojave, California, pero sólo ahora hemos podido contemplar el vídeo que te dejamos a continuación.

Este proyecto, como otros del mismo corte, cuenta con el apoyo de la NASA a través del programa Flight Opportunities, con el que la agencia espacial estadounidense busca encontrar posibles plataformas reutilizables para lanzar misiones suborbitales de bajo coste con las que realizar experimentos en condiciones de microgravedad.

Galileo, el sistema de navegación europeo, levanta el vuelo con el lanzamiento de sus dos primeros satélites

Ha costado literalmente más de lo que estaba escrito, dado que su presupuesto se disparó de 3.400 millones de euros a 5.400 millones, pero por fin Galileo ha dado este viernes su primer paso en firme con el lanzamiento de dos satélites desde la Guayana Francesa. El momento ha marcado además un hito indirecto, dado que para transportarlos se utilizó un "económico" cohete Soyuz, que nunca antes había despegado fuera de Rusia o Kazajistán. La operación finalizó a las 3 horas y 49 minutos del lanzamiento, al liberar dos satélites de 700 kg cada uno a 23.222 km de altitud.

El sistema de posicionamiento Europeo, que debería constar de 30 satélites para el año 2019, ira sumando dos lanzamientos cada trimestre a partir de 2012 hasta completar su red, si bien el servicio para consumidores estará operativo a partir de 2014. Más adelante, ya en 2020, se ofrecerá un servicio de pago de mayor exactitud. Su gran precisión, con un margen de error de sólo un metro, será una de las grandes ventajas de Galileo frente al extendido sistema GPS. La otra, que es de gestión civil y europea, cuando el GPS depende en gran medida del ejército de los Estados Unidos, que podría bloquear o limitar su uso en caso de conflicto.

El mayor problema que Galileo tiene por delante es conseguir la financiación necesaria para completar el proyecto a tiempo. A finales de año la Comisión Europea presentará una propuesta a los gobiernos de la Unión con el fin de obtener 7.000 millones de euros. Una cantidad masiva y de difícil compromiso en estos tiempos de estrecheces y bolsillos pelados, pero no lo suficiente como para cerrarse en banda, dado que según los cálculos oficiales, los servicios de geoposicionamiento de Galileo podrían servir para ingresar 90.000 millones de euros durante los próximos 20 años.

SpaceX quiere cambiar los paracaídas de sus naves por motores cohete

Aunque Elon Musk siempre ha tenido un ojo puesto en el lanzamiento de satélites comerciales, el fundador de SpaceX (y Tesla Motors) espera que gran parte de su actividad inicial se desarrolle en torno al turismo especial, y eso requiere unos costes realmente reducidos, especialmente si quiere competir de forma satisfactoria con los rusos. ¿Y cómo piensa hacerlo? Pues para empezar, reutilizando todas las partes de sus cohetes sin tener que ir a buscarlas en mitad del océano.

El último diseño de su cápsula Dragon contempla el uso de un impulsor con segmentos de reentrada controlada mediante cohetes, de forma que igual que el módulo habitado aterriza controlando su descenso mediante chorros de gases incandescentes, todas las etapas del cohete encargado de ponerlo en órbita aterrizan de idéntica manera en un punto concreto. Con un paracaídas no hay forma de controlar su regreso a la superficie, pero con este sistema, básicamente el control de tierra (o el piloto automático) sería capaz de dirigir el cohete pieza a pieza hacia un punto de aterrizaje concreto, donde sería recogido y puesto a punto de cara a su próxima misión.

Queda por ver cómo piensa resolver SpaceX el formidable desafío técnico que supone controlar la caída de las piezas, por no mencionar el coste asociado de llevar consigo el combustible para las maniobras de orientación y frenada, pero si lo consigue, la factura de enviar turistas al espacio podría descender de forma verdaderamente drástica.

Iron Curtain muestra la velocidad de su computadora de tiro destruyendo cohetes a centímetros de su objetivo

Hace ya alrededor de dos años te hablamos de Iron Curtain, un sofisticado sistema de intercepción de proyectiles financiado por DARPA que podría transformar el campo de batalla. Desde entonces, Artis ha estado perfeccionando este misterioso kit de defensa pensado para su instalación en vehículos de tierra, ofreciéndonos hoy un vídeo de más de dos minutos de duración para que veas mejor su funcionamiento.

Iron Curtain, como te contamos, no trata de interceptar los proyectiles a largas distancias, sino que espera pacientemente a que la cabeza explosiva se encuentre a meros centímetros de distancia del objetivo; entonces, dispara desde el techo del vehículo unas contramedidas de tecnología secreta, detonando el proyectil antes de tiempo o inutilizándolo completamente. El resultado es que aunque los cohetes o misiles estallen a un palmo escaso del blindaje, pierden casi toda su capacidad penetrante. Adicionalmente, y dado que Iron Curtain dispara en vertical y en dirección al suelo, las contramedidas no pueden impactar directamente contra tropas o edificios, de forma que es un sistema relativamente seguro para ser utilizado en zonas urbanas.

El secreto de Iron Curtain se encuentra en un velocísimo (y clasificado) sistema electrónico, capaz de detectar casi milimétricamente la posición del proyectil y disparar las contramedidas en el momento exacto. Su tecnología ha impresionado tanto a la gente de DARPA, que ahora Artis está probando una versión especial para detener proyectiles penetradores formados por explosión o EFP por sus siglas en inglés, diseñados para perforar blindajes mediante un cono de metal a alta velocidad.

Vídeo: Tricóptero armado con cohetes derriba indefensos globos de hidrógeno (con sorpresa final)

UAVs armados, explosiones, efectos ochobiteros... no vamos a explayarnos demasiado, porque el vídeo que tiene a continuación es todo lo que necesitas para entretenerte esta tarde de sábado; créenos, vas a darle al play más de dos veces.

Si quieres profundizar, tienes una breve descripción del "cómo se hizo" en el enlace leer (no te pierdas la HD Hero en el boss de la última pantalla).

El Pentágono destruirá al satélite descarriado en el espacio


Seguramente has oído sobre ese satélite espía estadounidense que dejó de funcionar, se salió de su órbita, y estaría por caer a la Tierra en unas semanas. Pues lo destruirán en el espacio. El gobierno de Bush ha decidido que debido a que algunos componentes podrían ser perjudiciales para la salud de los desafortunados humanos que se encuentren cerca del satélite cuando caiga, este debe ser destruido en pedacitos. Para realizar el trabajo, se usarán misiles SM-3 modificados, que serán lanzados desde un crucero y un destructor en las costas nororientales de Hawái. Los proyectiles tienen más combustible de lo usual, y un software diferente, que les permitirá llegar hasta donde el satélite. La explosión dejará un montón de basura flotando en nuestra atmosfera, pero de todas maneras ya está bien sucio allá arriba.

[Artículo en inglés]

Una explosión sacude el espaciopuerto de Mojave matando a dos personas


Está no está siendo una buena semana para la industria aeroespacial en lo más mínimo. Solo un día después de que la NASA informara de su primer caso (público) de sabotaje, una explosión en el centro de Mojave se ha cobrado las vidas de dos personas, hiriendo gravemente a otras cuatro. El accidente se produjo durante la prueba de un nuevo cohete para SpaceShipTwo (la nave espacial que está siendo desarrollada para Virgin Galactic, la agencia turística espacial de Richard Branson). Según un portavoz del espaciopuerto, la explosión se produjo en unas instalaciones alejadas propiedad de Scaled Composites, la empresa creadora del primer cohete espacial civil en alcanzar el espacio. Su fundador, Burt Rutan, no se encontraba en el lugar de los hechos cuando la prueba de encendido falló con resultados desastrosos.

[Artículo en inglés]

Scouts rompen el récord de lanzamiento de cohetes a escala


Actualizada: si tenéis problemas viendo el vídeo original, tenéis otro más abajo cortesía de YouTube.

Un grupo de scouts de Austin, Estados Unidos, rompieron el récord de lanzamiento de cohetes a escala. Aunque intentaron lanzar 1.000 cohetes, sólo 965 despegaron, que en todo caso, sigue siendo más del doble de cohetes que los que fueron lanzados para lograr récord anterior, de 400. Sabemos que no puedes esperar para ver el video, así que sigue el enlace Leer para contemplar el lanzamiento y la emocionante celebración de los niños.

[Imagen gracias a fauxtoe]
[Artículo en Inglés]




    Noticias AOL