Skip to Content

AOL Tech

mascotas posts

'No more Woof': Un traductor de idioma perruno que busca financiación

'No more Woof': Un traductor de idioma perruno que busca financiación
Aunque parece una idea sacada del mismísimo repertorio del inspector gadget, "No more Woof" es un producto real, o al menos pretende serlo. Con la ayuda del portal de crowdfunding Indiegogo, este proyecto de origen escandinavo promete traducir al instante los ladridos de tu perro, y todo gracias a una especie de diadema con sensores que detectan la actividad cerebral del chucho. De momento sus creadores han identificado algunos patrones como "Estoy cansado", "Estoy hambriento" o "Quien eres", pero aseguran que no son suficientes todavía para completar un producto que pueda llegar al mercado. Aun así, ofrecen una versión de 65 dólares con la que poder interactuar con estas tres frases, por lo que siempre podrás cumplir tu sueño de entender perfectamente a tu perro (aunque muchos aseguran ya hacerlo).

Fujitsu Wandant, un podómetro para perros que sigue los pasos de tu mejor amigo y los sube a la nube

En ocasiones nos preguntamos cómo es que en Engadget prestamos tanta atención a los podómetros inteligentes para humanos cuando nuestros perros son los únicos que quieren salir de casa para algo más que recoger una pizza. Más motivo si cabe para que echemos un vistazo al nuevo Wandant de Fujitsu, un collar canino repleto de sensores para monitorizar la actividad física de tu mejor y más paciente amigo directamente desde la nube.

El aparato, cuya tecnología ya fue detallada someramente por Fujitsu a mediados de año, registra los pasos dados por tu mascota, sus temblores y los cambios de temperatura, para a continuación subirlos a un servidor de internet usando tu smartphone o PC como lanzadera a la nube. El software incluido es además mucho más que un sistema de seguimiento de ejercicio físico, dado que además de registrar la actividad de su portador permite introducir información sobre sus raciones alimenticias (ideal para llevar el recuento de churros "distraídos" por las mañanas), un diario fotográfico y (esta no es la típica imagen que acude a nuestra cabeza cuando pensamos en tiernos cachorritos corriendo por el césped) un registro de control de heces para vigilar mejor sus digestiones.

Todos los perros pueden ir a la nube, gracias a Fujitsu

El cielo de los perros existe, y Fujitsu acaba de darles su primera nube. La compañía japonesa ha anunciado un nuevo dispositivo de bajo consumo diseñado para seguir la actividad de tu mejor amigo desde el collar, grabando en una memoria interna datos como la actividad física del animal, la temperatura externa o si está temblando, para después enviarlo a la nube desde un teléfono u ordenador equipado con un interfaz RFID FeliCa. Por ahora y que sepamos, este collar inteligente no soporta posicionamiento GPS ni puede twittear, pero tampoco tu perro nació sabiendo dónde podía levantar la patita... Tiempo al tiempo.

PR2 aprende a retirar mojones de perro

En las ciudades del futuro, los ciudadanos más desaprensivos seguirán dejando que sus perros defequen libremente en parques, jardines y aceras sin tino ni cuidado; algo que puede resultar sumamente nauseabundo cuando las urbes estén cubiertas con cúpulas de policarbonato para protegernos de los rayos ultravioleta. Se hará por tanto imperativo que alguien esté dispuesto a recoger las fétidas deposiciones del mejor amigo del hombre antes de que su aroma inunde nuestras fosas nasales, y el sufrido PR2 ya se está entrenando de cara a ese día.

Un equipo de estudiantes de la Universidad de Pensilvania han enseñado al robot de Willow Garage a buscar cacas de goma y retirarlas cuidadosamente usando un recogedor, hundiendo aún más en la mi... seria a un robot de 400.000 dólares que ha pasado de jugar al billar con sus amigos humanos y servirles cervezas, a limpiar las deyecciones de sus maleducadas mascotas. El mundo será un lugar mejor el día en que le instalen un Taser para "educar" a más de un guarro con menos sentido de la limpieza que su perro.

Pantuflas calefactables USB, para tus pies o para el gato

¿Buscabas algo para hacer que el gato se despegara de esa estufa para felinos que los humanos llamamos laptop? Porque si es así, Thanko (sorpresa) te ofrece la solución con la que multiplicarás por diez tu utilidad y reducirás a cero el número de pelos en el teclado: unas pantuflas calefactables USB.

Como otros inventos similares, se conectan a tu PC para aumentar de temperatura, y gracias a sus suelas de goma evitarás resbalarte cuando intentes alejar de las cortinas a tu querido Garfield. El precio es de 1.980 yenes la pantufla suelta (17 euros/24 dólares al cambio), y de 2.980 yenes la pareja (26 euros/36 dólares). Si quieres evitar peleas, lo mejor que puedes hacer es comprar tres.

My Pet Speaker, el altavoz que te pediría tu perro... si pudiera hablar


¿Sabes una cosa? Tu mascota no aguanta tus gustos musicales. Y no es que se ponga en plan madre "baja ese volumen" o "esa gente sólo sabe gritar", no, lo que pasa es que algunos animales domésticos escuchan un mayor número de frecuencias de audio, y aparentemente no les sientan nada bien tus remixes de Firestarter. Por ello, una compañía llamada Pet Acoustics ha lanzado un nuevo altavoz omnidireccional llamado My Pet Speaker.

Aparentemente, su gran ventaja es que omite determinadas (bajas) frecuencias para evitar que perros, gatos y caballos se vuelvan locos cada vez que enciendas la radio, y hasta los botones de control se han ocultado en la parte trasera para evitar que coletazos inoportunos puedan apagarlo. En otras palabras, te vas a gastar 250 dólares en un altavoz que posiblemente suene peor que otros, y encima tu gato no te va a querer más por ello.

Olisquea traseros como tu perro con la cámara para mascotas Pet's Eye


No sabemos ni queremos conocer tus motivos para ver todo lo que tu perro se mete a la boca, pero si siempre has tenido esa curiosidad, ahora puedes satisfacerla con la cámara para mascotas Pet's Eye. Puede almacenar 40 fotos a 640x480 en intervalos de 5, 10 y 15 minutos, viene con su propia batería de iones de litio, y tiene un precio de 39,95 libras (47 euros al cambio). Eso sí, luego no te quejes si descubres que el animalito tiene una dieta más "creativa" que las croquetas que le pones todos los días en el cuenco.

Dispensador de comida para mascotas controlable vía internet


Déjate de sopletes y programadores caseros; si tienes una mascota y estás pensando en tus próximas vacaciones, no vas a encontrar algo tan pulido como este dispensador de alimento controlado vía internet. Trata de pensar en el invento de cartón de hace unos meses, pero fabricado en masa y con componentes de calidad.

El aparato viene con una webcam para controlar que Toby se come todas las croquetas del plato, su propio cuenco, y un programador de 24 horas que ayuda a subir el precio hasta los 290 dólares/206 euros. Ahora ya sólo te falta una Roomba con recogedor desinfectante para limpiar las deposiciones del animalito (y un Laserpup para entretenerlo mientras estés fuera de casa).

[Artículo en inglés]

Gato inhabilita el ordenador de su amo con otra clase de "gusano informático"


Prepárate para lo peor: los gatos han aprendido la forma de infectar tu ordenador con "gusanos informáticos". No contentos con pasearse por tu apartamento como si fueran los dueños, ahora, también han descubierto la forma de desatar su felino temperamento destrozando ordenadores sin que nadie se entere.

La historia de hoy nos lleva a Inglaterra, donde Mark Taylor se encontró con que su portátil había sido fatalmente "infectado" por un gusano de los de verdad. Tras varios intentos fallidos de iniciar el equipo, el laptop terminó en las manos de un técnico, que descubrió la causa por la que el procesador se negaba a funcionar: una lombriz de jardín se había enredado en el ventilador, quedando frita y crujiente cual tira de tocino por culpa del calor despedido por los componentes internos. Resulta que los gatitos del señor Taylor tienen por costumbre meter las lombrices que cazan dentro de casa, y en un descuido, una de ellas salió de la sartén para caer en el cazo. Está claro que a los mininos no les bastaba con atascar las rejillas con sus pelos...

En fin, si alguna vez has experimentado algo parecido, lo mismo va siendo hora de pasar a la acción.

[Artículo en inglés]




    Noticias AOL