Skip to Content

AOL Tech

impresora 3D posts

MakerBot lanza una app iOS para que navegues entre los proyectos de impresión 3D en Thingiverse sobre la marcha

MakerBot lanza una app iOS para que navegues entre los proyectos de impresión 3D en Thingiverse sobre la marcha
Está claro: para conocer nuevas ideas y valorarlas en el terreno de la impresión 3D no siempre tienes que estar delante de la pantalla de un ordenador en tu despacho ¿y si te apetece echar un ojillo mientras esperas a que te atiendan en la consulta del médico? Algo así han debido pensar en MakerBot, que acaban de crear una aplicación iOS para tus diseños en Thingiverse, la mayor comunidad virtual de proyectos para la impresión en 3D. Esta app gratuita permite a los usuarios navegar por las creaciones más populares, las más recientes y también podrás hacer clic en 'me gusta' en los proyectos que más te llamen la atención y separar los que más te interesen para verlos con calma más adelante.

Tal y como cabe esperar, podrás compartir lo que más te guste con diversas redes sociales e incluso podrás subir tus propias fotos para escrutinio de la comunidad. La app es gratuita y está disponible desde ya en equipos con iOS 6 o superior.

Zeus, una copiadora multifunción con impresora 3D, escáner y fax que aterriza en Kickstarter

Zeus, una copiadora multifunción con impresora 3D, escáner y fax aterriza en Kickstarter
Lo bueno de los proyectos financiados mediante crowdfunding es que no conocen ni limitaciones ni fronteras. El techo está en la imaginación del promotor, y si consigue seducir a los asiduos de páginas como Kickstarter, el proyecto ve luz verde y se materializa. Pues bien, a AIO Robotics se le ha ocurrido que sería una buena idea presentar un producto multifunción, que combinara una impresora 3D, fax y escáner en un sólo dispositivo que ha sido bautizado como Zeus 3D.

Si bien el producto fue presentado el mes pasado, acaba de entrar triunfalmente en Kickstarter a un precio de 2.500 dólares (unos 1.890 euros al cambio). Zeus 3D promete facilitar el proceso de imprimir en 3D y escanear documentos, haciendo que compartir la información sea un juego de niños gracias a un panel táctil. Lo de "juego de niños" es literal, y en el propio vídeo promocional de la campaña aparece un niño manejando como si nada el equipo. ¿Te sobran algunos ahorros y te seduce la idea? La tienes a un clic de distancia.

MakerBot y Stratasys se unen y prometen "máxima velocidad" en impresión 3D

MakerBot y Stratasys se unen y prometen
Hace unos meses supimos que Stratasys planeaba adquirir MakerBot, una firma especializada en la impresión en 3D, pues bien, el matrimonio es ya oficial. Según los términos del acuerdo de fusión, ambas firmas intercambiarán hasta 4,7 millones de acciones por el 100% del capital de MakerBot. En lo que toca a cada uno de los intervinientes, Stratasys es una firma conocida en el ámbito de la impresión industrial y creación de prototipos para diseñadores e ingenieros, mientras que MakerBot tiene los pies más asentados en el mercado de consumo.

De hecho, este fabricante ha vendido más de 22.000 impresoras 3D desde 2009. En este sentido, el fundador de CEO de MakerBot, Bre Pettis, afirmó en un comunicado que están "emocionados por el futuro" y prometen "máxima velocidad" en el desarrollo de la impresión 3D.

iRobot solicita la patente de una impresora 3D todo-en-uno para rematar aún mejor sus creaciones

iRobot solicita la patente de una impresora 3D todo-en-uno para rematar aún mejor sus creaciones
Aunque a veces nos pueda costar recordarlo, el catálogo de iRobot va mucho más allá de un mero batallón de autómatas obsesionado con las manchas y prueba de ello es la última patente solicitada por la marca. Pese a que la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos aún no ha dado su visto bueno a dicha petición, te vamos adelantando que la compañía describe en este documento una especie de impresora 3D todo-en-uno que una vez creado el objeto, se encargaría de rematar sus bordes y terminar de procesarlo sin que tenga que intervenir un humano para dar los últimos retoques. Por poner un ejemplo un poco más claro, si has visto alguna vez un equipo de este tipo en acción, sabrás que la mayoría de las veces, el objeto recién impreso reposa en una especie de soporte y algunos de sus bordes necesitan ser pulidos un poco más; pues bien, nuestro protagonista podría ocuparse él solito de realizar estas tareas y hasta unir automáticamente las piezas que así lo precisen. En definitiva, que de llegar a buen puerto esta iniciativa, los próximos diseños del fabricante caaasi podrían saltar directamente a la acción tan pronto como salieran del horno. No sabemos a qué sentimiento hacer más caso ahora mismo, si a la impaciencia... o directamente al miedo.

[Vía Adafruit]

Nanos y micros

Nanos y micros es un recopilatorio semanal en el que recogemos esas noticias pequeñas y curiosas que se escaparon durante la semana y que ahora te traemos para que no pierdas el hilo de la actualidad tecnológica.

Nanos y micros, primera edición

Pi-to-Go: un Raspberry Pi con pantalla y teclado integrados en una caja creada por una impresora en 3D

Pi-to-Go: un Raspberry Pi con pantalla y teclado integrados en una caja creada por una impresora en 3D
Nathan Morgan despertó un día con una gran idea ¿Por qué no hacer algo diferente en su vida? Tras esta reflexión, miró de reojo a su adorada Raspberry Pi y decidió que podría transformarla en una consola con todas las letras. ¿Crees que el reto es difícil? Pues no creas que para nuestro protagonista. Nathan había ideado el Pi-to-Go, una nueva consola basada en el célebre mini ordenador.

La idea consistía en crear una caja creada con una impresora 3D e integrar en ella un Raspberry Pi, una pantalla LCD de 640 x 480 y un teclado QWERTY con touchpad integrado. Nuestro hombre completó el conjunto con un SSD de 64 GB de Samsung, una batería recargable que permite hasta 10 horas de uso, una tarjeta SD de 4 GB y soporte para WiFi y Bluetooth. Morgan decidió además compartir su aventura con la comunidad publicando las instrucciones paso a paso, los ficheros necesarios para la impresión en 3D y concluyendo con que el conjunto cuesta menos de 400 dólares (poco más de 300 euros).

Si quieres conocer en detalle esta apasionante aventura, no dudes en hacer clic en Leer.

Una impresora 3D híbrida podría revolucionar el futuro de los implantes de cartílago

Una impresora 3D híbrida podría revolucionar el futuro de los implantes de cartílago
Hablar de impresoras 3D implica en la mayoría de ocasiones acabar aludiendo a figuritas que saquen a relucir nuestro lado más geek, pero esta tecnología también puede tener una vertiente mucho más práctica. El Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa de Carolina del Norte anda analizando una técnica que permitiría crear implantes de cartílago de una manera mucho más sencilla, al unir un gel natural con un polímero de tipo poroso. De este modo, los investigadores han conseguido no sólo que la pieza estimule la regeneración celular tanto por sus alrededores como en su interior, sino también que el resultado sea lo suficiente duradero como para resistir el trote diario. Por ahora las pruebas sólo se han llevado a cabo en el laboratorio, pero sus responsables confían en que llegará el día en que un simple escáner de la articulación dañada sirva para crear el implante que mejor se adapte a las necesidades del paciente, favoreciendo una recuperación casi total y, lo que es mejor, mucho más rápida que con el método tradicional.

[Vía Gizmag]

Cubify te deja disfrazar e imprimir en 3D tu propio Androide de juguete

Cubify te deja disfrazar e imprimir en 3D tu propio Androide de juguete
Los geeks también juegan con coleccionan muñequitos. Basta con echar un vistazo a las estanterías de Engadget para saber que la edad no tiene nada que ver con la afición a las figuritas a escala, y el servicio de impresión 3D Cubify quiere ganarse el amor (y el dinero) de los fans de Android con sus Bugdroids, versiones personalizables de la mascota del sistema operativo de Google.

El configurador online de Cubify permite a los usuarios cambiarles de color, añadir múltiples accesorios (desde coronas y escudos a bigotazos y corbatas) y escoger en el último paso el tamaño de impresión: 6,3, 7,6 u 8,9 cm. Si estás cansado del típico robotito verde de Google, tu Bugdroid con lacitos te saldrá por 30, 35 o 40 dólares dependiendo del tamaño.

[Vía Cubify Blog)]

FormLabs promete fabricar una impresora 3D 'económica'

FormLabs promete fabricar una impresora 3D 'económica'
Aunque las impresoras 3D todavía se vean como objetos de una película de ciencia ficción, la realidad es que ya existen muchos modelos. El problema es que todavía no podemos encontrar ninguno que ofrecezca una elevada precisión a un precio asequible. La gente de Formlabs espera cambiar esto con las FORM 1, unas impresoras que usan un método denominado estereolitografía que consiste en disparar un láser contra una resina que se solidifica con un tipo de luz específica. De esta manera es posible crear objetos con extrema precisión, pero hasta ahora, a un precio muy elevado.

Formlabs fue fundada por ex-estudiantes del MIT que han invertido más de un año desarrollando el producto. Según los responsables del proyecto, la impresora FORM 1 puede formar capas con una exactitud de 25 micrones, o un 75% más finas que las de los productos creados con la Replicator 2.

La idea es interesante y el diseño del dispositivo atractivo, con una base metálica y un plástico transparente anaranjado que llama mucho la atención. Eso sí, debemos aclarar que todavía no ha sido establecido el precio exacto del producto, pero basándonos en los fondos recaudados en Kickstarter (más de 250.000 dólares en menos de un día) pensamos que será de alrededor de 2.500 dólares. Pensarás que eso no es económico, pero para una impresora 3D con la exactitud de la FORM 1 sí que lo es.

No te pierdas el video tras el salto, donde se explica el funcionamiento del dispositivo.

MakerBot anuncia las impresoras 3D Replicator 2 y 2X

Una de las tecnologías que más rápido está evolucionando es la de las impresoras 3D, con la Replicator de MakerBot a la cabeza. La segunda generación de esa popular impresora acaba de ser anunciada y nos sorprende con importantes novedades, como creaciones un 37 por ciento más grandes que las de la Replicator original (28,5 x 15,5 x 15,2 cm) y un cuerpo de idéntico tamaño a la original pero realizado ahora en acero y PVC en lugar de madera. Los extrusores fueron diseñados para el uso de un material llamado MakerBot PLA, que se trata de una especie de plástico de maíz que no se expande ni contrae con los cambios de temperatura. Las MakerBot 2 y 2X tienen una resolución de 100 micrones a comparación de los 270 micrones de su hermana mayor.

La gran diferencia entre las dos impresoras son los extrusores, porque mientras la MakerBot 2 incluye solamente uno, la 2X puede adquirirse con dos extrusores para imprimir objetos con mayor velocidad. El precio de la primera es de 2.199 dólares y la segunda se vende por 2.799 dólares. Debes saber que aunque ya pueden ser reservadas desde el sitio de MakerBot, los envíos no empezarán hasta dentro de cuatro a seis semanas.

La impresora 3D TangiBot desafía a la Replicator de MakerBot y levanta la polémica

¿Resulta lícito clonar un proyecto de código abierto? Esta es la inevitable pregunta que despierta la TangiBot, una impresora 3D muy similar a la Replicator de MakerBot que ha aparecido por mucho menos dinero en KickStarter. La persona tras este dispositivo que ya ha levantado polémica es Matt Strong, un individuo que admite haber obtenido toda la información necesaria del proyecto de código abierto de MakerBot y que ofrece vender este Judas por algo así como un 33% menos dinero que el original, debido a que se fabricará en China. Eso sí, aclara que para evitar problemas legales ha eliminado cualquier referencia directa al Replicator en su página de KickStarter.

Como era de esperarse, la comunidad de impresoras 3D open source ha puesto un grito en el cielo, diciendo que Matt pretende apropiarse del esfuerzo de otros y no contribuir en nada al desarrollo del proyecto. Por otro lado, algunas personas opinan el precio de la TangiBot ya supone una ayuda significativa para los usuarios que no pueden pagar el producto original. La TangiBot se vendería por 1.200 dólares, lo que supone una diferencia sustancial con respecto a los 1.800 del Replicator.

Por ahora Matt ha conseguido recaudar unos 30.000 dólares de los 500.000 requeridos para iniciar la producción de su impresora, y con 14 días por delante tiene tiempo suficiente para conseguir los fondos necesarios si la comunidad open source no consigue poner trabas al asunto.

Stone Spray, la impresora 3D robótica que aspira a construir auténticos castillos... de arena

Stone Spray, la impresora 3D robótica que aspira a construir auténticos castillos de arena
Casi parece natural que ahora que las impresoras 3D están dando sus primeros pasos firmes, tengan pasatiempos tan infantiles como hacer castillos de arena. Aunque a decir verdad, el proyecto Stone Spray va mucho más lejos, dado que aunque por el momento solo puede realizar pequeñas esculturas, sus creadores están imaginando su posible futuro como obrero de la construcción.

Este robot experimental desarrollado por los arquitectos Petr Novikov, Inder Shergill y Anna Kulik en colaboración con el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña y Fab Lab Bcn explora las posibilidades de la fabricación aditiva, que en este caso se consigue mezclando la arena de la playa con un compuesto ecológico que liga los gránulos para formar una especie de mortero que posteriormente es pulverizado. De esta forma, Stone Spray consigue crear pequeñas esculturas de aspecto coralino formadas por arcos y columnas, que pueden ser construidas desde cero o utilizando pequeñas mallas metálicas a modo de estructura interna.

Según sus creadores, Stone Spray consume tan poca energía que hasta podría funcionar con paneles solares, haciendo de la playa prácticamente su hábitat natural. Si quieres comprobar su funcionamiento (y echar un vistazo a algunas de sus obras) tienes un vídeo demostrativo a continuación.

Onyx Ashanti se convierte en el primer gusiluz-orquesta gracias a su controlador BeatJazz

Onyx Ashanti se convierte en el primer gusiluz-orquesta gracias a su controlador BeatJazz
El advenimiento de las impresoras 3D para el gran público no solo va a conseguir revolucionar la robótica y la medicina, sino también la creación de los más inverosímiles instrumentos musicales. Onyx Ashanti, luthier de la era digital, está totalmente metido en estos momentos en el desarrollo de una especie de orquesta electrónica controlada mediante un software propio bautizado como BeatJazz y un controlador impresor capaz de recibir órdenes desde la boca y las manos.

En los labios se sitúa un aparato capaz de registrar la voz del usuario y su aliento, mientras que los controles de las manos albergan acelerómetros, joysticks y botones con sensores de presión, que con algo de maña contribuyen a crear extrañas atmósferas sonoras a medio camino entre Aphex Twin y un lémur jugando con un sable láser. Ashanti indica que todavía tiene mucho trabajo por hacer antes de liberar el software, pero si lo deseas, puedes echar un vistazo a su rave unipersonal tras el salto.

Cube: La impresora 3D de Cubify ya a la venta por 1.299 dólares

Finalmente, la impresora 3D de Cubify ya está disponible para todo aquel que esté interesado en dar vida a sus modelados tridimensionales. Y es que Cube ya aparece en la web del fabricante lista para ser reservada, un proceso que te obligará a desembolsar la cantidad de 1.299 dólares y con la que, además de la impresora, obtendrás un cartucho de color verde neón (disponible en otros colores por 50 dólares cada uno) para comenzar a imprimir esas figuritas 3D que habías guardado con tanto cariño. El fabricante cree que el lanzamiento oficial del producto estará listo para el 25 de mayo, por lo que es posible que las primeras reservas comiencen a recibir el producto ese mismo día. Evidentemente no es la impresora de billetes de 500 euros que todos estamos esperando, pero no deja de ser un buen comienzo.

[Vía Tech.li]

Fraunhofer crea una araña robot imprimible para explorar zonas contaminadas y hacerte compañía en los días de lluvia

Tranquilo, ya no hace falta que siga buscando en internet los planos para crear una cascada de resonancia y conseguir tu propio headcrab asilvestrado. Los ingeniosos chicos del Instituto de Ingeniería Productiva y Automatización de Fraunhofer-Gesellschaft han desarrollado un pequeño robot-araña de muy bajo coste pensado para ser utilizado en situaciones de emergencia, transportando cámaras y equipos de medición a zonas con un riesgo químico demasiado elevado para ser exploradas por seres humanos.

El autómata ha sido creado con una impresora 3D usando el proceso de sinterización, básicamente deposita de forma ordenada sucesivas capas de un fino polvo que es fundido por un rayo láser dando forma a sus componentes, desde el propio cuerpo a las patitas neumáticas articuladas. Como buen arácnido, el robot posee ocho extremidades, cuatro para caminar, y otras cuatro que le ayudan a salvar posibles obstáculos, e incluso puede saltar usando un pequeño compresor. Nada sabemos sobre sus posibles planes de producción, pero aparentemente, la idea es que sean tan baratos como para convertirlos en robots de usar y tirar.




Noticias AOL