Skip to Content

AOL Tech

infraccion de copyright posts

Denegada la petición de libertad bajo fianza para el cofundador de Megaupload

Ya han transcurrido unos cuantos días desde que las autoridades estadounidenses echaran el cerrojo a Megaupload y detuvieran a los implicados, pero la situación sigue tan candente como al principio. Kim Dotcom ha vuelto a ver rechazada por el juez su petición de libertad bajo fianza, a pesar de que la semana pasada Nueva Zelanda admitiera la de otros dos de los imputados en el caso. Al parecer la Corte teme que Dotcom abandone el país para refugiarse en su Alemania natal para eludir los cargos que se le atribuyen. La BBC publica además que la acusación cree firmemente que Kim Schmitz (su nombre real) dispone de varios pasaportes y cuentas bancarias, así como un largo historial de huidas para "esquivar sus cargos criminales". Su próxima cita con el juez está prevista para el 22 de febrero, de manera que no tardaremos demasiado en conocer qué es lo que nos tiene deparado el siguiente episodio de la saga.

Las autoridades estadounidenses cierran Megaupload - Actualizada


[Actualización: Anonymous afirma que ha respondido atacando los sitios web del Departamento de Justicia y varias compañías discográficas, actualmente caídos]

Y así, en un abrir y cerrar de ojos, el servicio de descargas más popular de internet ha bajado la persiana. El Departamento de Justicia de los Estados Unidos ha conseguido echar el cierre a Megaupload y la detención de los fundadores del sitio, acusados hace dos semanas por un Gran Jurado de Virginia de causar unas pérdidas de ingresos de 500 millones de dólares a los propietarios de los derechos sobre los archivos almacenados en los servidores de la decimotercera página más popular de internet, en lo que ha sido calificado como una "Mega Conspiración".

La acusación pierde el tiempo justo con cautelas y paños tibios, calificando a Megaupload de "una organizada empresa criminal internacional supuestamente responsable de enormes actos de piratería online a nivel mundial", habiendo generado unos "ingresos criminales" de 175 millones de dólares para su máximo responsable, el alemán Kim Dotcom (Kim Schmitz por su partida de nacimiento, Kimble para los que recuerdan sus tiempos de hacker de sombrero negro), que ahora se arriesga a una luenga estancia entre rejas.

Dotcom ha sido detenido en Nueva Zelanda junto a tres empleados, incluyendo el co-fundador Mathias Ortmann. Otras tres personas más se encuentran en búsqueda y captura.




    Noticias AOL