Skip to Content

AOL Tech

HEL posts

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)

Lockheed Martin derriba un cohete a 1,5 km de distancia con su láser defensivo (y hay vídeo)
Las cosas se están empezando a calentar seriamente en el desarrollo de las primeras armas láser viables. Si no hace mucho el contratista alemán Rheinmetall demostró la capacidad de su plataforma Skyguard para derribar proyectiles de mortero en pleno vuelo, sus rivales estadounidenses de Lockheed Martin sacan ahora pecho gracias a su sistema Area Defense Anti-Munitions, ADAM para los amigos, diseñado para interceptar cohetes y drones enemigos.

El dispositivo, de tipo "portátil" (básicamente un tráiler pequeño) y construido con componentes fácilmente accesibles, lleva en fase de pruebas desde el año pasado. Según Lockheed Martin, ADAM puede detectar amenazas aéreas a 5 km de distancia o más, para a continuación hacerlas estallar con la ayuda de un rayo láser de alta energía (HEL) tan pronto como entran en un radio de 2 km, aunque la demostración que podemos ver hoy se realizó a 500 metros por debajo de su alcance máximo. Por ahora no tenemos detalles sobre su puesta en funcionamiento, cadencia de fuego o posible implementación, pero estamos seguros de que ya estás deseando ver el vídeo que te dejamos tras el salto.

Rheinmetall clava todos los test de su cañón láser de 50 kW

Rheinmetall fulmina todos los test de su cañón láser de 50 kW
Sin vídeos ni más fotos que las de la propia torreta, el conglomerado alemán Rheinmetall ha anunciado que su cañón láser de 50 kW ha superado con matrícula de honor una reciente batería de pruebas. El aparato, que tuvo su bautismo de fuego en la nevada Suiza, no es en estos momentos mas que un prototipo con propósito demostrativo, guiado por un sistema de radar antiaéreo Skyguard para localizar y destruir objetos en movimiento usando múltiples haces láser combinados para concentrar su energía.

Durante las pruebas, este cañón HEL (de High Energy Laser) cortó un travesaño de acero de 15 mm de grosor a una distancia de un kilómetro y derribó varios UAV a 180 km/h situados en un radio de dos kilómetros. Su mayor demostración de fuerza, sin embargo, fue la destrucción de un proyectil de acero de 82 mm simulando un disparo de mortero, lo que deja claro el potencial como plataforma defensiva de este tipo de sistemas todavía en pañales.

Rheinmetall, naturalmente, no piensa quedarse aquí. Durante el último año la compañía ha multiplicado por cinco la potencia de su cañón láser, y para las pruebas de 2013 esperan contar con una versión de 60 kW, no sin indicar que "nada impide" un futuro sistema de 100 kW. Imaginamos que tendrán en mente derribar algo más gordo que el típico nematócero.




    Noticias AOL