Una simple antena de televisión puede acabar con los cifrados de 256 bits

Descubren una técnica de hackeo que emplea antenas de televisión analógicas.