Skip to Content

AOL Tech

usairforce posts

Drones con patas que caminan y se posan en los árboles como si fueran pájaros (vídeo)

Drones con patas que caminan y se posan en los árboles como si fueran pájaros
Solo hay algo más inquietante que un drone flotando sobre tu cabeza con aviesas intenciones, y eso es un drone capaz de posarse en ramas y tendidos eléctricos como si fuera un pájaro para cumplir su misión. Esta es la idea de Vishwa Robotics, una compañía estadounidense que ha desarrollado dos patas mecánicas pensadas para dotar a vehículos aéreos no tripulados con la capacidad de aterrizar en árboles e incluso caminar, protegiendo así a las aeronaves de los ojos del enemigo. El proyecto ha sido desarrollado bajo los auspicios de la fuerza aérea estadounidense, que estaría interesada en acoplar estas patitas a algunos de sus drones.

Esta innovadora tecnología se inspiró en la forma en la que levantan el vuelo y toman tierra las propias aves. Examinando horas de vídeo de decenas de pájaros grabadas en alta velocidad, Vishwa Robotics pudo emular la forma en la que sus dedos se despliegan al posarse sobre la tierra o se cierran para agarrarse a una rama, optando al final por emular el movimiento de las patas de los halcones, con los cuales comparte unas afiladas garras que permiten a los drones sujetarse con firmeza en superficies difíciles. Además, y aunque no es su propósito principal, estas patas mecánicas pueden moverse hacia delante y hacia detrás para permitir que los aparatos recorran pequeñas distancias "a pie".

Aunque inicialmente este proyecto ha nacido con fines militares, investigadores citados por la revista New Scientist creen que podría ser adaptado finalmente a un uso civil. Por ejemplo, vehículos aéreos no tripulados podrían ser desplegados en áreas extensas para establecer puntos de comunicación en entornos rurales o tras un desastre natural, e incluso podrían desarrollar labores de control medioambiental.

Blue Devil Block 2, el enorme (y reluciente) dirigible espía del ejército de EEUU

Podría parecer la pesadilla de cualquier gallina clueca, pero el invento que tienes sobre estas líneas es más bien artificial. Se llama Blue Devil Block 2, mide 112 metros de largo y se trata de un enorme dirigible (atento al camioncito LEGO del fondo) encargado por la Fuerza Aérea de Estados Unidos como plataforma de espionaje para sus operaciones Afganistán.

Inflado en septiembre, este singular aparato que poco parece tener en común con su nombre, levantó el vuelo por primera vez la semana pasada en Carolina del Norte, EEUU, y si todo va bien, debería surcar los cielos de Afganistán para finales del próximo año. Gracias a su estabilidad y silencioso funcionamiento, Blue Devil Block 2 podrá espiar al enemigo con cámaras y micrófonos, enviando posteriormente la información recogida con un sistema de transmisión láser conectado a una supercomputadora de a bordo. Su carga de helio le permitirá flotar a una altura máxima de 6 km, donde podrá permanecer durante un máximo de cinco días seguidos.

Alguien se lo va a pasar en grande cuando haya que desinflarlo.

Descubren un virus en los sistemas de control de los UAV militares de EEUU

Los técnicos de sistemas ocupados de mantener la flota de UAVs militares de EEUU limpita y operativa no ganan para disgustos. Después de descubrir que sus streams de vídeo sin cifrar estaban siendo interceptados con un software de descargas vía satélite, ahora llegan noticias de que un virus sin identificar ha infectado los sistemas de control usados para pilotar los aviones desde tierra.

Según publica la revista Wired, los ordenadores de la base de la Fuerza Aérea de Creech, Nevada, han sido infectados con un keylogger que registra las pulsaciones de los teclados y los almacena para ser recogidos o enviados por alguien. ¿Quién? Eso no lo sabemos, pero están afectados los puestos de control de los modelos Reaper y Predator (ambos potencialmente armados), que en cualquier caso siguen ejecutando misiones a miles de kilómetros de distancia.

Una fuente consultada por Wired, el ejército cree que podría ser un virus benigno, si bien lo único seguro es que el software sigue apareciendo una y otra vez, a pesar de que los equipos no están conectados a internet por razones de seguridad y de que los técnicos han tenido que borrar totalmente todas las unidades extraíbles. Ni siquiera el formateo y la reconstrucción de los discos duros utilizados para intercambiar archivos ha podido eliminar su presencia de las instalaciones, que por ahora (y que se sepa) todavía no han registrado una fuga de datos. En palabras de una de las personas relacionadas con su limpieza, es algo que "está recibiendo un montón de atención", pero "nadie está sufriendo un ataque de pánico. Todavía".

¿Deberíamos empezar a buscar sospechosos?

La Fuerza Aérea de EEUU quiere UAV que "pringuen" al enemigo

Los UAV del ejército de los Estados Unidos podrían comenzar a dispensar mucho más que misiles Hellfire sobre las cabezas de sus adversarios. Esta semana, la Fuerza Aérea hizo pública una propuesta para desarrollar pequeños drones capaces no de llenar de metralla al enemigo o espiarlo desde posiciones seguras, sino de casi literalmente pintarles una diana, esparciendo algún tipo de sustancia marcadora con la que hacerlos visibles a los sensores de aviones y tropas.

El comunicado no detalla exactamente el tipo de material del que estaríamos hablando, pero el Pentágono lleva tiempo investigando todo tipo de compuestos químicos, desde componentes "biorreactivos" a feromonas de insectos, aunque una de las tecnologías más prometedoras tiene que ver con un polvo de nanocristales que harían "brillar" a las personas marcadas en los equipos de visión nocturna. Prueba del interés del Departamento de Defensa en el "marcaje, seguimiento y localización" de personas (aliados o enemigos), son los 210 millones de dólares que ya se han apartado para el desarrollo de las tecnologías necesarias.

Todo esto, sin embargo, no quiere decir que el uso de UAV para estos fines esté asegurado. La propuesta aclara que la Fuerza Aérea está abierta a "otros métodos innovadores" de dispersión que no tengan que ver con vehículos no tripulados, aunque no nos imaginamos que estén pensando en sustituir los M4 de las tropas de tierra por pistolas de pintura...

[Vía PopSci]

X-47B, el bombardero sin piloto de Northrop Grumman, completa su primer vuelo

No todos los UAV caben en un maletero ni disparan cohetes de feria. Northrop Grumman ha anunciado que su bombardero fantasma X-47B completó hace varios días su primer vuelo en la base de las fuerzas aéreas de EEUU en Edwards, California, donde aterrizó tras 29 minutos en el aire. Durante su primera gran prueba, el aparato, que carece de cola y ha sido diseñado para evitar los sistemas de detección por radar, alcanzó una altitud de más de 1.500 metros sobre el nivel del mar. En cuya dirección deberá dirigirse antes o después; la meta de sus ingenieros es hacer que pueda despegar y aterrizar desde un portaaviones. Las primeras pruebas sobre una cubierta están previstas para el año 2013.

Fuerza Aérea de EE.UU., decepcionada por no poder "instalar otro SO" en sus 2.500 PS3


Todos nos quedamos algo perplejos cuando nos enteramos de que la Fuerza Aérea de Estados Unidos compró unas 2.500 consolas PS3 de Sony (primero 300 y luego otras 2.200) para crear un súpercomputador que hiciera labores de investigación gracias a la potencia del chip Cell.

Sin embargo, parece que los militares norteamericanos están algo decepcionados con la reciente decisión de Sony y la eliminación del instalar otro sistema operativo en su reciente actualización 3.21. Mientras no conecten a Internet ni actualicen sus consolas no habrá inconveniente. La cuestión está en que cuando alguna unidad se estropee no podrá ser reemplazada por ninguna nueva, pues no podrá instalarse Linux para trabajar con el resto.

Este proyecto se englobaba en el High Performance Computing Modernization Program, en el que el Departamento de Estado ha invertido cerca de 2 millones de dólares.

[Vía Joystiq]

El avión espacial Boeing X-37B despegó anoche... y no se sabe cuándo aterrizará

Con un gran secretismo a su alrededor, la Fuerza Aérea de Estados Unidos hizo despegar la noche de ayer al Boeing X-37B, un avión espacial muy similar a los transbordadores actuales, pero con un cuarto de su tamaño y totalmente autónomo. Se piensa que el aparato podría ser usado para capturar imágenes como las de los satélites con la ventaja de movimiento de un avión, o también podría servir para transportar y hasta usar armas espaciales.

La fabricación de este vehículo empezó como un proyecto de la NASA. No obstante en el 2004 pasó a ser parte de la Fuerza Aérea de EEUU, y toda la información al respecto terminó siendo clasificada como top secret. Los detalles que sabemos fueron proporcionados en una rueda de prensa, durante la cual un reportero curioso preguntó la fecha de regreso del aparato, recibiendo por respuesta que "con toda la honestidad, no sabemos a ciencia cierta cuándo regresará". El avión no sólo es capaz de volar por sí sólo, sino que además puede despegar sin intervención humana.

Ahora, la Fuerza Aérea espera poder reusar al X-37B como si fuera un avión, necesitando tan sólo pocos días para prepararlo para su próxima asignación. Si los UAV te parecen interesantes, puedes sonreír, porque estamos hablando de una gigante evolución en lo que a vehículos aéreos no tripulados respecta.

El gobierno de EEUU pretende mejorar los GPS con una inversión de 886 millones de dólares

Considerando que los actuales sistemas de navegación por satélite podrían ser mucho mejores, el gobierno de los Estados Unidos, por medio de la Fuerza Aérea, acaba de otorgar un contrato de 886 millones de dólares para que la compañía Raytheon mejore la tecnología utilizada por la red GPS. Específicamente, trabajarán con una característica denominada "control avanzado de segmentos", que lleva las siglas OCX, y permitiría mejorar la seguridad, imposibilitar bloqueos (para uso militar), y mayor precisión y funcionamiento para los civiles. Este contrato representa sólo uno de dos a ser otorgados, y si el servicio GPS de EEUU presentará mejoras, no podemos esperar menos de Galileo y GLONASS ¿o nos equivocamos?




    Noticias AOL