Skip to Content

AOL Tech

eth posts

Este cubo mecánico autoequilibrado camina y 'salta' por sí solo (vídeo)

Érase una vez un cubo distinto a los demás. Un cubo con un sueño. Un cubo que se atrevió a caminar. Su nombre era Cubli, y fue creado por investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH) que, cuando no están demasiado ocupados creando drones imposibles de derribar, ayudan a escapar a las figuras geométricas más simples de su mundanal y estática existencia.

Diseñado como un banco de pruebas para sensores, Cubli es un cubo metálico de 15 al que le ha sido conferida la capacidad de movimiento. Para ello cuenta en su interior con tres motores y otros tantos volantes de reacción, que cuando se detienen de forma brusca hacen que Cubli cambie de posición casi con violencia gracias a la fuerza centrífuga. Son pese a todo unos movimientos cuidadosamente medidos, hasta el punto de que el aparato es capaz de mantenerse en perfecto equilibrio sobre una superficie con un plano de inclinación variable. Parando un motor y luego otro, Cubli es capaz de "andar" volcándose de forma repetida sobre sus caras.

Más allá de la curiosidad que despierta en nosotros, Cubli no tiene grandes aplicaciones prácticas. Ni siquiera como cubo de compañía. Los ingenieros de la ETH creen que en el futuro su tecnología podría servir de base para crear robots capaces de explorar la superficie de otros planetas, pero por ahora deberemos conformarnos con su extraña presencia.

Este cuadricóptero inteligente sigue volando tras perder uno de sus motores (vídeo)

Todavía no sabemos cómo dará comienzo la revolución robótica que terminará con los miembros de la especie humana convertidos en resbaladizas baterías orgánicas, pero si esperabas sacudirte de encima los enjambres de cuadricópteros asesinos con un simple matamoscas, será mejor que vayas buscando algo más contundente. Investigadores de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH Zurich) están trabajando en estos momentos en un ambicioso programa con el que buscan desarrollar vehículos no tripulados más sofisticados, y su último avance en este campo es un cuadricóptero capaz de mantenerse en vuelo incluso después de perder uno de sus motores. Literalmente.

A pesar de su simplicidad mecánica y elevada maniobrabilidad, los cuadricópteros poseen algunas desventajas de difícil solución. La más notable es que, a pesar de contar con cuatro rotores, basta con que una sola de sus aspas deje de rotar para que el aparato pierda totalmente el control y se precipite contra el suelo. Los científicos de la ETH han conseguido que esto deje de ser un problema desarrollando un sistema de vuelo con unos algoritmos gracias a los cuales el cuadricóptero es capaz de regular el funcionamiento de sus tres hélices restantes para seguir en el aire y regresar a su antigua posición como si no hubiera sucedido nada. En teoría, esta especie de piloto automático podría permitir que un cuadricóptero siga funcionando incluso tras perder tres de sus cuatro rotores, haciendo posible su regreso a base sano y salvo o al menos reduciendo la posibilidad de un accidente con consecuencias fatales para el aparato. El futuro pinta maravilloso.

Robots autónomos construyen un edificio de 6 metros usando 1.500 bloques

Los escritores de ciencia ficción han asumido desde hace décadas que algún día, robots autónomos construirán nuestros hogares, y según una demostración hecha en Orleans, Francia, ese futuro no estaría muy lejos del presente. Robots aéreos no tripulados, también conocidos como UAV, construyeron un edificio de 6 metros usando 1.500 bloques. La construcción fue hecha basándose en planos muy precisos, pero los cuadricópteros tuvieron total libertad de movimiento, con independencia del control humano al ubicar cada bloque.

La estructura representa una "aldea vertical" que podría ser el hogar de unas 30.000 personas, y ahora se ha hecho en escala 1:100. El diseño proviene del trabajo de los arquitectos Fabio Gramazio y Matthias Kohler, mientras que la fabricación de los robots estuvo a cargo de un equipo dirigido por Raffaello D'Andrea, de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich.

Te recomendamos que veas el video publicado tras el salto, para admirar la extrema precisión con la que estos robots ubican cada bloque.

Robots cuadricópteros juegan a pasarse la pelota sin fallar

No nos cansamos de decirlo, estos avances en robots dan miedo. Directamente desde la famosa Escuela Politécnica Federal de Zúrich nos llega otra maravillosa combinación de cuadricópteros en la que podemos ver como uno de sus creadores se dedica a lanzarle una pelota. Como podrás imaginar, lanzar una pelota a un helicóptero de 4 hélices suena bastante raro, así que hazte una idea como tiene que ser ver a dos de ellos jugar con una pelota sin parar, y lo que es más importante, sin que se les caiga. Los investigadores simplemente catalogan la hazaña como "un experimento" así que no sabemos verdaderamente hasta donde son capaces de llegar. ¿Te imaginas una pareja de robots voladores jugando al frontón? Suena tan lejano...

Los mandos sin llave de los vehículos, pasto fácil para hackers

No parece que te descubramos nada nuevo si te decimos que los mandos sin llave de tu automóvil son fácilmente hackeables ¿verdad? Pues bien, ahora lo sabemos de forma empírica, y es que el profesor Srdjan Capkun de la universidad ETH de Zurich, movido por la curiosidad, ha llevado a cabo un experimento con resultados demoledores.

Resulta que el docente se ha propuesto superar las medidas de seguridad de las llaves de 10 modelos en el mercado y todos ellos han sido hackeados. La clave reside en el propio método de funcionamiento de estos mandos de acceso: emplean una señal que se activa cuando la persona está a cierta distancia del vehículo. El profesor logró extender dicha señal empleando antenas que actuaban como repetidores, con lo que la llave se activaba a mayor distancia.

Para el experimento fueron necesarias dos antenas: una pegada al vehículo y otra a mayor distancia, con las que se lograba robar un vehículo sin causar un solo arañazo. Tienes todos los detalles del experimento haciendo clic en Leer. Avisado quedas...

[Vía CNET]

Echo, un cuadricóptero pianista dispuesto a felicitarte las fiestas (¡en vídeo!)

¿Recuerdas la Flying Machine Arena de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH por sus siglas en alemán)? Pues resulta que tras sorprendernos con un buen surtido de acrobacias, uno de los integrantes de su simpático escuadrón de cuadricópteros inteligentes, apodado Echo, ha decidido obsequiarnos con un pequeño concierto con motivo de las fiestas que se avecinan. La hazaña ha sido posible gracias al uso de un suplemento que hace las veces de falange de nuestro inesperado pianista, un teclado electrónico Yamaha, mucha paciencia y algunas horas de trabajo. El resultado –y la prueba fehaciente de que la historia tiene su dificultad- te espera tras la pausa a modo de vídeo. ¡No te lo pierdas!

Cuadricópteros suizos aprenden a botar pelotas de ping pong en el aire

Hoy hace malabares con pelotas de ping pong; mañana serán los sensores ópticos de sus adversarios. Científicos de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (ETH por sus siglas en alemán) han desarrollado lo que denominan la Flying Machine Arena, una especie de campo de juegos para que cuadricópteros inteligentes aprendan a atrapar pequeñas pelotitas al vuelo y lanzarlas de nuevo al aire, repitiendo la operación hasta que pierden el pulso. Por ahora la cosa parece ir bastante bien, y aunque en el juego sólo interviene un cuadricóptero por turno, no cuesta imaginarnos una futura Cúpula del Trueno con robots voladores. Dos entran... ¡Uno sale!




    Noticias AOL