Skip to Content

AOL Tech

turismo espacial posts

Virgin Galactic dará el pistoletazo de salida al turismo espacial el año que viene

Virgin Galactic dará el pistoletazo de salida al turismo espacial el año que viene
Los destinos vacacionales de toda la vida están a punto de quedar a la altura del betún con la llegada, ahora sí que sí, del turismo espacial de la mano de Virgin Galactic. Richard Branson acaba de confirmar que el primer vuelo comercial del SpaceShipTwo tendrá lugar el año que viene y parece que todo quedará en familia, pues él mismo ha confirmado lo acompañarán dos de sus hijos. La nave en cuestión tiene ya a sus espaldas unas cuantas horas de prueba y es capaz de volar a unos 100 kilómetros de la tierra durante dos horas y media con 5 minutos de ingravidez. Por ahora hay 529 personas dispuestas a pagar los 200.000 dólares que cuesta el billete (unos 165.000 euros más o menos) y someterse a la semana de entrenamiento reglamentaria.

Y tú, ¿te atreverías a dar el paso? Pues ya tardas en asomarte a la web de Virgin Galactic para reservar tu vuelo.

[Vía The Verge]

Leer - Yahoo News (Associated Press)
Leer - Reservas en Virgin Galactic

Excalibur Almaz se propone enviar turistas a la Luna por el módico precio de 100 millones de libras

Excalibur Almaz se propone enviar turistas a la Luna por el módico precio de 100 millones de libras
Richard Branson y Elon Musk ya pueden ir pensando en pisar el acelerador, porque mientras Virgin Galactic y SpaceX siguen pensando o haciendo sus primeros pinitos fuera de la atmósfera terrestre, una compañía británica llamada Excalibur Almaz planea lanzar los primeros vuelos a la Luna a partir de 2015.

Esta empresa fundada por Art Dula, un abogado especializado en patentes y ciencia espacial, piensa adelantar a su competencia utilizando cohetes y sistemas de la antigua era soviética, ahorrando por tanto tiempo y dinero. Concretamente, Excalibur tiene pensado lanzar dos antiguas estaciones Salyut totalmente reacondicionadas con componentes modernos y varias naves Soyuz. La idea es difiere notablemente de las antiguas misiones Apollo que llevaron al hombre a la Luna; por lo pronto no habrá aterrizaje, dado que ninguno de los vehículos utilizados puede alunizar, sino que sus tripulantes orbitarán alrededor de nuestro satélite durante un tiempo.

Más concretamente, el plan de Excalibur pasa por comenzar poniendo en órbita terrestre una estación espacial Salyut, para después lanzar una cápsula reutilizable Soyuz en su dirección. Una vez acoplada, el Salyut, equipada con su propio sistema de propulsión, se dirigirá lentamente hacia la Luna para que sus ocupantes realicen experimentos o simplemente disfruten con el paisaje selenita.

En total, el viaje de ida y vuelta requerirá nada menos que seis meses y 100 millones de libras (124 millones de euros/156 millones de dólares), lo que hace que las 200.000 libras de los vuelos orbitales de Virgin Galactic parezcan un viaje de autobús. Esperemos que los primeros clientes no se olviden de meter calzoncillos de sobra.

Paul Allen, co-fundador de Microsoft, se lanza a la aventura espacial junto a Elon Musk

Cuando Paul Allen no está haciendo cariñitos a Bill Gates y demandando a media internet por un quítame allá esas patentes, el filántropo y co-fundador de Microsoft invierte sus millones en proyectos tan intrigantes como el FlipStart o el incipiente negocio de los vuelos espaciales privados. Así es: Allen ha formado equipo con el diseñador aeroespacial Burt Rutan y el omnipresente Elon Musk para crear Stratolaunch Systems, una nueva firma cuyo primer aparato será diseñado y construido por Scaled Composites, la compañía de Rutan, con la idea de transportar un cohete de unos 36 metros desarrollado por SpaceX, capitaneada por Musk.

El propósito de este avión, del tamaño aproximado de dos Boeing 747 (con una envergadura total de más de 115 metros), sirva de plataforma voladora de lanzamiento para futuras misiones. Supuestamente, lanzar los cohetes directamente en la estratosfera permitirá reducir de forma notable los costes de las misiones actuales, haciendo posible poner en órbita cápsulas tripuladas y satélites con un presupuesto muy ajustado.

Según Spaceflight Now, actualmente Stratolaunch cuenta con una plantilla de unas 100 personas, y por ahora nadie quiere hablar demasiado sobre las características de su primer vehículo. Comprensiblemente, dado que la competencia en esta pequeña industria es feroz y nadie quiere dar ideas a los rivales. De acuerdo a Allen, los vuelos de prueba tendrán lugar en 2015, y un año después se producirá el primer lanzamiento. Tampoco sabemos cuánto dinero ni qué inversores están respaldando este misterioso proyecto, pero Mike Griffin, antiguo administrador la NASA, ha pasado a formar parte de la junta directiva, mientras que Gary Wentz, que anteriormente fue jefe de ingeniería de la agencia espacial estadounidense, dirigirá Stratolaunch desde su puesto como presidente y CEO.

Vídeo: La nave espacial del fundador de Amazon despega y aterriza sin incidente

Aunque a juzgar por noticias anteriores no lo parezca, la "cisterna espacial" de Jeff Bezos sabe volar. El fundador de Amazon, que como sabes está involucrado en su propio proyecto de vehículo espacial comercial con la ayuda de 22 millones de dólares concedidos por la NASA, anunció en septiembre que su último prototipo se había estrellado en el desierto, pero para evitar dar una imagen de fracaso, Blue Origin ha olvidado por un momento su secretismo para mostrar una prueba exitosa realizada el pasado 6 de mayo y de la que no sabíamos nada hasta ahora.

En el vídeo, el New Shepard despega sin incidente alguno desde su pista de lanzamiento en el oeste de Texas, e instantes después se posa lentamente usando su propio motor cohete como amortiguador de descenso. Aunque por ahora apenas puede levantarse unos metros del suelo, en el futuro, el New Shepard servirá para lanzar una cápsula tripulada pensada para cortas misiones suborbitales. Blue Origin también está trabajando en un vehículo orbital y tiene pensado desarrollar una cápsula de escape para la NASA, pero por ahora apenas hay información al respecto.

Si tienes curiosidad en ver el funcionamiento de este curioso vehículo espacial reutilizable, el vídeo te espera tras el salto.

SpaceX quiere cambiar los paracaídas de sus naves por motores cohete

Aunque Elon Musk siempre ha tenido un ojo puesto en el lanzamiento de satélites comerciales, el fundador de SpaceX (y Tesla Motors) espera que gran parte de su actividad inicial se desarrolle en torno al turismo especial, y eso requiere unos costes realmente reducidos, especialmente si quiere competir de forma satisfactoria con los rusos. ¿Y cómo piensa hacerlo? Pues para empezar, reutilizando todas las partes de sus cohetes sin tener que ir a buscarlas en mitad del océano.

El último diseño de su cápsula Dragon contempla el uso de un impulsor con segmentos de reentrada controlada mediante cohetes, de forma que igual que el módulo habitado aterriza controlando su descenso mediante chorros de gases incandescentes, todas las etapas del cohete encargado de ponerlo en órbita aterrizan de idéntica manera en un punto concreto. Con un paracaídas no hay forma de controlar su regreso a la superficie, pero con este sistema, básicamente el control de tierra (o el piloto automático) sería capaz de dirigir el cohete pieza a pieza hacia un punto de aterrizaje concreto, donde sería recogido y puesto a punto de cara a su próxima misión.

Queda por ver cómo piensa resolver SpaceX el formidable desafío técnico que supone controlar la caída de las piezas, por no mencionar el coste asociado de llevar consigo el combustible para las maniobras de orientación y frenada, pero si lo consigue, la factura de enviar turistas al espacio podría descender de forma verdaderamente drástica.

Boeing lanzará los primeros vuelos tripulados de su CST-100 en 2016

Que la NASA haya jubilado a sus lanzaderas espaciales después de tres décadas de éxitos y fracasos no significa que Estados Unidos haya abandonado los vuelos tripulados. Ni mucho menos. Compañías como Virgin Galactic y SpaceX apuestan con fuerza por los lanzamientos comerciales como modelo de negocio, y ahora Boeing se suma al incipiente número de empresas interesadas en el mercado de los vuelos especiales con su CST-100.

En realidad, su cápsula fue anunciada el año pasado, pero ahora sabemos la firma aeronáutica piensa lanzar al espacio a sus primeros siete astronautas en el año 2016, después de realizar dos misiones no tripuladas en 2015 con destino a la estación espacial internacional. Lo que nadie nos asegura es que vayan a llenar todos los asientos cuando Boeing esté en disposición de mandar a sus primeros astronautas, dado que la cápsula ha sido pensada para transportar carga o personas, y seguramente querrán aprovechar los viajes para enviar piezas de repuesto, alimentos y material de todo tipo, no sólo humanos con los que seguir consumiendo las provisiones. Después de todo, todavía no han conseguido cultivar Cheetos hidropónicamente.

[Vía BBC]

Elon Musk espera que SpaceX mande un hombre al espacio en tres años, y llegar a Marte en los próximos veinte

Ya sabes bien que a Elon Musk le encanta llenarse la boca con declaraciones altisonantes, pero es que este ejecutivo sudafricano no se ha hecho de oro solo por su adicción a los signos de exclamación. En una entrevista con el Wall Street Journal, el co-fundador de PayPal, jefe de Tesla y máximo responsable de SpaceX, ha dicho que "probablemente" mandará a un hombre al espacio de aquí a los próximos tres años, con la esperanza de poder iniciar vuelos tripulados a Marte entre los próximos 10 a 20 años. El turismo espacial ya sabes que no es algo nuevo, pero hasta ahora este tipo de iniciativas se han realizado en colaboración con agencias espaciales estatales, y son pocas las compañías privadas dispuestas a competir.

Para lanzar al éter sideral a su propio Yuri Gagarin, SpaceX contará con 75 millones de dólares concedidos por la NASA para desarrollar sus proyectos de vuelos espaciales comerciales, y por supuesto, con la experiencia que le proporcionará la creación del Falcon Heavy, llamado a convertirse en el "cohete más poderoso del mundo". Según Musk (parafraseamos un poco) "un futuro en el que la humanidad esté ahí fuera, explorando las estrellas, es increíblemente emocionante e inspirador, y vamos a ayudar a conseguirlo". Y con él estamos, aunque antes de pensar en montar un tipi en Cidonia, le recomendaríamos la lectura de La Luna es una cruel amante. Sólo por si acaso.

Tienes la entrevista completa tras el salto.

SpaceX lanza con éxito su cápsula espacial Dragon

Elon Musk está a un paso de vender no sólo turismos eléctricos, sino también turismo espacial. El co-fundador de PayPal y jefe de Tesla Motors está celebrando el lanzamiento en Cabo Cañaveral del cohete Falcon 9, diseñado por su start-up SpaceX con el fin de transportar al espacio a acaudalados clientes en busca de nuevas sensaciones.

Tras su lanzamiento, la cápsula Dragon completó una órbita a baja altura a más de 27.000 km/h, y posteriormente regresó a la Tierra, aterrizando en el Océano Pacífico tras finalizar su misión "con un éxito del 100%". De esta forma, SpaceX se convierte en la primera firma comercial del mundo que ha realizado una reentrada atmosférica desde una órbita terrestre baja.

Si quieres ver el lanzamiento, lo encontrarás tras el salto.

Una compañía rusa pretende poner en órbita un hotel de lujo en 2016

Seguimos esperando con todas nuestras fuerzas que el turismo espacial se convierta finalmente en una realidad –a ser posible sin que arruinemos a toda nuestra estirpe por el camino- y ya se ha dado un paso más al respecto. La compañía rusa Orbital Technologies ha anunciado hace poco sus planes de lanzar al espacio un hotel de 7 habitaciones que siga la órbita de la Estación Espacial Internacional. Según afirma Sergei Kostenko (CEO de la empresa) sus aventureros invitados podrán disfrutar de las últimas comodidades y un menú cocinado por chefs de renombre; pero no llega a dejar claro quién se hará cargo de financiar el proyecto o ejecutarlo, aunque algunas voces apuntan a que podría tratarse de Energía, la agencia espacial del estado ruso. El propio Kostenko afirma, además, que el recinto no sólo pretende convertirse en la casa de vacaciones de nuestros sueños, sino que también se podría aprovechar en caso de que la Estación Espacial Internacional sufriera problemas técnicos (esperemos que no por causas extraterrestres).

CST-100: Boeing presenta su propuesta para el turismo espacial

Se está celebrando estos días la FIA (no la Federación que amaña constantemente las carreras de Fórmula 1, sino la Farnborough International Air Show), en esta pequeña ciudad cercana a Londres. Allí se ha presentado la Boeing CST-100, una capsula espacial diseñada por el gigante aeronáutico para llevar tripulantes hasta la Estación Espacial Internacional.

La cabina CST-100 (Crew Space Transportation-100) está diseñada en homenaje al clásico Apolo 14 que viajó a la Luna en las décadas de los 60 y 70 del pasado siglo, pero con un tamaño mucho mayor capaz de albergar hasta siete tripulantes.

Cuando esté terminada, la cápsula podrá permanecer acoplada a una estación espacial en órbita hasta siete meses, y para su refreso a la Tierra estará protegida por un escudo térmico especial. Cada nave podrá volar diez veces antes de ser retirada y sustituida por una nueva.

Si disponen de la financiación necesaria, Boeing lanzará el primer CCT-100 desde Florida en el año 2014, siendo por ahora la NASA y la empresa constructora Bigelow Aerospace, los primeros clientes dispuestos a darle uso.

¿Te apetece una excursión para ver cosas que jamás creeríamos, como atacar naves en llamas más allá de Orión, o Rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la Puerta de Tannhäuser? Esperemos que el dinero que cueste hacer este viaje no se nos pierda del bolsillo como lágrimas en la lluvia...

WhiteKnightTwo volará en septiembre; primeras pruebas en julio


Aunque casi toda la atención sobre los vuelos espaciales para turistas de Virgin se ha centrado en el SpaceShipTwo, su avión de carga WhiteKnightTwo entrará en fase de pruebas a finales de julio, y tras los necesarios test en tierra surcará los cielos en el mes de septiembre. Con la noticia, también nos hemos enterado de algunos detalles sobre este aparato de doble carlinga que Virgin está promocionando como una nave de "arquitectura abierta" en busca compradores interesados en sus múltiples posibilidades de uso.

En palabras del presidente de Virgin Galactic, Will Whitehorn, "WhiteKnightTwo es la nave de carga más avanzada del mundo", tiene "la mejor eficiencia de combustible de cualquier avión jamás creado en la historia", y es "el primero del mundo fabricado al 100% con materiales compuestos de carbono". Tres sucintas afirmaciones que dejan claro el potencial del aparato. Incluso parece que podrían venderlo como hidroavión, gracias a su polivalente diseño y amplia capacidad de carga.

En cualquier caso, sabes tan bien como nosotros que lo que de verdad nos interesa son esos asientos de 200.000 dólares (130.000 euros al cambio) por trasero con vistas a las estrellas. Habrá que preguntar por ahí a ver quién tenemos que dorar la píldora para conseguir una plaza.

[Artículo en inglés]




    Noticias AOL