Skip to Content

AOL Tech

Saturn posts

Sega vuelve al candelero con portátiles inspirados en sus míticas consolas

Sega vuelve al candelero con portátiles inspirados en sus míticas consolas
Ha llegado un punto en el que prácticamente hemos interiorizado que la mayoría de portátiles para juegos tienen irremediablemente que sufrir de ser poco agraciados estéticamente para que puedan cumplir adecuadamente su cometido (con algunas honrosas excepciones, claro está, pero pocas, al fin y al cabo). La editora de revistas de videojuegos Enterbrain quiere desterrar de una vez por todas este sentimiento y por ello se ha aliado nada más y nada menos que con Sega para dar un soplo de aire fresco -y retro- a una colección de portátiles dotándolas de carcasas inspiradas en clásicos como Mega Drive, Saturn y Dreamcast (así como un modelo genérico con la marca Sega a secas). A nivel de prestaciones, dichos equipos cuentan en su configuración base con una pantalla de 15,6 pulgadas con una resolución de 1.920 x 1.080p, procesador Intel Pentium 2020M, 4 GB de RAM, 500 GB de almacenamiento en disco duro y sistema operativo Windows 8 en su versión de 64 bits. Su llegada a los escaparates japoneses está prevista para el mes de junio, con un precio de salida que en la moneda local equivale a unos 823 euros/1.100 dólares. Mientras tanto habrá que seguir viéndolos de lejos y suspirar pensando en lo rápido que pasa el tiempo.


[Vía Eurogamer]

Saturn fallecida transformada en PC Atom de incógnito


Por el bien de su creador, esperamos que la consola *realmente* estuviera estropeada; no podemos ni pensar el tormento que podría sufrir a manos de las hordas segueras. Dicho esto, si tu Saturn ha pasado a mejor vida y deseas rendirle un homenaje, nada mejor que seguir los pasos dados por una tienda de Akihabara, donde se ha encontrado este PC escondido bajo la carcasa de la penúltima máquina de Sega. Dentro podemos encontrar un procesador Atom 330, 2 GB de RAM DDR2-800 y un disco duro de 160 GB, aunque hasta los propios periféricos han sido ampliados: el cartucho de memoria es ahora un pendrive gigantesco, mientras que el ratón Shuttle ha recibido un transplante láser. El siguiente paso, obviamente, es instalar la última versión de SSF, calzarnos nuestra gorra de Sonic y hacer como si todavía estuviéramos en 1996, cuando cuatro polígonos mal pixelados aún podían impresionarnos y eso de Sony vendiendo consolas sonaba a chorrada.

[Artículo en inglés]




    Noticias AOL