Skip to Content

AOL Tech

usnavy posts

La Marina estadounidense lanza un drone con éxito desde un submarino

La Marina estadounidense lanza un drone con éxito desde un submarino
Estas semanas 'drone' se ha convertido sin ningún género de dudas la palabra de moda en el mundo de la tecnología, y no sólo por los altos vuelos que planea Amazon precisamente. Como sabes, este dispositivo se emplea ya abiertamente en el terreno militar por las ventajas que ofrece, sobre todo en labores de reconocimiento. Pues bien, la Marina estadounidense se ha tomado este asunto muy en serio, y lleva ya cierto tiempo ensayando con el envío de drones desde otros medios menos esperados. Así, la Navy acaba de publicar en una nota que ha logrado desplegar un drone enviado desde un submarino navegando en las profundidades del mar, y lo ha tenido sobrevolando la zona en labores de reconocimiento durante una hora.

Lo han logrado empleando una cápsula bautizada como "Sea Robin" y que fue lanzada desde la sala de torpedos de la nave. ¿Cuál es el objeto o misión que persiguen con este ensayo? Estos drones seguirán contando con labores de vigilancia y envío de información a los servicios de inteligencia, aunque en este caso, desde las profundidades y sin que se note su despliegue.

Vídeo: El drone X-47B aterriza sin asistencia humana en un portaaviones y entra en los libros de historia

Vídeo: El drone X-47B aterriza sin asistencia humana en un portaaviones y entra en los libros de historia
La Marina de los Estados Unidos escribió ayer un nuevo capítulo en la historia de la aviación con el aterrizaje no asistido del X-47B en el portaaviones USS George H.W. Bush. Aunque su avión no tripulado ya había sido probado anteriormente en alta mar, esta fue la primera vez que un drone aterrizó en un portaaviones de forma autónoma usando cables de parada, guiándose exclusivamente con sus sistemas de vuelo y telemetría. Dado que esta machada parece que no era suficiente, después de su primer aterrizaje el X-47B despegó usando una de las catapultas del portaaviones y regresó nuevamente a la cubierta por sus propios medios.

Tradicionalmente, el aterrizaje en un portaaviones ha sido una de las maniobras más delicadas que ha realizar un piloto de combate de la Marina; ahora, esta operación puede ser ejecutada sin intervención humana por un avión completamente robotizado, dando fe de la fulgurante velocidad a la que están avanzando los UAV.

La Marina de los EEUU y Northrop Grumman llevan probando el X-47B desde febrero de 2011. La meta de este proyecto es crear un avión de combate capaz de despegar y aterrizar desde un portaaviones y que pueda funcionar en gran medida sin necesidad de que un ser humano se encuentre a sus mandos. Asumiendo que no haya retrasos en el proyecto, el X-47B entrará en servicio en el año 2019.

La Marina de EEUU quiere todoterrenos con cañones láser para derribar drones

La Marina de EEUU quiere todoterrenos con cañones láser para derribar drones
El ejército de los Estados Unidos ha gozado de una innegable ventaja táctica gracias al uso masivo de aeronaves no tripuladas o UAV, cuyo precio reducido y control a distancia permiten realizar labores de reconocimiento y misiones de ataque sin poner en peligro a sus tropas. Pero esta situación está cambiando. Cada vez son más los ejércitos de todo el mundo pertrechados con este tipo de aparatos, que amenazan con poner en peligro la superioridad del ejército de Tío Sam. Buena prueba de ello es el interés de la Marina de los EEUU para crear armas láser montadas en vehículos todoterreno para derribar drones.

Un nuevo proyecto denominado Defensa Aérea de Energía Directa en Movimiento Basada en Tierra ofrece una buena orientación del tipo de baterías anti-UAV que podríamos observar en los ejércitos del futuro. El concurso, que cuenta con una financiación de hasta 400.000 dólares para las firmas participantes, busca crear una plataforma de defensa láser capaz de disparar a máxima potencia durante 120 segundos y recargarse al 80% con 20 minutos de conexión eléctrica. El arma debería tener una potencia de al menos 25 kW, 50 kW de forma opcional.

El patrullero robot de la Marina estadounidense enseña sus dientes (con vídeo)

El patrullero robot de la Marina estadounidense enseña sus dientes (con vídeo)
Desde las nubes a las crestas de los mares, no hay escenario en el que no estén presentes los nuevos vehículos autónomos militares. Todos estamos familiarizados con el uso de pequeños aviones no tripulados como plataformas de espionaje y ataque a distancia, pero ahora la Marina estadounidense está probando también la capacidad de ataque de sus botes robot, que en el futuro serán capaces de hacer mucho más que desactivar minas y vigilar puertos.

El bote, básicamente una zodiak de 11 metros de largo armada con tecnología puntera, lleva en desarrollo varios años, pero hasta este pasado miércoles no había participado todavía en ejercicios de tiro. Durante las pruebas, el prototipo disparó seis misiles antiblindaje de precisión contra un blanco flotante usando lo que la Marina ha bautizado como Precision Engagement Module, que consta de dos lanzaderas y un equipo de montura desarrollados por el contratista israelí Rafael. El ataque se realizó de forma totalmente remota, sin que la orden de fuego se diera desde la propia embarbación.

El proyecto seguirá siendo refinado para adaptarlo a futuros botes, que podrían ser utilizados como robots de reconocimiento y patrulleras no tripuladas con capacidad de ataque. Hasta entonces, puedes ir echando un vistazo al ejercicio de tiro; a simple vista parece que los lanzamientos fueron errados, pero según la Marina es un efecto óptico y todos los misiles dieron en el blanco.

La Marina de EEUU monta escáneres láser en sus UAV para dar el alto a los piratas

Identificar un barco pirata no es tan sencillo como echarle las luces y pedir la documentación al capitán. En primer lugar porque no es práctico abordar todo buque sospechoso, y en segundo porque sus tripulantes no se han hecho famosos por sus pulcros modales y risueña actitud. Este es el motivo por el que la Marina de los Estados Unidos está actualizando sus UAV Fire Scout con escáneres láser que ayudará a las autoridades a diferenciar rápidamente entre "buenos" y "malos".

El sistema, llamado LIDAR (de Light Detection And Ranging, aunque también es conocido por las siglas LADAR) proyecta millones de pulsos láser sobre la embarcación sospechosa para crear una imagen tridimensional que después es contrastada con los modelos 3D almacenados en una base de datos. Si se sospecha que podría tratarse de un barco pirata, un operador de carne y hueso analizará en el monitor la imagen tridimensional del barco, mucho más detallada que una fotografía pixelada, y dependiendo del resultado se procederá de una forma... u otra.

SAFFiR, el robo-bombero humanoide con alma de marinero

SAFFiR, el robo-bombero humanoide con alma de marinero
Si los robots tuvieran personalidad propia, bien podríamos decir que SAFFiR tiene más agallas que toda la plantilla de Engadget junta. Este robot bípedo bautizado con las iniciales de Shipboard Autonomous Firefighting Robot, está siendo desarrollado por el Laboratorio de Investigación Naval de la Marina de los Estados Unidos, que piensa sustituir o al menos complementar sus equipos humanos de extinción de incendios con bomberos de plástico y metal.

De esta forma, SAFFiR será capaz de "desplazarse autónomamente a través de una nave, interactuar con gente y luchar contra el fuego, haciéndose cargo de muchas de las peligrosas labores que normalmente son realizadas por humanos". Su diseño básico deriva del robot CHARLI-L1 (tras el salto) creado hace unos años por el prestigioso Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (alias Virginia Tech), que ha sido actualizado con sensores avanzados de navegación, una cámara de vídeo, otra infrarroja para poder ver a través del humo, un sensor de gases y unos brazos lo suficientemente hábiles como para manipular extintores y lanzar granadas químicas anti-incendios. ¿Impresionado? Pues no te lo pierdas, porque además tiene un estómago de acero; puesto que deberá funcionar a bordo de barcos en alta mar, SAFFiR también está siendo diseñado para que pueda mantener el equilibrio "en condiciones marítimas", combinando su valor de bombero con el estoicismo de un lobo de mar.

Si todo va bien, CHARLI-L1 se enfrentará a la primera prueba sus particulares oposiciones en septiembre del año que viene, cuando deberá demostrar la valía de sus sistemas a bordo de un antiguo buque de asalto anfibio.

La Marina de EEUU prueba su último prototipo de railgun

La Marina de EEUU prueba su último prototipo de railgun
Hace cuestión de unas semanas la Marina Estadounidense consiguió salvar in extremis de la cancelación a su proyecto de cañón de riel (railgun para los fanáticos de los FPS), y ha decidido celebrarlo con fuegos artificiales. El proyecto, que contempla el desarrollo de un cañón capaz de lanzar proyectiles ingeligentes a velocidades hipersónicas mediante un campo magnético, tiene trabajando a varios contratistas de defensa en sus propios prototipos, siendo el de BAE Systems uno de los últimos en ser modernizados.

El pasado 30 de enero la compañía británica presentó su último prototipo a la Marina, que para ir caldeando el ambiente ha publicado un vídeo de este cañón de 12 metros de largo que podría instalado en buques de guerra a partir del año 2020. El condicional se debe a que ahora mismo la tecnología presenta algunos inconvenientes, como el brutal consumo energético (ya se piensa en montar gigantescas baterías en los barcos) y el desgaste del cañón, que ahora mismo quedaría totalmente inservible tras unos pocos disparos.

Tras el salto podrás lo que sucede cuando se utilizan un millón de amperios para propulsar un humilde pedazo de aluminio.

La Armada de EEUU prueba motos acuáticas robotizadas para vigilar sus buques

Saluda al próximo operativo de la saga Call of Duty. Su nombre es Blackfish, y es un robot acuático diseñado por QinetiQ para la Armada de los Estados Unidos con el propósito de vigilar barcos e instalaciones. Porque te lo creas o no, también necesitan protección. El problema con el que se ha encontrado la Marina, es que sus buques son capaces de hacer añicos cualquier posible embarcación enemiga o vehículo terrestre al alcance de sus misiles y cañones, pero sus sofisticados sensores sirven de poco frente a hombres rana y pequeñas lanchas motoras cargadas de explosivos. Basta con que se cuele uno para dejar inoperativa una de sus naves, así que hay que extremar las precauciones, que es a lo que viene Blackfish.

El vehículo, básicamente una moto de agua con la mitad superior recortada, puede navegar a un máximo de 65 km/h, y patrullaría en un futuro próximo los muelles en los que atraquen los barcos de guerra, observando las aguas para dar la voz de alarma en caso de encontrar algo extraño. Su sistema de propulsión a chorro hace que Blackfish sea relativamente inofensivo para los bañistas en comparación con las hélices de una lancha motora, pero si tuviera que repartir algo más que sustos, su diseño contempla la posibilidad de instalar sistemas de armamento no especificados. Para que luego tengas miedo de las medusas...

[Vía DangerRoom]

General Atomics avanza en su proyecto de rail gun militar (con vídeo)

Cuando General Atomics no está renovando su UAV Predator o lanzando aviones con catapultas electromagnéticas, anda ocupada con su proyecto de rail gun para la armada estadounidense. La US Navy lleva interesada en la tecnología de cañones eléctricos desde hace décadas, aunque factores como el aislamiento, la acumulación eléctrica y la aerodinámica del proyectil siguen siendo problemas. Este último punto fue resuelto hace un tiempo en colaboración con Boeing, que ayudó a General Atomics diseñando un nuevo proyectil estabilizado mediante aletas y con sabot descartable con el que consiguió unos resultados espectaculares.

Durante las pruebas, que se han hecho públicas ahora pero se realizaron en verano del año pasado, General Atomics disparó su rail gun contra una placa de acero de 3 mm, atravesándola como si fuera de papel y volando en línea recta durante siete kilómetros antes de detenerse. La velocidad obtenida fue de 1.600 m/s.

Hasta ahora se habían conseguido rail guns con una enorme energía de salida y altísimas velocidades (hasta mach 6), pero sus proyectiles, básicamente grandes pedazos de metal, tendían a voltear en pleno vuelo, perdiendo precisión rápidamente (que no es algo deseado cuando se busca un arma antiblindaje para su uso en alta mar y contra objetivos a gran distancia).

Según General Atomics, con el presupuesto adecuado podrían tener un prototipo de demostración en cuatro años, y tres años después estarían en disposición de producir un modelo para instalar en acorazados.

La Armada de EEUU pone a prueba su cañón láser

¿De verdad creías que cegar a los piratas es el único uso deseado para los rayos láser navales? Porque si es así, tal vez deberías echar un vistazo al vídeo que te traemos hoy, publicado por la Armada de los Estados Unidos. Su flamante Maritime Laser Demonstrator superó recientemente su primera prueba de fuego al inutilizar un bote real, demostrando que su láser de estado sólido de 15 kW puede funcionar "en un entorno marítimo verdaderamente serio". Anteriormente ya había sido utilizado en tierra firme, pero no es lo mismo hacer diana en posición estática que incendiar los motores de una lancha con mar revuelto y a 1,6 km de distancia. Para las pruebas, realizadas el pasado miércoles, el sistema fue instalado en el USS Paul Foster, un destructor fuera de servicio.

Aunque en estos momentos el MLD sólo puede destruir los motores de vehículos fueraborda como el del vídeo, la Armada y Northrop Grumman, el contratista de defensa a cargo del proyecto, esperan tener listos para la próxima década cañones láser de decenas de kilovatios, capaces de inutilizar no sólo barcos enemigos, sino también misiles en pleno vuelo.

Smart Fence, la valla inteligente que quiere jubilar a los vigilantes de carne y hueso

Lo último en vigilancia electrónica no tiene que ver con robosoldados ni sofisticados UAV capaces de regresar al hangar ellos solitos. En realidad, perfecciona el antiguo concepto de las verjas con sensores inteligentes, pero con un grado de sofisticación inédito. Investigadores de la Escuela de Ingeniería Viterbi de la Universidad del Sur de California han desarrollado la "Smart Fence", un grupo de sensores especiales capaces de detectar intrusos mientras descarta con increíble certeza los falsos positivos, diferenciando por ejemplo entre una persona que está subiendo una alambrada y otra que simplemente se está apoyando en ella. Para ello, se apoya en la identificación de sonidos y vibraciones.

Durante las pruebas realizadas en el Aeropuerto Internacional de Panama City, en Florida, el sistema funcionó sin vigilancia humana de ninguna clase durante 45 días, con una identificación del 100% de los "eventos de intrusión inesperados" y menos de dos falsos positivos por semana. En el periodo de pruebas varias tormentas azotaron la verja, pero aún con ello, los resultados fueron excelentes, sin que los sensores de la alambrada registraran falsos positivos ni falsos negativos. Tampoco se equivocó ni una vez a la hora de detectar la presencia de pasos humanos.

Smart Fence está siendo desarrollado principalmente con el apoyo económico de la Marina de los Estados Unidos, con el propósito de proteger aeropuertos y bases militares con el mínimo gasto en personal y mantenimiento.

[Vía PhysOrg]

La Marina de EEUU prueba su catapulta electromagnética para portaaviones

Durante más de cinco décadas, las catapultas de vapor han sido el método habitual para lanzar aviones desde las cubiertas de los portaaviones, pero no será por falta de interés en otros métodos. La Marina de los Estados Unidos ha dado prueba de ello al anunciar el primer test exitoso de su Electromagnetic Aircraft Launch System, o EMALS, que hace dos días se estrenó por todo lo alto con el lanzamiento de un F/A-18E Super Hornet pilotado, y que fue seguido por otros despegues asistidos. No vamos a aparentar que conocemos los pormenores de esta catapulta electromagnética diseñada por General Atomics (sí, los del UAV Predator) de cara a su instalación en el próximo súper-portaaviones de EEUU, pero según indican en Wired, ofrecerá importantes mejoras tanto en el tipo de aeronaves que podrán despegar y aterrizar, como en peso, mantenimiento y eficiencia.




    Noticias AOL