Skip to Content

AOL Tech

implante posts

Reconstruyen el 75% del cráneo de un paciente usando implantes impresos en 3D

Reconstruyen el 75% del cráneo de un paciente usando implantes impresos en 3D
Olvídate de las figuritas de Android, las carcasas de móvil o el apartamento lunar de tus nietos; los primeros pasos en firme de la revolución de las impresoras 3D serán totalmente invisibles a los ojos del gran público... porque dará comienzo dentro de nuestros propios cuerpos, en forma de implantes quirúrgicos. Un buen ejemplo es el que nos ofrece nuestro protagonista de hoy, un anónimo caballero que a comienzos de esta semana se sometió en Estados Unidos a una operación mediante la cual el 75% de su cráneo fue reconstruido usando piezas impresas en 3D desarrolladas por la firma Oxford Performance Materials.

Una impresora 3D híbrida podría revolucionar el futuro de los implantes de cartílago

Una impresora 3D híbrida podría revolucionar el futuro de los implantes de cartílago
Hablar de impresoras 3D implica en la mayoría de ocasiones acabar aludiendo a figuritas que saquen a relucir nuestro lado más geek, pero esta tecnología también puede tener una vertiente mucho más práctica. El Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa de Carolina del Norte anda analizando una técnica que permitiría crear implantes de cartílago de una manera mucho más sencilla, al unir un gel natural con un polímero de tipo poroso. De este modo, los investigadores han conseguido no sólo que la pieza estimule la regeneración celular tanto por sus alrededores como en su interior, sino también que el resultado sea lo suficiente duradero como para resistir el trote diario. Por ahora las pruebas sólo se han llevado a cabo en el laboratorio, pero sus responsables confían en que llegará el día en que un simple escáner de la articulación dañada sirva para crear el implante que mejor se adapte a las necesidades del paciente, favoreciendo una recuperación casi total y, lo que es mejor, mucho más rápida que con el método tradicional.

[Vía Gizmag]

Desarrollan implantes cardiacos alimentados por ondas de radio y sin requerir cirugía adicional

Desarrollan implantes cardiacos alimentados por ondas de radio y sin necesidad de baterías
Las baterías eran, hasta la fecha, un elemento imprescindible en los implantes, pero requerían de pasar por el quirófano de nuevo para reemplazarlas una vez que éstas se agotaban, algo que lógicamente sería deseable evitar por muchos motivos. Pues bien, un grupo de investigadores de la universidad de Stanford han creado un implante cardiaco que emplea una combinación de inducción y radio para la alimentación de la batería de forma que se soluciona dicho problema.

Hasta la fecha se sostenía que la alta frecuencia necesaria para alimentar eléctricamente de forma inalámbrica era incapaz de traspasar el cuerpo humano lo suficiente, y que las bajas frecuencias que sí lo hacían, requerían antenas excesivamente largas como para funcionar como implantes. Sin embargo, este equipo ha trabajado en una solución que combina las ondas eléctricas y los campos magnéticos, consiguiendo multiplicar por diez la potencia de envío en implantes que están a 5 centímetros por debajo de la piel.

Esta antena está diseñada además para recibir la alimentación con independencia de la posición en la que esté, haciendo que sea perfecta para los implantes médicos en el cuerpo humano. No hace falta que te digamos que este prototipo se encuentra en fases muy previas, pero no pasará mucho tiempo antes de que lo veamos en funcionamiento en un futuro no muy lejano.

[Vía Stanford Engineering]

Investigadores crean un "amuleto" que bloquea el acceso no autorizado a implantes médicos

La historia es cabezona, y ha demostrado en repetidas ocasiones que no hay barrera contra los hackers; y esto no es una tontería cuando consideramos que multitud de implantes médicos modernos vienen equipados con sistemas de comunicación inalámbrica para realizar ajustes sin tener que abrirte como si fueras un lechón.

Por ello, el MIT y la Universidad de Massachusetts-Amherst han desarrollado un nuevo sistema de seguridad más sofisticado y compatible con implantes existentes, que además cuenta con el importante beneficio de que se puede llevar fuera del cuerpo, de forma que el personal médico podría quitarlo en caso de emergencia. El "escudo", como es descrito por sus creadores, cumple grosso modo la función de cortafuegos, evitando las conexiones no autorizadas a dispositivos médicos mediante un cifrado especial; técnicamente, la llave de tu corazón. Quién podría hackear un marcapasos es algo que dejaremos para otro día...

Científicos australianos desarrollan un microchip que actúa como ojo biónico

Los estudios relacionados con implantes biónicos continúan a la orden del día, especialmente los relacionados con la vista. Desde Bionic Vision Australia nos llegan hoy noticias del desarrollo de un nuevo microchip que -si todo acaba bien-, se comenzará a implantar en pacientes humanos a lo largo de 2013. A pesar de su diminuto tamaño (mide apenas 5 milímetros cuadrados), este pequeñín dispone de 98 electrodos con los que pretende estimular las células retinales humanas, para de este modo, devolver algo de visión al afectado, como ya hemos visto en otras ocasiones. Las pruebas preliminares de cara a su puesta en marcha definitiva ya se encuentran en proceso, a la espera de cerrar el listado completo de candidatos que se someterán a la futurista intervención.

Second Sight obtiene el visto bueno para vender sus prótesis retinales en Europa

Si estás leyendo estas líneas, muy posiblemente lo último de Second Sight no es para ti, pero eso no quita para que muchas personas puedan beneficiarse de sus Argus II. Esta compañía afincada en California ha anunciado que sus implantes retinales ya han sido aprobados en Europa, haciendo posible que pacientes de retinitis pigmentaria puedan recuperar parcialmente la vista.

Por explicarlo de forma sencilla, los usuarios de un Argus II llevan encima unas gafas-cámara que transmiten señales inalámbricas a un chip implantado en la retina, encargado de activar 60 electrodos que a su vez "estimulan las células retinales, produciendo luz en la vista del paciente"; que es algo importante teniendo en cuenta que la retinitis pigmentaria ataca los conos y los bastones, dificultando la recepción de las señales luminosas.

El Argus II, que por el momento sólo se ofrece en un "pequeño número de clínicas" de Suiza, Francia y Reino Unido, es el fruto de dos décadas de trabajo, y tiene un precio de 115.000 dólares (82.700 euros al cambio)

Un profesor de arte se instala una cámara digital en su cráneo

La vida de Wafaa Bilal, un profesor de tecnología de la Universidad de Nueva York, no sería de importancia en el mundo de la tecnología si no fuera por el próximo proyecto de arte que tiene en mente. O cabeza, mejor dicho, ya que este artista ha decidido instalarse toda una cámara digital en su cráneo con el fin de recopilar cientos de imágenes con las que rellenar una exposición que abrirá en el Museo de Arte Moderdo Mathaf Arab el 30 de diciembre. Aunque la idea inicial que contaba antes de pasar por quirófano sonaba como algo más integrado y futurista, lo cierto es que el resultado final no es más que una placa de titanio integrada en su cráneo que sirve de base para conectar una cámara digital de dimensiones considerables para los días que corren. Te dejamos tras el salto con las primeras declaraciones del protagonista tras la intervención de los médicos. Sn duda es una curiosa forma de vigilar su espalda.

Diseñan una antena implantable con seda y oro

Te estarás preguntando cómo es posible que alguien tenga en mente implantar una antena en el cuerpo humano, pero lejos de pensar en un dispositivo de comunicación o radiocontrol, este implante permite, por ejemplo, medir los niveles de glucosa en los diabéticos, y advertirles en el caso de que algo vaya mal.

Fabricada con seda natural (más fina que el cabello humano y más resistente que el Kevlar) y oro, ha sido desarrollada por un grupo de investigadores de la Universidad de Tufts. Este implante cuenta con biosensores que facilitan el análisis de los componentes químicos en la sangre, y ha sido ya probado con éxito. El siguiente paso consistirá en añadir al dispositivo moléculas o proteínas para analizar en tiempo real las reacciones químicas.

Investigadores británicos se "infectan" voluntariamente con un virus informático

La siguiente noticia puede sorprender de primeras, pero en realidad se trata de un caso más enrevesado de lo que puedas pensar. El experimento llega de la mano de un investigador de la Universidad de Reading, quien sin pensarlo demasiado se implantó un chip RFID infectado (con esto queremos decir, un virus informático en la memoria del implante) con la intención de demostrar los peligros que acarrea la propagación de un gusano.

Sin ir más lejos, el simple hecho de pasar el implante por un dispositivo de control, provocaría que el virus quedara residente en él para luego transportarse por otros chips. Lo peor de todo esto es que este mismo razonamiento podría usarse en los implantes médicos, provocando una posible "epidemia virtual" que viajaría de paciente en paciente, por no hablar de todos los problemas que eso podría acarrear en la salud del portador (lecturas erróneas de marcapasos, por ejemplo). Es, cuanto menos, espeluznante. Tras el salto te dejamos con el vídeo del reportaje que ha realizado la BBC sobre la investigación.

Desarrollan un implante ultradelgado que se funde con la superficie del cerebro

De la mano de los investigadores de la escuela de medicina de la Universidad de Pennsylvania, llega un implante que ayudará a realizar estudios neuronales con mayor precisión, gracias a un tejido de seda ultradelgado capaz de adherirse directamente al cerebro. De esta forma se evitan los incómodos gorros de cables y se consigue un contacto mayor entre los electrodos y el tejido cerebral, además de una serie de beneficios como menor sufrimiento del cerebro y una mayor estabilidad a cambios en el interior del cráneo.

La idea es poder realizar en un futuro implantes compactos que se introduzcan a través de un catéter, pero para eso todavía queda bastante. Esperamos que los estudios sigan su cauce y veamos los primeros resultados satisfactorios de este proyecto, ya que por ejemplo, se podría incluso predecir ataques epilépticos.

Un prototipo de ojo biónico llevaría la visión a pacientes con problemas

No es la primera vez que oímos algo sobre implantes en el ojo, pero este proyecto que presenta Bionic Vision parece estar más cerca de lo que parece, así que echémosle un vistazo. Este trabajo se ha realizado junto a investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur, y está basado en unas gafas con una cámara integrada que, conectada a una pequeña CPU, envía la información recogida (la imagen en sí) a un chip de 98 electrodos que el paciente tendría instalado en el nervio óptico. Todo inalámbricamente, por supuesto.

El chip en cuestión produciría descargas que estimularían el nervio, y que darían como resultado una mejor visión de las personas con problemas. Los ensayos clínicos están programados para que den comienzo a finales de este año, y si todo marcha según lo esperado, los primeros pacientes serán tratados en el 2013.

Implante subretinal probado en humanos comienza a devolver 'algo' de visión


¿Cuántos científicos se necesitan para cambiar una bombilla? Cuando dicha bombilla es en realidad un implante para estimular los fotorreceptores retinales y es capaz de devolver algo de vista a una persona, unos cuantos. La empresa alemana Retina Implant acaba de apuntarse el tanto gracias a un microchip de 1.500 píxeles y 3 milímetros de tamaño, que permite recuperar hasta 12 grados el campo de visión del afectado. El proyecto ha estudiado los casos de once pacientes con retinitis pigmentosa, de los cuales siete han sido operados con éxito y ahora son capaces de distinguir objetos similares y leer textos sencillos. El cuerpo extraño debe ser retirado tres meses después, aunque uno de los intervenidos quedó tan satisfecho con el resultado que lleva 4 años con él y no desea extraerlo. Por desgracia, el avance sólo es aplicable a un cierto número de pacientes que, entre otros requisitos, deben haber perdido la visión de manera gradual. Sólo nos queda decir que, como en otros aspectos de la vida, cada pequeño descubrimiento cuenta.

[Vía Medgadget]

Leer - Nota de Prensa
Leer - Retina Implant AG

LifeHand, una mano biónica controlada por el pensamiento

Buenas noticias las que nos llegan desde Italia. Científicos de la Universidad Campus Bio-Medico, en Roma, han desarrollado la primera mano biónica capaz de ser controlada por el pensamiento. La bautizada con LifeHand puede realizar así movimientos completos mediante la recepción de las órdenes mentales de Pierpaolo Petruzziello -en la imagen-, gracias al empleo de electrodos. Tras este logro hay, obviamente, un proyecto que ha durado 5 años, gracias a una importante inversión económica de la Unión Europea, y que ahora por fin recoge sus frutos. Todavía queda por delante un largo camino -el próximo paso es llevar a cabo la implantación de la mano en el brazo de Petruzziello-, pero, sin duda, este logro plantea un futuro alentador para los pacientes que han sufrido algún tipo de amputación en sus extremidades.

Nota: Te advertimos que algunas imágenes de la galería pueden resultar incómodas.

Pacientes europeos con Parkinson reciben los primeros implantes cerebrales Libra


Los afectados por Parkinson de Austria, Alemania y Grecia serán los primeros en recibir los implantes Libra que estimulan el cerebro (DBS) de forma que se alivian los síntomas en los afectados en un grado avanzado de la enfermedad.

En concreto se reducirán la rigidez, temblores y complicaciones motoras derivadas de la toma de Levodopa. Según afirman, tanto Libra como LibraXP cuentan con la mayor duración de batería de los DBS de su clase, con lo que son necesarias menos intervenciones quirúrgicas.

[Vía Medgadget]
[Artículo en inglés]

Un implante cerebral podría acabar con la depresión


Enviar descargas eléctricas al cerebro mediante un implante supuso se ha utilizado otras veces en situaciones extremas, como revivir a personas en estado vegetativo, pero nuevas investigaciones amplían el ámbito de aplicación para desórdenes como la depresión o el desorden compulsivo-obsesivo. Así, los investigadores han realizado hasta 17 implantes en otras tantas personas con depresión y han registrado su evolución durante un año, mostrando una notable evolución tanto en el estado de ánimo como en la interrelación con el resto de la gente.

Por otro lado, han realizado implantes a 26 personas afectadas con el desorden compulsivo-obsesivo y se les ha monitorizado durante 3 años y también mostrado una "notable mejora". Estos avances se presentarán a la Asociación de Neurólogos en Estados Unidos esta misma semana.

[Artículo en inglés]




Noticias AOL