Skip to Content

AOL Tech

submarino posts

Street View nos lleva de visita a... un submarino ¡Inmersión!

Street View nos lleva de visita a... un submarino ¡Inmersión!
Esto de los paseos virtuales en Street View está resultando cada vez más divertido. La gente de Google nos ha llevado de excursión al zoo, a la Diagon Alley del mismísimo Harry Potter e incluso a la fantasmagórica isla que inspiró Skyfall, pero todas aventuras se quedan en nada tras la genial propuesta de hoy. ¿Te gustaría dar un garbeo por un lugar al que tienes pocas posibilidades de ir en tu vida? ¿Qué tal conocer las entrañas de un submarino? Pues bien, si tu respuesta es sí, prepárate para formar parte durante unos minutos y desde tu casa de la tripulación del HMS Ocelot.

Esta nave forma parte de la armada británica y mediante la exitosa herramienta de los de Mountain View podrás dar un paseo por el cuadro de mando de este submarino de clase Oberon y que suma ya 50 años. También podrás visitar zonas restringidas del mismo, como los camarotes y la sala de torpedos, así como la plataforma desde la cual fue botado. ¿Preparado grumete? Inmersión inmediata tras hacer clic.

[Vía The Register]

Spymaster Orcasub, un submarino biplaza de dos millones de dólares para 'volar' bajo las aguas

Spymaster Orcasub, un submarino biplaza de dos millones de dólares para 'volar' bajo las aguas
Si Jonny Quest fuera real, surcaría las profundidades oceánicas junto a Hadji a bordo del Orcasub de Spymaster. Este pequeño submarino eléctrico, exhibido en forma de maqueta por la cadena británica Harrods dentro de su evento Technology Showcase 2.0, mide 6,7 metros de largo de largo, pesa cuatro toneladas y posee dos cúpulas transparentes lo suficientemente resistentes como para aguantar de forma segura inmersiones a unos 600 metros de profundidad. En caso de que las cosas se tuerzan, sus dos ocupantes cuentan con un sistema de soporte de vida que debería hacer posible su supervivencia bajo el agua durante 80 horas.

A un nivel más técnico, el Orcasub se controla según sus responsables de forma similar a un avión, utilizando un joystick y dos pedales. Equipa un sonar para evitar obstáculos lejos del alcance visual, un sistema de comunicaciones a larga distancia y un cañón LED en forma de anillo con una potencia de 60.000 lúmenes, ideal para iluminar el lecho marino y/ despertar la curiosidad de calamares gigantes y toda clase de megafauna submarina potencialmente interesada en descubrir a qué saben los humanos.

Aquabotix HydroView te mete en el papel de Cousteau a manos de tu iPad

Las cámaras acuáticas tienen un gran número de seguidores que se vuelven locos por capturar instantáneas bajo el agua, así que, ¿te imaginas poder controlar remotamente un submarino que grabara vídeo en alta definición? Eso es justo lo que hace el Aquabotix HydroView, un divertido robot sumergible que te ayudará a explorar las profundidades marinas grabando vídeo en calidad 1080p con iluminación LED y todo controlado desde un iPad, un Mac o un PC. Su profundidad máxima se queda en unos más que presumibles 45 metros y su velocidad máxima es de 5 nudos (1 nudo si damos marcha atrás), y para la comunicación tablet-submarino incorpora una sonda de 22 metros de longitud (disponible también en 45 y 90 metros) que se encargará de establecer la conexión con los dispositivos de la superficie vía WiFi. Lamentablemente el precio del HydroView es de 3.995 dólares, convirtiéndose en un juguete sólo al alcance de muy pocos. Tras el salto podrás ver un vídeo realizado con el producto de Aquabotix en las Islas Vírgenes.

OpenROV, un rover open source con serias aspiraciones submarinistas

OpenROV, un rover open source con serias aspiraciones submarinistas
Hasta la vista, hemos podido ver al grueso de los proyectos con un rover implicado en diferentes tareas en tierra firme o en aventuras remotas, pero nunca lo habíamos visto explorando las profundidades del océano. Esto va a cambiar definitivamente gracias a OpenROV, un proyecto basado en código abierto que está capitaneado por el ingeniero de la NASA Eric Stackpole y que promete sumergir un rover en el océano a una profundidad de 100 metros. El dispositivo va equipado con unas pilas que le darán vida para aproximadamente hora y media, y cuenta con una cámara HD y luces LED para alumbrar la exploración en su descenso. Todo el equipo pesa unos 2,5 kg y se controla empleando un navegador web y las imágenes que se reciben a través de la cámara. Lo mejor del asunto es que podrás ser el propietario de uno de estos rover, que se financian mediante Kickstarter, y que estarán disponibles este verano a un precio de 750 dólares (unos 601 euros al cambio).

La armada de EEUU desarrolla un UAV que podrá lanzarse desde un submarino

La armada estadounidense no tiene suficiente con los últimos avances en el desarrollo de vehículos aéreos no tripulados y por ello, anda buscando el modo de añadir escamas a sus modelos para hacerlos aún más completos. En efecto, has leído bien y todo parece indicar que no habrá que esperar demasiado para ver a uno de estos cacharros inteligentes alzar el vuelo desde las profundidades del océano, puesto que la idea es que las primeras pruebas se lleven a cabo desde un submarino durante los ejercicios de entrenamiento del año que viene en el océano Pacífico. Si todo marcha según lo previsto, un "drone" especialmente modificado para la ocasión con unas alas plegables especiales podrá lanzarse desde el sistema de eliminación de desperdicios del submarino mientras éste se encuentra bajo el agua; mientras dura el chapuzón, la unidad estará protegida por un vehículo de lanzamiento sumergido (SLV por sus siglas en inglés), que lo transportará completamente seco hasta la superficie, donde emprenderá el vuelo como si tal cosa. Como ves una idea sorprendente donde las haya, claro que, después de verlos convertidos en techos flotantes inteligentes y construir edificios, no podemos evitar preguntarnos qué será lo siguiente.

Leer - Aviation Week
Leer - Defense Systems

Richard Branson anuncia Virgin Oceanic: Una empresa que explorará lo más profundo de los océanos

Nos es imposible ocultar que Richard Brandon es nuestro favorito entre los multimillonarios del mundo de la tecnología. No sólo pretende abrir las puertas al turismo espacial con su compañía Virgin Galactic, sino que ahora nos hace soñar con visitar los lugares más profundos, oscuros y extraños de nuestro querido planeta Tierra. En la foto superior puedes ver al primer submarino de Virgin Oceanic, una empresa que visitará los lugares más recónditos de cada océano con la meta bajar a más de 11.000 metros, en la fosa de las Marianas, cerca de Guam, y romper un nuevo récord de profundidad.

El submarino de la foto superior fue diseñado por Graham Hawkes, y tendrá dos pilotos: Chris Welsh y el mismísimo Richard Branson. Una vez en el fondo de los océanos esperan recoger muestras a ser analizadas por científicos, y lo más interesante es que la posibilidad de encontrar nuevos tipos de vida estará presente durante el viaje. Si tan sólo leer al respecto no te parece suficientemente emocionante, mira el inspirador video oficial tras el salto.

Exemode DV5000UW: video-chapoteos sin que tu cartera sufra las consecuencias

Exemode pretende servirte en bandeja la posibilidad de incordiar a las criaturas submarinas con su nueva videocámara sumergible. Tras el largo código de la DV5000UW se esconde un equipo capaz de realizar grabaciones a 720p durante unas dos horas y media, e instantáneas de 12 megapíxeles, todo ello a tres metros de profundidad. Por desgracia su memoria interna se queda en la marca de los 32 MB, de manera que casi se hace imprescindible acudir a su slot SDHC para disfrutar de 16 GB extras. La composición se completa con una pantalla LCD de 2,7 pulgadas, puerto USB, HDMI, un peso total de 220 gramos y una etiqueta de precio equivalente a 150 dólares/114 euros.

[Vía Oh Gizmo!]

El Caballero Escarlata atraca en Baiona y pone rumbo a casa tras cruzar el Atlántico


Hace algo más de un año que oímos hablar por primera vez de cierto submarino amarillo capaz de impulsarse bajo las olas sin más energía que la proporcionada por las corrientes de las aguas bajo las que navega. Su pionero viaje transoceánico, el único hasta la fecha utilizando este sistema de propulsión, culminó la semana pasada en el puerto gallego de Baiona, no casualmente, el punto de regreso de Cristóbal Colón tras poner pie en América, y hoy se puede considerar finalizado con la entrega del robot a Estados Unidos por parte del ministro de fomento José Blanco.

El Caballero Escarlata o Scarlet Knight si prefieres su nombre en inglés, ha sido desarrollado por la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey, EEUU, y podría convertirse en el futuro de las plataformas de investigación oceanográficas. Este pequeño vehículo se desplaza sin necesidad de motores, dado que saca partido de las corrientes oceánicas y emplea unas baterías de 60 kg para mantener en funcionamiento sus sistemas. Durante los 221 días y 7409 km que duró su travesía, el submarino recopiló información sobre las aguas en las que planeaba, tomando nota de valores como su salinidad y temperatura, para más tarde enviarlas al control de la misión al emerger, momento en el que aprovechaba para corregir su rumbo.

El Caballero Escarlata original reposará ahora en el museo del Instituto Smithsonian junto al mítico Spirit of St. Louis, el primer avión en cruzar el atlántico, pero Baiona conservará una réplica del planeador. Si quieres saber más sobre este robot, te recomendamos que eches un vistazo a la nota de prensa que tienes a continuación.

El Deep Flight Super Falcon explorará las profundidades de San Francisco


Graham Hawkes es conocido por llevar toda su carrera construyendo buques de exploración, pero su último proyecto, el Deep Flight Super Falcon, impresiona bastante.

Se trata de un submarino de 6 metros de largo en el que podrán viajar hasta 2 personas en su interior. Destaca por tener una estructura similar a la de un avión -de hecho, su creador lo describe como un avión, y no como un submarino-, ya que tiene un ala de 3 metros de longitud que ayuda a la navegación. Puede alcanzar una velocidad de 11 kilómetros por hora, y sumergirse hasta 457 metros. Comenzará una expedición por la Bahía de Monterrey del 19 de junio al 17 de julio y podrá verse cuando no esté en uso.

A continuación, tienes un vídeo de demostración. ¿Serías capaz de dar una vuelta en él?

Nereus buscará explorar el Abismo Challenger


Los robots submarinos ya nos han sorprendido en el pasado gracias a su capacidad para lograr inmersiones en las profundidades que antes eran imposibles. Ahora científicos estadounidenses han diseñado Nereus, un nuevo robot submarino que buscará llegar a Fosa de las Marianas, ubicado en el océano Pacífico y considerado como el fondo marino más alejado de la superficie.

El robot puede controlarse de forma remota, es completamente autónomo y cuenta con sensores químicos, un sonar y una cámara digital para explorar y capturar todo lo que las vastas praderas de las profundidades marinas puedan ofrecer antes de regresar por su cuenta al barco que lo llevará en la que debe ser su misión más importante. La tarea del Nereus no es menor si pensamos que descenderá 11.034 metros bajo el mar; de conseguirlo sería el primer vehículo autónomo en hacerlo y lograría dar respuestas sobre criaturas marinas que sólo viven en esta parte del mundo y que aún nos son desconocidas.

Como podrán imaginarse, el proyecto involucra una buena cuota de dinero (cerca de 5 millones de dólares) y, de ser exitoso, será el primero de muchos otros, por eso equipos científicos franceses, británicos, rusos y japoneses observarán el desarrollo del Nereus con mucho interés, sobre todo cuando comience su travesía el próximo 23 de mayo.

[Artículo en inglés]

Empiezan las reparaciones de los cables submarinos de internet que fueron cortados

Si no pudiste conectarte al internet y leer que unos cables submarinos fueron cortados, seguramente tampoco te vas a enterar que están siendo reparados. Expertos de la empresa francesa Telecom Marine ya están arreglando dos de los tres cables de internet cercenados la semana pasada.

El robot explorador Hector viajará a las profundidades del Mediterráneo para encontrar los cables, que pueden haberse movido varios kilómetros debido a los barcos y las corrientes del sector. Esperan que los dos cables sean reparados para el 25 de diciembre, mientras que el tercero deberá ser reconectado por un barco de FLAG Telecom que no ha proporcionado información sobre su trabajo.

La labor es lenta y complicada, y es que cada fibra óptica debe ser unida individualmente. Aprovechamos la oportunidad para agradecer que nuestro trabajo debe ser realizado desde un escritorio, en un cuarto cálido, sentados en cómoda una silla, y no a cientos de metros bajo el agua.

Crecen las sospechas tras cortarse un cuarto cable de comunicaciones en el Mediterráneo

Por cuarta vez en una semana, uno de los cables de comunicaciones submarinos que cruzan el Mediterráneo ha sido cortado, y aunque no se sabe nada de actividades subversivas las cosas empiezan a oler a chamusquina. Flag Telecom, una filial del conglomerado indio Reliance ADA Group, ha perdido dos cables en menos de siete días, algo que no había pasado hasta ahora. Estos "accidentes" han hecho que el tráfico de Oriente Medio y alrededores haya sido redirigido a través de otros cables para evitar un apagón local de internet, pero como vuelva a haber otro corte, podrían enfrentarse a unos pings dignos de 1993 (por no hablar de cosas mucho, mucho peores). La pregunta es clara: ¿qué narices está pasando?

[Foto: DivingCo]
[Artículo en inglés]

Slocum Glider, un planeador submarino para proteger a las manadas de ballenas


Ya hemos oído de boca de ecologistas y científicos que deberíamos poner más énfasis en salvar a las ballenas, y ahora, gracias a un planeador subacuático creado por Webb Research, disponen de una herramienta más para ponerlas a salvo de los navíos que surcan los mares. Recientemente se ha realizado una prueba del Slocum Glider en la que este dispositivo fue sumergido a 200 metros de profundidad con la intención de reconocer, localizar y grabar datos de posicionamiento de poblaciones de ballenas nadando en las proximidades. El robot, armado con un emisor de radio, está programado para subir a la superficie y "telefonear a casa" transmistiendo la información recopilada, que posteriormente será enviada a los barcos cercanos para evitar que entren en aguas pobladas por ballenas. Jim Theriault, del departamento de I+D del ministerio de defensa canadiense, llevó a cabo el experimento, y hace notar que su sistema de detección y aviso de presencia de ballenas incluso es capaz de seguir las "llamadas de baja frecuencia" de los adorables cetáceos.

Actualmente, el torpedo funciona con unas baterías recargables de aproximadamente un mes de autonomía, pero futuras versiones serán capaces de navegar "por entre cinco meses y un año" empleando un gel especial de recarga. El Slocum Glider asustará a capitanes domingueros y bañistas de alta mar este verano, que posiblemente se creerán atacados por el submarino amarillo de los Beatles cuando lo vean en sus proximidades.

[Vía The Raw Feed]
[Artículo en inglés]




    Noticias AOL