Skip to Content

AOL Tech

tos posts

Instagram revierte sus Condiciones de Servicio debido a las quejas

Instagram revierte sus Condiciones de Servicio debido a las quejas
Después de publicar sus nuevos y polémicos Términos de Servicio, Instagram se convirtió en el blanco de sus malhumorados usuarios, totalmente en contra de la política adoptada para rentabilizar las fotos publicadas en sus páginas. Tanto así que su cofundador se vio obligado a publicar una aclaración, que según vemos, no sirvió para nada. Instagram acaba de anunciar que continuará usando la misma política implementada en octubre de 2010 hasta que tenga ideas más sólidas y pueda pedir opinión de los usuarios mientras explican la manera en la que manejará su negocio de publicidad.

En el artículo, publicado en el blog oficial, se aclara nuevamente que la empresa no tenía absolutamente ninguna intención de vender las fotos de los usuarios, insistiendo en que "nosotros no somos dueños de tus fotos; tú lo eres".

El último paso es ver la reacción de las personas con respecto a este anuncio, porque aunque muchos usuarios podrían haber cancelado sus cuentas, otros tantos podrían continuar seguir usando el servicio ahora que saben que su voz es escuchada.

Instagram intenta aclarar sus nuevos Términos de Servicio (y calmar de paso los ánimos)

Instagram intenta aclarar sus nuevos Términos de Servicio y calmar los ánimos
Instagram anunció ayer unas nuevas condiciones de uso que serán implementadas a partir del 16 de enero, con cambios bastante importantes en lo que respecta a la información del usuario y la publicidad. Las reacciones en contra del documento no se hicieron esperar, y la filial de Facebook recibió tantas quejas que su cofundador decidió escribir una aclaración para tranquilizar a sus fieles.

En un artículo publicado en el blog de Instagram, Kevin Systrom dice que su compañía tan sólo quiere "experimentar con publicidad innovadora", como ayudar a que una compañía socia consiga más seguidores buscando nuevas personas entre los amigos de los seguidores que ya tenga. Con ese tipos de cosas Instagram sólo pretendería obtener ingresos sin verse obligada a introducir modificaciones drásticas y posiblemente perjudiciales en la interfaz actual. El problema es que estos cambios llegan a un servicio que hasta ahora ha sido totalmente gratuito, y que además es usado por menores de edad.

A todo esto, Instagram quiere que quede claro que la información y fotos de los usuarios no serán vendidas a empresas de publicidad, y cambiará el lenguaje usado en los Términos de Servicio para que eso sea más evidente. Esperamos que no pierdan tiempo, porque muchos usuarios han prometido cerrar sus cuentas tras enterarse de los cambios, y unos cuantos podrían haberlo hecho antes de echar un ojo a la aclaración oficial, disponible siguiendo el enlace Leer.




    Noticias AOL