Skip to Content

AOL Tech

vehiculoautonomo posts

El nuevo prototipo autónomo de Renault es un spa con ruedas

El nuevo prototipo autónomo de Renault es un spa con ruedas
Tan sorprendentes como eran al principio, ya no queda ni un solo fabricante con un ápice de autoestima que no haya hecho público su propósito de lanzar un vehículo autónomo con el que eliminar el factor humano de la carretera. Esto quiere decir que hace falta algo más que un simple coche capaz de conducirse a sí mismo, y Renault, que es más francesa que los Gauloises blondes, quiere dejar huella con su prototipo eléctrico Next Two, un Zoe robotizado que no sabe muy bien si es un automóvil o un centro de relajación.

El sistema desarrollado por la firma del rombo incorpora un piloto automático basado en sensores de proximidad que se activa por debajo de los 30 kilómetros hora (la mitad que los prototipos de Audi, que funcionan a 60 km/h), eliminando de esta forma el estrés de los atascos más densos y enervantes. Esta es una característica que debe ser activada manualmente por el conductor, y es que para evitar complicaciones solo debería encenderse la autoconducción siempre y cuando estés circulando por una ruta protegida (sin peatones invadiendo la calzada, ciclistas o cambios de carril necesarios), por lo que Renault restringe su uso a vías rápidas (pese a lo cual, Renault asegura que podrías llamarlo con una app desde tu smartphone para que te esperara listo en la puerta del trabajo).

Hasta aquí, nada fuera de lo normal. Donde realmente se nota la mano francesa es en el interior del vehículo, y es que Renault quiere que te olvides de dónde estás tan pronto como se enciende el piloto automático. Una vez el conductor cede el control del vehículo, el Next Two cambia el color del HUD, lanza una descarga aromática supuestamente relajante, modifica los reglajes del asiento y comienza a darte un mensaje en la espalda. Teóricamente el conductor puede recuperar el volante con solo pulsar un botón, pero conociéndonos seguramente nos quedaríamos distendidos cual lombriz y totalmente roques...

Como con tantos otros prototipos autónomos, el de Renault todavía dista de estar en los concesionarios. La firma gala espera tener lista una versión comercial para el año 2020, y nadie nos asegura que vaya a conservar todas las características que te hemos señalado. Más motivo si cabe para que eches un vistazo al vídeo del prototipo que encontrarás tras el salto, especialmente centrado en su interacción con la nube (y no tanto en los masajes).

Nissan Leaf se convierte en el primer vehículo sin conductor en pasearse por las autopistas de Japón (vídeo)

Nissan Leaf se convierte en el primer vehículo sin conductor en pasearse por las autopistas de Japón (vídeo)
¿Montarías en un vehículo que fuera gobernado por un ordenador? ¿Y si entra en la autopista? Mientras dilucidas estas dudas te diremos que algunos ya no esperan a tu respuesta y se han puesto a llevar a cabo las primeras pruebas de automóviles sin conductor. Y nos estamos refiriendo a Nissan, que dentro de una estrategia a largo plazo en la que quiere llenar las calles de vehículos de estas características, ha sacado un pequeño Leaf de paseo y no creas que para ir al mercado de la esquina: se ha adentrado en plena autopista. Imagina la cara del resto de conductores.

En su paseo, el pequeño utilitario eléctrico se adentró en la autopista Sagami, llegó a efectuar adelantamientos a vehículos más lentos, y tras recorrer un tramo a 80 km/h, la abandonó suavemente, y todo ello en modo completamente automático. La tecnología de la casa Drive Tech que gobierna el vehículo es capaz de detectar el tráfico existente al incorporarse a la vía, así como las condiciones de la misma. Lo mejor del asunto es que el sistema aprende a medida que lo utilizas. ¿Dispuesto a darte un paseo virtual en el Leaf? Tenemos un vídeo tras el salto.

Toyota quiere lanzar automóviles autónomos y con capacidad de evasión para 2015

Toyota quiere lanzar automóviles autónomos y con capacidad de evasión para mediados de década
Hace apenas unos días pudimos realizar una toma de contacto con un prototipo de Ford que está siendo utilizado para probar un nuevo sistema de seguridad capaz de frenar el vehículo al detectar un obstáculo en la carretera e incluso de realizar maniobras evasivas automáticamente para evitar un choque. Esta tecnología, que mezcla radares con sensores de ultrasonidos y una cámara, no estará lista como mínimo hasta dentro de cinco años, pero parece que Toyota no piensa esperar hasta entonces.

El fabricante japonés ha anunciado que para el año 2015 espera lanzar en su país natal un sistema anticolisiones de similares características, pensado para avisar al conductor en caso de peligro, activar los frenos o dar un volantazo en el último instante. Lo más interesante es que, según los ingenieros de Ford, si estos sistemas no están ya a la venta no es porque la tecnología no esté a la altura, sino porque en la mayoría de los países las leyes todavía no contemplan la posibilidad de que un automóvil se conduzca solo.

En este sentid, resulta aún más interesante si cabe el detalle de que Toyota también piense lanzar su plataforma de conducción autónoma Automated Highway Driving Assist o AHDA. Los vehículos equipados con esta tecnología combinan control de crucero adaptativo-cooperativo, comunicándose con otros automóviles usando una conexión inalámbrica a 700 MHz para calcular la velocidad de marcha, y el sistema de control Lane Trace Control, que evitan una posible invasión del carril contrario mediante un radar y varias cámaras de alta resolución.

Antes de que pienses en un futuro lleno de Land Cruisers sin conductor (una idea que a priori se nos antoja ligeramente enervante), has de saber que el propósito de Toyota no es lanzar un automóvil capaz de circular por sí mismo al estilo de los Prius de Google. En lugar de ello, la compañía quiere que esta característica se utilice en situaciones concretas y de forma limitada para mejorar la seguridad en la carretera, y para tal fin comenzará a probar el sistema este 15 de octubre en la vía expresa de Shuto, situada en las proximidades de Tokio.

Nissan quiere lanzar 'múltiples vehículos' sin conductor para el año 2020

Nissan quiere lanzar 'múltiples vehículos' sin conductor para el año 2020
Google no es la única compañía que está experimentando con los vehículos autónomos. De hecho, a pesar de que los últimos rumores indican que el primer "Gcar" tendría por misión estimular el desarrollo de las tecnologías necesarias para eliminar el factor humano, Nissan ya tiene avanzados sus deberes, y tanto es así que hoy ha anunciado su propósito de lanzar sus primeros coches sin conductor para el año 2020.

Según indica Nissan, dentro de siete años lanzará un "revolucionario" sistema de conducción autónoma que será integrado en "múltiples vehículos". Esta tecnología será "comercialmente viable", lo que nos da a entender que estos primeros automóviles inteligentes no tendrán un importe solo apto para los bolsillos más pudientes. Será interesante ver si se trata de vehículos capaces de conducirse solos en cualquier circunstancia o si por el contrario sólo prescindirán de la intervención humana durante periodos concretos del recorrido, que es la técnica escogida por Volvo para sus trenes de carretera.

Google estaría trabajando en sus propios automóviles y en un servicio de taxis autónomos

Google estaría trabajando en sus propios automóviles y en un servicio de taxis autónomos
Hace unas semanas nos hicimos la pregunta: ¿sueña Google con coches eléctricos? El coloso de Mountain View lleva involucrado desde hace mucho tiempo en la industria de la automoción y Tesla Motors es una compañía lo bastante apetitosa como para ponerla en las miras de sus estrategas, pero nada impide a la compañía utilizar parte de los 54.400 millones de dólares que atesora en su "cofre de guerra" para financiar sus propios vehículos. Esto es básicamente lo que nos cuenta Amir Efrati, un antiguo periodista del Wall Street Journal bien conectado con Silicon Valley que asegura que Google está manteniendo conversaciones con algunos de los principales proveedores de componentes y tecnologías de la industria del motor para diseñar un vehículo completo.

Clearpath abre camino a los tractores robotizados con el Grizzly

Clearpath abre camino a los tractores robotizados con el Grizzly
Con un nombre tan evocador como Grizzly, es de esperar que el último robot industrial de Clearpath se sienta más cómodo correteando por el monte como un úrsido de verdad que no limpiando los suelos de tu casa cual Roomba. Este nuevo robot de cuatro ruedas ha sido creado para hacer más sencillas las labores de labriegos y técnicos forestales, ofreciendo características de auténtico todoterreno con la versatilidad de un vehículo no tripulado gracias a su conexión Ethernet. Posee un motor eléctrico de 80 caballos con el que puede alcanzar una velocidad máxima de 19 km/h, una capacidad de carga de 600 kg y un despeje de 20 cm. En otras palabras, es toda una bestia.

Por supuesto, el Grizzly cuenta con los enganches necesarios para arrastrar cargas pesadas y hasta cuenta con unas defensas metálicas frontales en caso de que algún tocón o mamífero distraído se interponga en su camino, aunque su sistema de tracción 4x4 (con ruedas de 660 x 266 mm) debería ser suficiente para evitar la mayoría de los obstáculos antes de tener que pasarles por encima. Lo que no sabemos es cuánto cuesta y cuándo estará disponible, pero estamos seguros de que Zapato Veloz estaría orgulloso.

Vídeo tras el salto.

Investigadores españoles mejoran la precisión urbana del GPS usando sensores de movimiento y abren camino a los vehículos autónomos

Los actuales sistemas de navegación GPS son más que apropiados para encontrar ese cine en el que se está proyectando la última sesión de tu película favorita o llegar a tiempo al trabajo utilizando los sistemas de alerta de tráfico, pero su precisión dista mucho de ser apta si lo que se quiere es usar la red de satélites como lazarillo para los vehículos autónomos del futuro. La triangulación WiFi arregla parcialmente este problema, pero tal vez la auténtica solución sea la que proponen científicos de la Universidad Carlos III de Madrid, que han mejorado la precisión urbana del GPS en un 90% usando sensores de movimiento similares a los que podemos encontrar en un teléfono móvil.

Complementando los datos del GPS con tres acelerómetros y otros tantos giroscopios para seguir con el máximo detalle el movimiento del vehículo, este sistema de navegación es capaz de "eliminar las desviaciones instantáneas ocasionadas por la degradación de las señales recibidas en el receptor GPS o la pérdida total o parcial de los satélites". Esto redunda a su vez en una desviación de 1 a 2 metros, cuando las pérdidas de señal pueden elevar este margen a 50 metros usando un GPS convencional.

Volvo prueba con éxito en España su tren de carretera autónomo

Volvo prueba con éxito en España su tren de carretera autónomo
Allá por el mes de enero te contamos que el proyecto SARTRE (Safe Road Trains for the Environment) estaba acercándose a su última etapa, y hoy Volvo ha comunicado que sus pruebas para crear vehículos autónomos inteligentes se encuentran a punto de concluir tras realizar 200 km en carretera con un mínimo absoluto de intervención humana. En total, Volvo ha recorrido 10.000 km desde que dio comienzo el proyecto.

El proyecto, pensado para crear auténticos trenes de carretera, con una locomotora virtual y múltiples vagones, utiliza comunicaciones inalámbricas car 2 car (C2C) para poner en fila india a múltiples vehículos que regulan de forma independiente su velocidad, distancia de seguridad y giro, "enganchándose" a un camión mediante una conexión de datos.

Durante las pruebas, realizadas por Ricardo UK Ltd, Applus+ Idiada, Tecnalia Research & Innovation, Institut für Kraftfahrzeuge Aachen, SP Technical Research Institute, Volvo Technology y Volvo Car Corporation en una autopista próxima a Barcelona y compartida con otros conductores (no tenemos más detalles sobre la situación concreta), este convoy formado por un Volvo S60, un V60 y un XC60 a modo de vagones, recorrió 200 km a una velocidad de 85 km/h manteniendo una distancia de entre 5 y 15 metros entre sí (6 metros de normal), usando cámaras y sensores de radar y láser para seguir al camión-guía de forma segura y muy eficiente. De esta forma, sería posible dejar tu coche "conectado" a un camión en ruta y dejar que él condujera por ti hasta que uno de los dos llegara a su punto de destino o separación.

Precisamente las mediciones de los consumos serán ahora objeto de los investigadores, dado que además de crear vehículos más seguros, Volvo espera con este proyecto financiado en parte por la Comisión Europea reducir el gasto de combustible en cerca del 20%.

Vídeo tras el salto.

Cadillac muestra su tecnología de conducción "manos libres" Super Cruise

Tras popularizar los sistemas de control de crucero adaptativos, de aviso de cambio de carril involuntario y de frenada de emergencia, estaba claro cual sería la próxima gran meta para los fabricantes automóviles: integrar todos ellos en un único asistente para hacer que los coches se conduzcan solos o con la mínima intervención humana posible. Volkswagen ya nos ofreció un avance bastante completo de las tecnologías con las que está trabajando en su proyecto TAP, y ahora es Cadillac la que nos muestra su "coche con conductor opcional" gracias al sistema Super Cruise.

Utilizando sensores de radar y ultrasonidos, cámaras y datos cartográficos procedentes del navegador GPS, Super Cruise es capaz de tomar curvas automáticamente (no nos preguntes la velocidad máxima; Cadillac no quiere entrar en los detalles más finos), frenar, centrar el coche en su carril y básicamente conducirse solito "bajo ciertas condiciones ópticas", en palabras de General Motors. La parte entrecomillada es importante, dado que la compañía reconoce que no siempre el funcionamiento del vehículo podrá ser autónomo, y cuando los datos recogidos por el sistema no sean fiables del todo automáticamente se avisará al conductor para que tome los mandos.

En un principio el TAP de Volkswagen parece más completo por su capacidad para reconocer señales de tráfico e incluso detectar distracciones, pero el Super Cruise de Cadillac tiene un importante atractivo: podría formar parte del equipamiento de sus modelos a mediados de esta misma década. Y no hace falta que te recordemos que ya estamos en 2012.

Tienes un vídeo demostrativo tras el salto.

Google patenta un sistema de conducción autónoma... ¿con códigos QR?

Si la idea de introducir "sonido de marcianitos" ya es motivo de escándalo para algunos, será mejor si tratamos de ahuyentar de nuestras frágiles mentes la aberrante idea de los vehículos autónomos. Aunque sólo sea para mantenerla ajena hasta que finalmente se hagan realidad, porque ya se puede considerar algo cierto que llegarán tarde o temprano.

Una de las compañías que más está trabajando en este tipo de máquinas es Google, que acaba de conseguir una patente en EEUU sobre vehículos capaces de alternar entre funcionamiento dirigido por un ser humano y un cerebro electrónico. La patente #8.078.349 describe un automóvil que ha de ser en primer lugar conducido manualmente hacia una especie de "pista de despegue", donde "un indicador de referencia" que aparece sobre la calzada misteriosamente dibujado como si fuera un código QR, sirve junto a las coordinadas GPS para permitir al vehículo conocer su situación precisa.

Los Marines prueban su (posible) mula de carga autónoma

Hay quien opina que la medalla de plata solo sirve para reconocer al perdedor más rápido. Los chicos de TORC Technology, sin embargo, finalizaron en la tercera posición el Urban Challenge 2007 organizado por DARPA, y sin embargo han sabido rentabilizar muy bien este discreto éxito. Los ingenieros del Instituto Politécnico y Universidad Estatal de Virginia (alias Virginia Tech) formaron una empresa especializada en vehículos autónomos y a radiocontrol tras recibir su medalla de bronce, y, ahora regresan a las raíces militares del Urban Challenge con el Ground Unmanned Support Surrogate o GUSS.

Esta especie de carrito de golf fue diseñado para transportar hasta 815 kg (arriba-abajo) a 8 km/h y seguir a las tropas automáticamente, empleando un transmisor de posición llamado WaySight. Por supuesto, también podrías tomar el volante y dirigirlo como si fuera un automóvil convencional, aunque es lógicamente sus posibilidades como serpa autónomo lo que ha llamado la atención del ejército de los Estados Unidos, que ya está probando cuatro prototipos entregados a los Marines para evaluar su potencial.

Vídeo: El Passat autónomo de Stanford aparca derrapando

Luces con autoencendido, lectores de señales de tráfico con control de velocidad de crucero, sistemas de prevención de accidentes... el arsenal de niñeras electrónicas de los automóviles de hoy en día es tal que amenaza con despojarlos de toda emoción, aunque si los asistentes de aparcamiento del futuro son como este desarrollado entre Volkswagen y la Universidad de Stanford, podríamos darles un pase. Alemanes y estadounidenses llevan trabajando desde hace tiempo en el Passat que en su día fue enviado a competir en el DARPA Urban Challenge 2007, y durante todos estos meses le han enseñado toda clase de nuevas maniobras, incluyendo el "aparcamiento por derrape".

Para ello, Junior, que es como se llama este Passat Variant, utiliza una mezcla de posicionamiento GPS y sensores láser, ópticos y de inercia, cuya información es combinada con una serie de complejos algoritmos. El resultado es un automóvil que no sólo puede circular sin necesidad de un humano al volante, sino que puede realizar maniobras tan arriesgadas como esta de hoy. Lógicamente no es lo mismo enseñarle a hacer esta clase de trucos entre conos y en mitad del desierto que en una ciudad con tráfico real, pero es que en cualquier caso el propósito de los ingenieros de Stanford no es sacarte las asaduras por la boca, sino aprender a controlar situaciones extraordinariamente difíciles con el hardware del prototipo actual.




    Noticias AOL