Skip to Content

AOL Tech

joaquin almunia posts

Google extiende una ramita de olivo a la Comisión Europea para evitar una multa por prácticas monopolísticas

Cuando los sabuesos de la Comisión Europea te agarran del calcetín, es mejor quedarte donde estás y negociar una salida satisfactoria para todos que no tratar de salirte con la tuya por las bravas. Ya son unas cuantas compañías las que han salido escaldadas (y con unos cuantos cientos de millones menos en sus arcas) tras una investigación oficial por prácticas monopolísticas, así que no nos sorprende demasiado saber que Eric Schmidt haya ablandado su postura ante las autoridades europeas.

Según se ha sabido, el presidente del consejo de Google ha escrito una misiva a Joaquín Almunia, comisario europeo de Competencia, buscando algún tipo de acuerdo para librarse de una fuerte indemnización por abuso de posición dominante. Lo que no sabemos es exactamente qué es lo que está ofreciendo concretamente el señor Schmidt, pero Almunia ya dejó entrever que Google podría estar utilizando los resultados de su buscador para favorecer a sus servicios en prejuicio de la competencia, lo que suena a otra de esas multas para los libros de historia.

Considerando que no es el único frente que Google tiene abierto en Europa, probablemente no tenga muchas más opciones que agachar la cabeza y llegar a una solución consensuada.

Bruselas exige cambios a Google para evitar una sanción por prácticas monopolísticas

Bruselas exige cambios a Google para evitar una sanción por prácticas monopolísticas
Tras un sonado tirón de orejas al contravenir con sus políticas de privacidad las leyes de protección de datos de los europeos, Google continúa experimentando qué es lo que se siente cuando la Comisión Europea te lee la cartilla. En esta ocasión el motivo de la reprimenda radica en la acusación de que la casa -que según comScore se ocupa del 86 % de las búsquedas realizadas en Europa- podría haber incumplido las leyes de libre competencia de la unión al manipular sus resultados para dar preferencia a sus propios servicios en perjuicio de los de sus adversarios.

Joaquín Almunia, como comisario europeo de Competencia, ha instado a la compañía a cambiar sus prácticas en las próximas semanas con objeto de evitar la apertura de un largo proceso de investigación que podría saldarse con una grave sanción económica. Almunia ha expresado que es consciente de que con lo rápido que avanza el mercado tecnológico, esta sería la solución más beneficiosa para el equilibrio de la competencia y que cuanto antes se zanje el asunto, mejor para los usuarios. Además indicó que la comisión se había puesto en contacto con Eric Schmidt para delimitar la fecha límite en la que esperan respuesta; mientras que Google, por su parte, ha respondido que no está de acuerdo con estas conclusiones ya que nada impide a los usuarios utilizar otras webs de búsqueda, pero se ha mostrado dispuesta a colaborar para que el problema no vaya a mayores.

Aun así, por más cambios que realicen los de Mountain View en el periodo estipulado, Bruselas continuará evaluando con lupa todos y cada uno de sus movimientos con Android (plataforma sobre la que ya pesan otra buena colección de quejas) y la gestión del buscador con varias agencias de viajes, así que ya puedes ir haciendo acopio de grandes cantidades de palomitas porque el culebrón no ha hecho más que empezar.

[Vía Reuters]

Apple y Samsung, bajo la lupa de la Comisión Europea por sus disputas legales

Al final va a ser cierto eso de que tanto va el cántaro a la fuente que termina rompiéndose. El cruce de demandas por infracción de la propiedad intelectual mantenido por Apple y Samsung ha atraído la nada deseable atención de la Comisión Europea, preocupada porque tanta batallita legal por un quítame allá esas patentes podría terminar estrangulando la competencia en el mercado de la telefonía móvil.

Joaquín Almunia, Comisario europeo de Competencia, ha solicitado información sobre las patentes objeto de esta batalla legal para proceder a su examen, y aunque por ahora ninguna de las dos partes ha respondido, ya pueden ir con pies de plomo. Si bien el caso de Apple y Samsung no es único (y ahí tenemos el ejemplo de Motorola), el suyo es uno de los más grandes y controvertidos, especialmente desde que Apple consiguiera forzar legalmente el veto del Galaxy Tab 10.1 en Alemania, con el resultado de que Samsung tuvo que modificarlo para volver a comercializarlo.

Si la Comisión Europea dictaminara que han incurrido en abusos, ambas compañías podrían ser sancionadas con una multa de hasta el 10% de sus ingresos anuales; una amenaza que debería ser un incentivo bastante notable para que Apple y Samsung resuelvan sus diferencias de forma pacífica y ocupen sus manos con el desarrollo de nuevos productos, porque usándolas para meterse el dedo en el ojo no les está llevando a ninguna parte.

[Vía All Things D]




    Noticias AOL