Skip to Content

AOL Tech

impresion 3d posts

Filadelfia prohíbe oficialmente fabricar armas impresas en 3D

Filadelfia prohíbe oficialmente fabricar armas impresas en 3D
Una de las grandes ventajas de la impresión en 3D que han disparado sin duda su popularidad reside en la capacidad de imprimir prácticamente cualquier cosa y materializar de esta manera los sueños de un espíritu creativo. Lo que sucede es que en ocasiones, esta creatividad se puede ir de las manos y rozar peligrosamente el delito. ¿Y si lo que se imprime es un arma que puede acabar con la vida de personas? No hizo falta esperar mucho para descubrirlo y Liberator irrumpió con fuerza entre nosotros: un arma impresa en 3D que, como quedó patente, funcionaba. Las autoridades siempre llegan con retraso en la aplicación de normativas cuando toca a nuevas tecnologías, y en este caso sucedió lo mismo.

Han pasado meses desde que vimos la primera pistola impresa en 3D dispararse, pero por fin alguien ha decidido regular sobre su fabricación. El ayuntamiento de Filadelfia se ha convertido, de esta manera, en el primero en prohibir la fabricación de armas en 3D dentro de su municipio. La decisión no ha llegado impulsada por un incremento de crímenes relacionados con este asunto, sino que se trata de una medida preventiva. Suponemos que en cuestión de meses o incluso semanas, seremos testigos de una cascada de ayuntamientos que sigan el ejemplo.

[Vía Gizmodo]

La Agencia Espacial Europea quiere colonizar la Luna con chalets impresos en 3D

La Agencia Espacial Europea quiere colonizar la Luna con chalets impresos en 3D
El 1972 el hombre pisó la superficie lunar por última vez. Si desde entonces no hemos regresado a nuestro satélite ha sido principalmente por una clamorosa falta de interés, pero si algún día decidiéramos establecer una base en la Luna, necesitaríamos algo más que simple determinación. La limitada carga de los cohetes especiales hacen imposible transportar grandes estructuras como las que serían necesarias para levantar la primera embajada terrícola en suelo selenita, y dado que tampoco sería fácil llevar veinte palés de ladrillos y una hormigonera, la Agencia Espacial Europea ha pensado en utilizar el propio polvo lunar como material de construcción.

En asociación con la firma de arquitectura británica Foster + Partners, la ESA está estudiando el uso de impresoras 3D capaces de utilizar el polvo lunar para formar bloques de construcción huecos, de gran resistencia y al mismo tiempo relativamente ligeros. Los primeros ensayos con una impresora comercial D-Shape parecen prometedores, con una capacidad de construcción de dos metros a la hora, pero la ESA espera incrementar su velocidad hasta poder crear un "edificio completo" en sólo una semana. Luego llegará lo complicado de verdad: encontrar el hueco para el spa.

Cubify te deja disfrazar e imprimir en 3D tu propio Androide de juguete

Cubify te deja disfrazar e imprimir en 3D tu propio Androide de juguete
Los geeks también juegan con coleccionan muñequitos. Basta con echar un vistazo a las estanterías de Engadget para saber que la edad no tiene nada que ver con la afición a las figuritas a escala, y el servicio de impresión 3D Cubify quiere ganarse el amor (y el dinero) de los fans de Android con sus Bugdroids, versiones personalizables de la mascota del sistema operativo de Google.

El configurador online de Cubify permite a los usuarios cambiarles de color, añadir múltiples accesorios (desde coronas y escudos a bigotazos y corbatas) y escoger en el último paso el tamaño de impresión: 6,3, 7,6 u 8,9 cm. Si estás cansado del típico robotito verde de Google, tu Bugdroid con lacitos te saldrá por 30, 35 o 40 dólares dependiendo del tamaño.

[Vía Cubify Blog)]

Onyx Ashanti se convierte en el primer gusiluz-orquesta gracias a su controlador BeatJazz

Onyx Ashanti se convierte en el primer gusiluz-orquesta gracias a su controlador BeatJazz
El advenimiento de las impresoras 3D para el gran público no solo va a conseguir revolucionar la robótica y la medicina, sino también la creación de los más inverosímiles instrumentos musicales. Onyx Ashanti, luthier de la era digital, está totalmente metido en estos momentos en el desarrollo de una especie de orquesta electrónica controlada mediante un software propio bautizado como BeatJazz y un controlador impresor capaz de recibir órdenes desde la boca y las manos.

En los labios se sitúa un aparato capaz de registrar la voz del usuario y su aliento, mientras que los controles de las manos albergan acelerómetros, joysticks y botones con sensores de presión, que con algo de maña contribuyen a crear extrañas atmósferas sonoras a medio camino entre Aphex Twin y un lémur jugando con un sable láser. Ashanti indica que todavía tiene mucho trabajo por hacer antes de liberar el software, pero si lo deseas, puedes echar un vistazo a su rave unipersonal tras el salto.

Fraunhofer crea una araña robot imprimible para explorar zonas contaminadas y hacerte compañía en los días de lluvia

Tranquilo, ya no hace falta que siga buscando en internet los planos para crear una cascada de resonancia y conseguir tu propio headcrab asilvestrado. Los ingeniosos chicos del Instituto de Ingeniería Productiva y Automatización de Fraunhofer-Gesellschaft han desarrollado un pequeño robot-araña de muy bajo coste pensado para ser utilizado en situaciones de emergencia, transportando cámaras y equipos de medición a zonas con un riesgo químico demasiado elevado para ser exploradas por seres humanos.

El autómata ha sido creado con una impresora 3D usando el proceso de sinterización, básicamente deposita de forma ordenada sucesivas capas de un fino polvo que es fundido por un rayo láser dando forma a sus componentes, desde el propio cuerpo a las patitas neumáticas articuladas. Como buen arácnido, el robot posee ocho extremidades, cuatro para caminar, y otras cuatro que le ayudan a salvar posibles obstáculos, e incluso puede saltar usando un pequeño compresor. Nada sabemos sobre sus posibles planes de producción, pero aparentemente, la idea es que sean tan baratos como para convertirlos en robots de usar y tirar.

Olly, un nuevo aromatizador USB para que "huelas" internet (si te atreves)

Internet tiene que estar forzosamente a la cola de los sitios en los que nos gustaría meter la nariz. Tal vez es porque llevamos demasiado tiempo en ella y conocemos la purulenta maldad que se desliza acechante en sus cloacas, pero ni siquiera los horrores de esos oscuros rincones de la red de redes han detenido a Mint Digital, creadores de Olly, un nuevo aromatizador USB que desea hacer que olisquees tu carpeta de favoritos. Tan grotesco o delicioso como pueda ser eso.

La máquina en cuestión ha sido diseñada de forma que puedes crear tu propia réplica en casa usando una impresora 3D, e introduciendo en su bandeja una muestra de los aromas que quieras transmitir; puedes apilar tantos Ollys como olores desees, y usando un software especial, Olly se encargarán de darte una vaporada acordemente al contenido en pantalla. Esperamos que pases tus días buscando recetas de pastelería o ampliando tus conocimientos de floricultura en la Wikipedia...

[Vía Mint Digital]

Roland iModela, una impresora 3D supercompacta y de precio razonable

Aunque seguro que Roland te suena por sus pianos y sintetizadores, el fabricante japonés de instrumentos musicales también coquetea desde hace tiempo con las impresoras 3D profesionales, por regla general, grandes y carísimas máquinas destinadas a empresas que necesitan tener rápidamente prototipos de piezas "palpables" para comprobar ajustes y proporciones. Su nuevo iModela iM-01, sin embargo, es algo totalmente nuevo, dado que está dirigida al consumidor de a pie, y forma parte de una pequeña avalancha de modelos domésticos con los que la impresión 3D quiere pasar a formar parte de nuestras vidas igual que en su día lo hicieron el láser y la inyección de tinta.

Lanzada por Roland DG, filial del fabricante japonés especializada en este tipo de máquinas, la iModela destaca en primer lugar por sus dimensiones, dado que ocupa 214 x 200 x 205 mm, y se puede plegar en un maletín para su transporte (apenas pesa 1,7 kg). A diferencia de los modelos de sinterizado, que usan una especie de cemento en polvo que la máquina se encarga de solidificar, este modelo usa una cuchilla para moldear pequeños bloques de resina acrílica, con una superficie de trabajo máxima de 86 x 55 x 26 mm. No podrá imprimirte un coche cuando pinches el tuyo, pero si eres apañado tal vez puedas crear una tapa de repuesto para la batería del móvil o crear tus propios llaveros.

Roland, que ya piensa en ofrecer descargas con modelos para colgantes y monigotes de todo tipo tanto gratuitos, como de pago, acompañará su impresora "junior" con un sencillo paquete de software de modelado e impresión, por ahora, sólo compatible con Windows. El precio de la iModela iM-01 será de 78.750 yenes, 765 euros/1.030 dólares al cambio.

[Vía Engadget Japón]

La Universidad de Southampton echa a volar un avión impreso en 3D

Una de las cosas más interesante de las tecnologías de impresión 3D, es que no dejan de evolucionar ni por un segundo. Hace unos pocos años los procesos de sinterizado rápido y moldeado por aguja sólo estaban al alcance de profesionales, y aunque los costes siguen siendo prohibitivos para el común de los mortales, cada vez vamos viendo cosas más interesantes. Echa un vistazo por ejemplo a este interesante avioncito, creado en una semana por la Universidad de Southampton (Inglaterra) usando capas superdelgadas de polvo de acero, plástico y titanio solidificadas con láser. Seguro que los aficionados al aeromodelismo ya están salivando pensando en la oportunidad de crear sus propios recambios... no digamos ya bajar un avión de internet.

Airbike, una bicicleta impresa en 3D con nylon

Durante los últimos meses hemos visto algún que otro interesante proyecto relacionado con la impresión 3D, pero ninguno se acerca por escala y complejidad a la Airbike de EADS. La compañía aeronáutica ha creado esta bicicleta a partir de capas de polvo de nylon, usando un proceso de capas similar a la impresión 3D convencional, aunque con el beneficio de utilizar sinterización por láser para reforzar la estructura. De esta forma, se consiguen partes hasta un 65% más ligeras, pero con la misma resistencia, lo que lógicamente ha despertado el interés de Airbus. Dales tiempo, y en poco podrás imprimir tu propio Aviocar.




    Noticias AOL