Skip to Content

AOL Tech

paracaidas posts

Recon Instruments descubre sus gafas con HUD integrado para pilotos de wingsuit y paracaidistas

Hemos sido fans de las gafas de esquí con HUD incorporado de Recon Instruments y Zeal Optics desde que pudimos probárnoslas allá por el CES 2011, y desde entonces nuestro enamoramiento no ha ido a menos. En parte porque la compañía no ha dejado de actualizarlas, y ahora que ya son más que conocidas entre los amantes de la nieve, ultima el que podría ser su lanzamiento entre las nubes. Y esta vez no hablamos de las virtuales, sino de las reales.

El nuevo Flight HUD de Recon Instruments es una nueva adaptación de la tecnología MOD, diseñada ahora para proporcionar a paracaidistas y pilotos de trajes aéreos (también conocidos como wingsuits) toda clase de información necesaria en plano vuelo, usando una diminuta pantalla inferior para mostrar la velocidad, la altitud y los datos de planeo relevantes para el usuario. Sólo hay un pequeño problema; el mercado para este tipo de dispositivos es bastante reducido, así que Recon Instruments sólo fabricará las Flight HUD si se asegura en 30 días al menos 250 solicitudes de preventa. Los interesados que lleguen a tiempo de cumplimentar su reserva podrán comprar las suyas por 299 dólares (230 euros al cambio), mientras que el resto deberán pagar 349 dólares (270 euros).

Si quieres conocer mejor las especificaciones de las Flight HUD, Jeb Corliss, piloto de wingsuit (y loco de remate), te detalla el funcionamiento del aparato tras el salto.

Sigue en directo el salto estratosférico de Felix Baumgartner y Red Bull

Sigue en directo el 'salto estratosférico' de Felix Baumgartner y Red Bull
Los problemas climatológicos han retrasado su cita con la historia en varias ocasiones, pero Felix Baumgartner, el lunático paracadista austriaco protagonista del desafío Red Bull Stratos, despegará en breves instantes a bordo de su globo aerostático si Eolo lo permite.

Este ex-militar convertido en deportista de (alto) riesgo se subirá a una cápsula elevada por un globo de helio para llegar hasta la misma estratosfera, y allí, a más de 36 kilómetros de altura, se lanzará protegido por un traje presurizado dotado con una cámara digital de alta resolución, un GPS y el instrumental necesario para que la Federación Aeronáutica Internacional pueda verificar los récords de vuelo en globo tripulado a mayor altura, salto a mayor altura y mayor tiempo en caída libre jamás experimentado por un ser humano. En su descenso, que debería durar entre cinco y seis minutos, Baumgartner romperá a cuerpo la barrera del sonido por primera vez en la historia.

El desafío técnico del proyecto Red Bull Stratos es significativo, y de hecho lleva fraguándose desde el año 2005. No sólo sus responsables han tenido que desarrollar la cápsula presurizada que llevará a Baumgartner a la estratosfera, con un peso de una tonelada, sino que también han tenido que lidiar con unas condiciones meteorológicas tan variables como potencialmente peligrosas; en teoría, el pasado día 9 de octubre Baumgartner y su salto estratosférico tenían que haber sido noticia en todos los telediarios, pero tras varios retrasos por culpa del viento se tuvo que cancelar el lanzamiento.

Actualmente el récord de salto en paracaídas a mayor altura está en manos del piloto estadounidense Joseph Kittinger, que en 1960 se lanzó a de 31,3 kilómetros como parte de un programa para desarrollar sistemas paracaídas para saltos a gran altura. ¿Conseguirá Baumgartner batir esta marca? Si el tiempo acompaña, dentro de poco lo sabremos. Te dejamos tras el salto con la cuenta atrás y la transmisión del evento en directo, vía YouTube.

[Actualización: A menos que vivas en una cueva suponemos que ya te habrás enterado de que Felix Baumbartner ha hecho historia con su salto estratosférico. El austriaco ha batido los récords de salto en paracaídas a mayor altura (39.068 metros), ascenso en globo tripulado a mayor altura y primer ser humano en romper la barrera del sonido sin ayuda mecánica (conseguido a unos 1.100 km/h en lugar de los 1.234 km/h que nos enseñaron en la escuela, dado que la densidad del aire es inferior a gran altura).

Tan sólo se le ha escapado el récord a la caída más larga; Baumbartner tardó cuatro minutos y 19 minutos, cuando la marca actual está en cuatro minutos y 36 segundos. Pese a ello, todo un triunfo que casi nos ha dejado con los dedos convertidos en muñones, especialmente cuando por unos instantes Baumbartner pareció entrar en barrera. Con suerte tendremos un buen vídeo grabado desde el traje dentro de poco.]

Nikon D300s se hace astronauta por unas horas y no duda en compartir la experiencia

No es la primera vez que tenemos constancia de gadgets con más ganas de la cuenta de ver mundo, pero ya puestos a enviar nuestros más preciados juguetes a los confines de la atmósfera, mejor hacerlo con una cámara capaz de hacer justicia a tan extraordinaria travesía. Sobre estas líneas tienes una de las instantáneas captadas por una Nikon D300s a bordo de la "aeronave" Cygnus, un rudimentario vehículo compuesto por un cajón de cerveza, un globo de helio, un antiguo teléfono con GPS para rastrear su posición y un paracaídas para amortiguar el aterrizaje.

Durante las casi 3 horas que estuvo en el aire, su cometido principal fue capturar la curvatura de la tierra y realizar algunas tomas a vista de pájaro de su ciudad natal, armada para ello con un objetivo Tokina 11-16 mm f/2,8. Uno de los grandes inconvenientes de la aventura fue la acumulación de hielo, que desluce ligeramente algunas de las fotografías; pero aun así los creadores del artefacto aseguran estar dispuestos a intentarlo de nuevo con un modelo mejorado. Mientras eso ocurre, te dejamos con un breve vídeo de su puesta en órbita tras el salto y el resto de imágenes en el enlace de lectura. Y tú, ¿te atreverías a lanzar tus ahorros al infinito tan alegremente?

Paracaídas con cuerda Wizard: Demasiado tarde para MacGyver, excesivamente conceptual para Bauer


Todavía no es una realidad, pero tal vez podría salvar unas cuantas vidas en caso de que un rascacielos se incendiara. Esta peculiar mochila paracaídas con cuerda es producto de la imaginación de HJC Design, y ha sido pensada de forma que pueda proporcionar "una solución automatizada de seguridad pública" con 250 metros de descenso asistido. La soga está hecha de kevlar, soporta fuerzas de hasta 2 toneladas, y además, es justo lo que necesitamos para cuando no hay manera de que llegue el ascensor a nuestro piso.

[Vía Coolest-Gadgets]
[Artículo en inglés]




    Noticias AOL